Dos nuevos sacerdotes para nuestra diócesis

Carta de
Mons. D. Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

eusebio hernandez sola

Domingo 30 de octubre de 2016

Queridos hermanos y amigos:

En este último domingo del mes de octubre, nuestra diócesis de Tarazona está de fiesta y nuestra Catedral abre sus brazos a todos, para que juntos podamos agradecer al Señor el don que nos hace con la ordenación de dos nuevos sacerdotes. Este domingo reciben la ordenación presbiteral dos diáconos de nuestra diócesis: José-Manuel Vargas Puga y Vicente Patzán Raxión.

José-Manuel se incorporó a nuestra diócesis formando parte de la comunidad de los Carmelitas de la Cruz y durante este tiempo ha colaborado pastoralmente en los arciprestazgos de Calatayud y del Alto Jalón.

Vicente se incorporó a nuestro seminario y en el Estudio Teológico completaron sus estudios teológicos que ya habían iniciado en su país de origen. Pastoralmente ha colaborado en los arciprestazgos de Tarazona y Huecha ydurante este verano también ha colaborado en nuestra misión de Cochabamba.

Es pues un gran regalo que recibimos con un corazón agradecido. Dos nuevos sacerdotes se incorporan a nuestro presbiterio diocesano y de esta forma se ve rejuvenecido y recibe un nuevo impulso.

Junto a nuestro agradecimiento, debemos hoy elevar nuestra oración para que siempre permanezcan fieles a la ordenación que hoy reciben. Como tantas veces repito es importante que el pueblo de Dios eleve siempre una oración confiada por los sacerdotes, los debemos respaldar siempre y estar cercanos a ellos y nuestra oración es siempre necesaria.

La ordenación de estos dos nuevos sacerdotes nos hace ver también la necesidad de fomentar la pastoral vocacional. El Señor sigue llamando pero, a la vez, hace falta que su voz resuene en todas las actividades que realizamos en nuestra pastoral. La presentación de lo que es la vocación sacerdotal y la vida consagrada no debe faltar en nuestras catequesis y en los encuentros con los jóvenes.

La propuesta vocacional a nuestros jóvenes es la invitación a buscar lo que Dios quiere para sus vidas y, sin duda, ésta puede hacer saltar la chispa vocacional que les lleve a plantearse la posibilidad de iniciar un camino concreto hacia una consagración al Señor y al servicio de la Iglesia.

Deben hacernos pensar en esta necesidad urgente la pastoral vocacional las palabras del papa Francisco:En muchos lugares escasean las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Frecuentemente esto se debe a la ausencia en las comunidades de un fervor apostólico contagioso, lo cual no entusiasma ni suscita atractivo. Donde hay vida, fervor, ganas de llevar a Cristo a los demás, surgen vocaciones genuinas. Aun en parroquias donde los sacerdotes son poco entregados y alegres, es la vida fraterna y fervorosa de la comunidad la que despierta el deseo de consagrarse enteramente a Dios y a la evangelización, sobre todo si esa comunidad viva ora insistentemente por las vocaciones y se atreve a proponer a sus jóvenes un camino de especial consagración (Evangelii Gaudium 107)

Nos alegramos en este día que recibimos el regalo de dos nuevos sacerdotes, le damos gracias a Dios por este don y le pedimos por ellos, para que siempre vivan con fidelidad el ministerio que han recibido.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

firma_eusebio_hernandez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s