Santa Misa en la fiesta de Nuestra Señora del Pilar

Homilía del
Card. D. Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia

20161012-virgendelpilar-int-1

Cuartel de Cantarranas de Valencia
Miércoles 12 de octubre de 2016

Celebramos con gozo la fiesta de la Santísima Virgen María, Nuestra Señora del Pilar. Asociada a ella la fiesta nacional de nuestra Patria el Día de España y de la Hispanidad, y también, la fiesta de la Patrona de la Benemérita Guardia Civil, vuestra Patrona. Un inmenso y jubiloso Magníficat, como el de la Virgen, se eleva hoy entre nosotros, por las maravillas de misericordia con las que Dios se ha mostrado grande en favor de la humanidad a través de la Virgen María. ¡Cuántas gracias hemos recibido por Ella desde que pronunció aquel “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”, que la constituye el centro de la historia de los hombres!

A nadie mejor se puede asociar el día de nuestra patria, España, “tierra de María”, que a la Virgen Santísima del Pilar, con la que se ha vinculado la primera evangelización de España. Por su amparo y protección España ha sido evangelizada, y en su nombre ha llevado a cabo su gran gesta evangelizadora en los pueblos de América, a la que no se puede comparar ninguna otra. Santa María del Pilar nos evoca el cumplimiento de la consigna que el Papa San Juan Pablo II nos dejó en su último viaje a Madrid “España evangelizada, España evangelizadora”. Ése es nuestro norte Ella, estrella de la evangelización nos lo marca; por su intercesión Dios fortalece en la fe a las gentes y pueblos de España, seguridad en la esperanza y constancia en el amor, para evangelizar.

¡Qué cercana hemos encontrado a la Virgen María, particularmente en España, desde siempre! La piedad popular ha querido mostrar la vinculación de la fe en España con la Santísima Virgen María, y lo ha expresado a través de esa bella y entrañable narración de la aparición en carne mortal de la Santísima Virgen al apóstol Santiago en Zaragoza. ¡Cómo nos sentimos bajo la mirada amorosa de sus misericordiosos ojos! Por eso con el salmista decimos: Cantaré eternamente las misericordias del Señor. Dad gracias al Señor porque es bueno porque es eterna su misericordia. El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres. Proclama mi alma la grandeza del Señor porque ha mirado la humillación de su esclava, porque se ha fijado en nosotros y, como en María, Madre de Jesucristo, ha hecho obras grandes. Su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Es preciso alabar y bendecir a Dios que abrió los caminos de la salvación plena y definitiva por la aceptación gozosa, obediente y humilde, de la humilde Esclava del Señor. Por el sí de la toda llena de gracia llegó a nosotros, hecho carne, el Evangelio, la buena noticia que llena al mundo de esperanza, la luz que ha alumbrado de vida y aliento el caminar de todos los pueblos de la tierra, esperanza de salvación para todos los pueblos. La Virgen María, Nuestra Señora del Pilar, es dichosa porque ha creído, es bienaventurada porque ha escuchado la Palabra de Dios y la ha cumplido. Esa fe suya es roca firme, columna sobre la que se asienta y sostiene el edificio de la Iglesia. Esa fe suya, obra de la gracia con la que es santificada y configurada desde el comienzo de su existencia, esa fe, respuesta fiel y libre de quien se sabe enteramente de Dios, es la que ha hecho posible que venga a nosotros el que es la fuente de donde brota el agua viva que apaga la sed del corazón sediento del hombre y trae la concordia, la reconciliación y la paz para todas las gentes.

Por Ella el Señor ha visitado a su pueblo, y así hemos podido palpar y sentir la alegría de la presencia del Emmanuel, del Dios con nosotros, el Hijo Divino de sus entrañas. Ella está con nosotros, como lo hizo con su prima, sirviendo. El mayor servicio que ha podido hacernos que es mostrarnos a Jesús y entregárnoslo, darnos el Evangelio que es luz y salvación, gracia y paz, redención y justicia, esperanza y vida, amor y misericordia.

Con la fuerza del amor que irradia de la Santísima Virgen dirijo mi llamada a cuantos hoy aquí nos reunimos: Renovemos en nosotros la gracia del bautismo, abrámonos de nuevo a la luz. Es la hora de Dios, no la dejemos pasar. No permitamos que la sal se vuelva insípida.

María nos ayuda a vivir de manera concreta el camino de la fe en nuestro mundo. Ella nos acompaña y nos asiste en este camino, nos ha precedido ejemplarmente en la peregrinación de la fe en la tierra. Primera evangelizadora. Por la fe trae a Cristo. Lleva a Cristo a su prima Isabel. Salta de alegría la criatura en su vientre. Apoyada en la fe siguió a Jesús y soportó su muerte junto a la cruz; movida por la fe creyó que El resucitaría y esperó la venida del Espíritu Santo. Tipo y modelo de la Iglesia.

No podemos olvidar que este día, es el día de España, de nuestra Patria, la fiesta de la Hispanidad, día en que hace 524 años se inicia la gran obra de evangelización del Nuevo Mundo, América. Hoy recobran una actualidad y fuerza total aquellas palabras del Papa San Juan Pablo II, en una de sus visitas a nuestra Patria: España, “sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes. Así encontrará tu historia vertebrada. Podrás superarla con la debida apertura hacia metas más altas. Podrás avanzar hacia los desafíos del futuro con savia vital, con creatividad renovada, sin rupturas ni fricciones en los espíritus” (S. Juan Pablo II). O aquellas otras: “No rompáis con vuestras raíces cristianas! Sólo así seréis capaces de aportar al mundo y a Europa, a América, la riqueza cultural de vuestra historia”; “así contribuiréis mejor a hacer realidad un gran sueño: el nacimiento de la nueva Europa del espíritu, una Europa fiel a sus raíces cristianas”; “sois depositarios de una rica herencia espiritual que debe ser capaz de dinamizar vuestra vitalidad cristiana” (S. Juan Pablo II), superar la división y crear unidad, entendimiento y concordia.

Con el amparo de la Santísima Virgen, nuestra Señora del Pilar, es preciso que recobremos en España el vigor pleno del espíritu y la valentía de una fe vivida, como la de María, con la lucidez evangélica iluminada por el profundo amor al hermano. Esa fe y esa lucidez evangélica ha dado la unidad a nuestros pueblos ya desde el tercer Concilio de Toledo; esa fe y esa lucidez evangélica, que aprendemos, en la Escuela de María, es la que hoy se ha de mostrar fecunda en una renovación de nuestra sociedad-asentada en el respeto a la persona, a la dignidad inviolable de la persona, en los derechos humanos fundamentales, en la justicia, en el amor al hermano, en la reconciliación y el perdón, en el encuentro entre todos y la cooperación solidaria de todos, en la búsqueda y consecución del bien común-.

Esa fe, que se asienta en el pilar firme de María, es donde están nuestras raíces más profundas y la rica savia que las alimenta, capaz de dar hoy frutos nuevos de dinamismo evangelizador, de humanidad nueva hecha con hombres y mujeres nuevos con la novedad de una vida conforme al Evangelio: el Evangelio de la alegría, de la misericordia y de la caridad, que, incluyéndola, va más allá de la justicia.

Finalmente, desde aquí, quiero expresar mi admiración y aprecio a esta institución española tan nuestra y querida que es la Benemérita Guardia Civil en el día de su Patrona. A todos sus miembros expreso mi más sincero y cálido homenaje, mi más profunda cercanía y agradecimiento, mi más sincera amistad y mi solidaridad con sus dificultades y sacrificios, así como mi comunión en cuanto es para sus miembros motivo de alegría, de legítimo orgullo y de triunfo. En mi condición de Obispo, elevo a Dios, dador de todo bien, mi súplica ferviente para que bendiga copiosamente a cuantos integran en la actualidad este benemérito Cuerpo con toda clase de bienes así como a sus familiares y, también, sus diversas instituciones y servicios. Tengo ante Dios un recuerdo y una oración emocionada por los miembros de la Guardia Civil que ya han muerto, sobre todo, por los que han muerto víctimas y en servicio que hace realidad su lema: “Todo por la Patria”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s