La Religión es el “opio” del pueblo

Carta de
Mons. D. José Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Orense

JoseLeonardoLemosMontanet

Julio 2016

Es bien conocida esta frase que Marx popularizó para señalar el carácter sedante de la religión sobre la conciencia de las personas, generándoles una felicidad ilusoria que los evadiese de la realidad social y de la lucha por un mundo más justo. En una visión confusa y en una versión degradada de la fe cristiana quizás cupiese ese “descalificativo”, pero desde una verdadera experiencia religiosa, concebida como encuentro que conmueve y fascina a las personas, el “opio” pierde sus cualidades y se transforma en un estimulante de las conciencias, que despierta los corazones, no hacia evanescentes cielos, sino hacia el compromiso con el rostro concreto del hermano, porque el cristiano descubre y vive desde el don de ser hijo de un Dios al que llama Padre.

Esta experiencia se vive y se comparte porque el cristiano no vive su fe de modo intimista o recluido en su casa: la comparte, la celebra en comunidad, es parte de cada uno de los momentos de su vida. Nuestra tierra ourensana está sembrada de una presencia notable de lugares y espacios religiosos, de bellos templos y santuarios, monasterios y casas parroquiales que hablan, desde el arte y la historia, de la multisecular vivencia de la fe. De modo habitual cada domingo, puntual en las fiestas y romerías que pueblan la geografía diocesana, o desde el inicio hasta el final de la vida, la fe acompaña y expresa las más hondas vivencias del creyente.

Como una casa entre las casas de los hombres, cada iglesia parroquial o capilla se convierte en la morada del mejor amigo de los hombres, Jesucristo. Por eso la parroquia, que literalmente significa “junto a las casas”, aglutina, especialmente en verano y en nuestros pueblos, la vida de las familias y de los amigos que, con motivo de sus vacaciones, se reencuentran. Con ocasión de las fiestas patronales de la parroquia natal, o de las romerías de sus zonas de origen, regresan a sus raíces, se refuerzan los lazos de convivencia y de solidaridad, y se revitalizan las parroquias que durante el invierno viven una especie de letargo pastoral. Y así, en todos nosotros se desarrolla, como dice el papa Francisco, “el gusto espiritual de estar cerca de la vida de la gente” (EG 268).

Somos, de este modo, un pueblo, convocado por el Señor e invitado a dar razón de su esperanza, pero no como enemigos que señalan y condenan, sino como creyentes que proponen y “con dulzura y respeto” (1 Pe 3,16), y “en lo posible y en cuanto de vosotros dependa, en paz con todos los hombres” (Rm 12,18). Tenemos que vencer “el mal con el bien” (Rm 12,21), sin cansarnos “de hacer el bien» (Ga 6,9) y sin pretender aparecer como superiores, sino “considerando a los demás como superiores a uno mismo” (Flp 2,3) (cf. EG 271). La fe cristiana es como un acicate que nos estimula a construir un mundo mejor, a purificar la conciencia propia y ajena, de odios y de fanatismos, de rivalidades y de enfrentamientos. No nos lleva a clavar la mirada en el cielo esperando que venga una fuerza de lo alto y solucione, mágicamente, cualquier tipo de maldad. El cristianismo, cuando es auténtico, nos lleva a anegar el mal en abundancia de bien.

Y una exhortación final: os ruego que ayudéis a vuestros sacerdotes durante el verano, en primer lugar con vuestra comprensión, porque a las numerosas parroquias que atienden ordinariamente, se le añaden otras tareas pastorales, a causa del aumento poblacional que experimentan sus comunidades, de tal modo que les impide poder atender todas las solicitudes de los diferentes pueblos. Todos somos Iglesia, pueblo de Dios. Colaboremos en las diferentes actividades parroquiales a lo largo del año, “caminemos juntos” en la audaz y hermosa tarea de ser creyentes y ciudadanos coherentes y comprometidos en las iglesias y en las plazas, en el templo y en la calle, allí donde estemos. ¡¡Feliz verano a todos!!

Os bendice con afecto.

lemos_montanet_firma✠ J. Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Orense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s