La Eucaristía, fuente de comunión

Carta del
Card. D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

ricardo blazquez perez

En la plegaria eucarística II del Misal Romano ora el sacerdote después de la consagración: «Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo congregue en la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo». Esta plegaria está en gran parte tomada de la primera anáfora escrita, la de San Hipólito de Roma, a comienzos del siglo III.

La oración citada es una epíclesis sobre los comulgantes; se pide a Dios Padre que por el Espíritu Santo unifique a cuantos participan del Cuerpo de Jesucristo. Orando expresamos la fe.

Tres sentidos del “Cuerpo de Cristo”

La íntima conexión entre la actualización sacramental de la muerte y resurrección de Jesucristo en la celebración eucarística, la manducación del Cuerpo del Señor en la Cena santa y la unidad de la Iglesia y de los cristianos se comprende a la luz de los significados que tiene la expresión Cuerpo de Cristo en el Nuevo Testamento. Posee tres sentidos: Cuerpo personal de Jesús, Cuerpo sacramental y Cuerpo de la Iglesia. Las tres denominaciones se relacionan entre sí y nos muestran la riqueza de la expresión Cuerpo de Cristo, muy frecuente en Pablo.

El cuerpo de Cristo entregado se ofrece a los comensales en el pan y en el vino, en la cena de despedida. De esta manera el Cuerpo de Cristo es de orden sacramental. El cuerpo personal de Jesús crucificado y resucitado se identifica con el pan comido en la Eucaristía; es el Cuerpo sacramental del Señor. «El cáliz de bendición que bendecimos, ¿no es comunión de la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión del cuerpo de Cristo? Porque el pan es uno, nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo, pues todos comemos del mismo pan» (1 Cor. 10, 16-17).

Es un texto denso y rico. Comulgamos el Cuerpo de Cristo, y mediante la comunión los participantes se unen a Cristo y entre ellos. Cuerpo de Cristo es tanto el pan donde se entrega Jesús como la comunidad de los comulgantes. Podemos, consiguientemente, afirmar que la Eucaristía es el sacramento de la unidad de la Iglesia. Con la imagen del pan, que antes fue muchos granos de trigo, molidos y hechos harina, se significa la unidad de muchos miembros en el cuerpo de Cristo. Todos los que formamos la Iglesia somos un cuerpo; la Iglesia es el cuerpo de Cristo. No se puede separar el Cuerpo personal de Jesús, el Cuerpo sacramental y el Cuerpo de Jesús en sentido eclesial. Están las tres significaciones íntimamente unidas, enriqueciéndose mutuamente.

La fraternidad de los cristianos comulgantes viene exigida por la misma participación del Cuerpo del Señor. La Eucaristía está en el corazón de la Iglesia; la Iglesia celebra la Eucaristía y la Eucaristía hace a la Iglesia.

En todo caso, no se puede olvidar la originalidad del cuerpo eclesial, que es el cuerpo en Cristo o de Cristo.

Vivir como hermanos en la unidad de la Iglesia

Pablo en la carta primera a los corintios hace un repaso de cómo transcurren las reuniones comunitarias. En relación con la celebración de la Cena del Señor, suponiendo una comida que precedía a la Eucaristía propiamente dicha, les corrige en estos términos: «Cuando se reúne vuestra asamblea hay divisiones entre vosotros» (1 Cor. 11, 8). «Cuando os reunís en comunidad, eso no es comer la Cena del Señor, pues cada uno se adelanta a comer su propia cena, y mientras uno pasa hambre, el otro está borracho» (Ib. 20s.).

Mateo identifica a Jesús con los pobres y necesitados (cf. Mt. 25, 31): «Cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (v. 40, cf. v. 45). En una especie de profecía moral sobre el juicio último, el Juez adelanta el cuestionario para el examen definitivo. Jesús se identifica con los hambrientos, sedientos, forasteros, desnudos y enfermos; en ellos es cuidado o desatendido.

San Agustín, en el Sermón en la fiesta de la Ascensión del Señor, afirma: «Él ya fue exaltado sobre los cielos; pero sigue padeciendo en la tierra todos los trabajos que nosotros, que somos sus miembros, experimentamos. De lo que dio testimonio cuando exclamó: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Así como: Tuve hambre, y me disteis de comer». Y en otro momento, escribe: «Fijaos en los que tienen hambre, en los que están desnudos, en los necesitados de todo, en los peregrinos, en los que están presos. La cabeza, cristo, está en los cielos, pero tiene en la tierra sus miembros. Que el miembro de Cristo dé al miembro de Cristo; que el que tiene dé al que necesita. Miembro eres tú de Cristo y tienes que dar, miembro eres de Cristo y tienes que recibir».

La expresión Cuerpo de Cristo cubre, como hemos visto, tres significados en las cartas de Pablo. Cuerpo de Cristo es el Hijo de Dios encarnado, crucificado y resucitado. Es el nuevo Adán, principio de una humanidad nueva. El Hijo de Dios con su encarnación se ha unido en cierto modo con todo hombre (cf. Gaudium et Spes 22). Cuerpo de Cristo es el pan consagrado y Cuerpo de Cristo es la Comunidad cristiana.

Todos pertenecemos a Jesucristo y formamos un solo cuerpo con Él y en Él. Nadie puede sentirse sobrante ni imprescindible; todos somos necesarios y nadie está llamado a dominar sobre los demás. Pertenecemos a la misma familia de la fe; no estamos solos; tenemos hermanos en todos los rincones del mundo donde existe una comunidad en el Señor. En una sociedad como la nuestra, en que la soledad es para muchos un peso inmenso, la Iglesia debe fomentar la amistad entre los cristianos. Sus encuentros deben ser descanso y alegría, ya que es bueno y gozoso que los hermanos estén unidos.

firma_ricardo_blazquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s