Santa Teresa de Calcuta

Carta de
Mons. D. Jaume Pujol Bacells
Arzobispo de Tarragona

PujolBalcellsJaume

Domingo 4 de septiembre de 2016

El 4 de septiembre, un día antes del 19º aniversario de su muerte, el Papa Francisco se dispone a canonizar a Teresa de Calcuta, la santa más popular de nuestro tiempo. La religiosa que el año 1950 fundó las Misioneras de la Caridad, había sido beatificada por Juan Pablo II en 2003 ante más de 300.000 personas.

El Papa polaco visitó a Madre Teresa en Calcuta y recorrió con ella la casa, donde fue saludando uno a uno a los ochenta y seis pobres moribundos que entonces se hallaban acogidos. Después le pidió que fundara en Roma, consciente de que también en una capital europea era necesaria su dedicación a «los más pobres de los pobres».

En pocos años las Misioneras de la Caridad se extendieron por todo el mundo dando un ejemplo de amor a Dios y a los más necesitados. En Barcelona, por ejemplo, ejercen también una labor impagable.

Con motivo del Año Santo de la Misericordia, pedimos a las Misioneras que vinieran a Tarragona a dar una charla a los sacerdotes de nuestra archidiócesis, en la capilla del Seminario. Con la humildad que les caracteriza se resistieron, pero vinieron y nos transmitieron sus experiencias espirituales y humanas.

En fecha aún más reciente, el mes de marzo pasado, tuvo lugar un hecho que volvió a conmovernos: el asesinato de cuatro religiosas de la Madre Teresa de Calcuta que ejercían su labor en Yemen, en la ciudad de Adén, donde cuidaban de un asilo con sesenta ancianos musulmanes. Eran de la India, Kenya y Rwanda, lo que da idea de su disposición a ir a cualquier parte donde sean necesarias para cumplir con su vocación de servicio.

La canonización este domingo de Teresa de Calcuta es una gran alegría para los cristianos y para todo el mundo. Enseñó que los pobres más pobres eran para ella el verdadero rostro de Jesucristo; pero su activismo estuvo en perfecta coordinación con su espíritu contemplativo y de oración. Trabajó siempre en las periferias de las ciudades, abriendo caminos en la Iglesia, pero muy unida al Papa y a los obispos locales.

Es una gran fiesta poder celebrar su inscripción en el número de los santos. Mostró que la vida de fe y la acción más comprometida no se oponen, sino que se retroalimentan, que no hay una Iglesia institucional y otra popular, que el doble mandamiento del amor puede ser una realidad en nuestros días.

pujol_firma
Jaume Pujol Bacells
Arzobispo de Tarragona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s