Adviento, tiempo de la esperanza

Catequesis de
Mons. D. Julián López Martín
Obispo de León

lopezmartinjulian

Real Colegiata-Basílica de San Isidoro, León
Domingo 27 de noviembre de 2016

CATEQUESIS DE ADVIENTO 2016
La esperanza virtud del Adviento

ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERANZA

Hoy, domingo I de Adviento, siguiendo el ciclo “A” del Leccionario de la Misa hemos escuchado en la segunda lectura el estimulante fragmento de la Carta a los Romanos de san Pablo: “Comportaos así, reconociendo el momento en que vivís, pues ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora la salvación está más cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe. La noche está avanzada, el día está cerca” (Rom 13,11-12a). Cada mañana, al despertar del sueño, si uno quiere recuperar el vigor para comenzar una nueva jornada, es indispensable despejarse, vencer la pereza, entre otras acciones. Continuar leyendo “Adviento, tiempo de la esperanza”

Anuncios

La palabra cristiana y el Adviento

Carta de
Mons. D. Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Tarrasa

SaizMenesesJosepAngel

Domingo 27 de noviembre de 2016

Este año el día de Navidad cae en domingo, y teniendo presente que el tiempo de Adviento comprende las cuatro semanas anteriores a la fiesta del Nacimiento del Señor, esto significa que el Adviento de este año será el más largo posible, es decir, durará cuatro semanas enteras. El domingo pasado celebrábamos la festividad de Jesucristo Rey del Universo, con la que cerramos un año litúrgico y también el Jubileo de la Misericordia. El mensaje jubilar que el papa Francisco ha dado en el pasado Año Santo no puede quedar archivado y olvidado; sino que la misericordia ha de impregnar todo lo que, como cristianos, seamos y hagamos. Continuar leyendo “La palabra cristiana y el Adviento”

Llega un tiempo de esperar con esperanza

Carta de
Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

JesusSanzMontes

Domingo 27 de noviembre de 2016

Queridos hermanos y amigos: Paz y Bien.

Llega ese tiempo con el que da comienzo el año cristiano con un nuevo adviento, pero podría entenderse mal como si tras un paréntesis volviesen a emitir la misma cantinela: idénticos personajes, iguales guiones, la banda sonora de siempre… Como si nada hubiera nuevo bajo el sol. Si el adviento cristiano fuese ese tiempo que sencillamente “toca celebrar otra vez” con una rutina cíclica, como un requisito para llegar al turrón, a la zambomba y a la lotería, creo que casi no se habría entendido nada. Pero más bien ha llegado el momento de recomenzar, sin ademán rutinario y cansino. Continuar leyendo “Llega un tiempo de esperar con esperanza”

Clausuramos el Año de la Misericordia

Carta de
Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

morgairuzubietacelso

Domingo 27 de noviembre de 2016

Queridos fieles, el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, del año pasado, el Santo Padre abría el Año Santo de la Misericordia. El domingo pasado, domingo de Cristo Rey, lo cerraba en Roma, si bien en Nuestra Archidiócesis lo hacemos este sábado, 26 de noviembre. Continuar leyendo “Clausuramos el Año de la Misericordia”

Un año entre vosotros. Vivamos juntos la gratitud y la esperanza del Adviento

Carta de
Mons. D. Fidel Herráez Vegas
Arzobispo de Burgos

fidel-herraez-foto-oficial

Domingo 27 de noviembre de 2016

Un año más el Señor, por medio de su Iglesia, nos invita a reanimar nuestras esperas y esperanzas. Este domingo comenzamos el Adviento, tiempo litúrgico que nos marca un ritmo más intenso para preparar la venida y acogida del Hijo de Dios, la Navidad. Nuestra fe nos habla de una triple venida de Jesucristo al mundo. Por ello, en este tiempo recordaremos con ternura, en nuestras casas, templos y felicitaciones, su primera venida hace unos dos mil años naciendo en Belén. Estamos a la espera de su última venida al final de los tiempos. Estamos viviendo, como os decía en la Eucaristía de clausura del Año Santo, en un tiempo intermedio en el que Dios sigue haciéndose próximo en la debilidad y en la grandeza de la persona humana. Continuar leyendo “Un año entre vosotros. Vivamos juntos la gratitud y la esperanza del Adviento”

Comenzar el año litúrgico

Carta de
Mons. D.  Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada–Logroño

escribanosubiascarlosmanuel

Domingo 27 de noviembre de 2016

El tiempo del Adviento nos introduce en un nuevo año litúrgico. Esta formula la reiteramos una y otra vez durante estas semanas, la escuchamos muchas veces en las distintas celebraciones de estos días, pero corremos el riesgo de que se convierta en una frase rutinaria. Para evitarlo quizá nos convenga detenernos y recordar, aunque sea brevemente, qué es el año litúrgico. Continuar leyendo “Comenzar el año litúrgico”

Un grito que vuelve a resonar en este adviento

Carta de
Mons. D. Ciriaco Benavente Mateos
Obispo de Albacete

ciriaco benavente

Domingo 27 de noviembre de 2016

Con el Adviento entramos en un nuevo año litúrgico que gira alrededor de Jesucristo, Sol que nace de lo alto. La liturgia se abre con una visión de esperanza que es fruto de esa fe que sólo los hombres de Dios tienen el don de poseer. Porque se necesita fe para afirmar que un pequeño e insignificante pueblo, como era entonces el pueblo de Israel, se convertiría un día en el centro religioso y espiritual de todos los pueblos. Se necesita mucha fe para hablar de un mundo nuevo, renovado, en uno de los períodos más tormentosos de la historia de Judá, como era la segunda mitad del siglo VIII antes de Cristo: tiempos de guerras, opresión de los pobres, violencia, corrupción de los gobernantes… Continuar leyendo “Un grito que vuelve a resonar en este adviento”

La herencia espiritual del XXV Sínodo Diocesano

Carta de
Mons. D. Braulio Rodríguez Plaza
Arzobispo de Toledo
Primado de España

Mons. Braulio Rodríguez Plaza

Domingo 27 de noviembre de 2016

Estamos en las fechas en que hace 25 años, el Cardenal Marcelo González Martín firmaba las Constituciones Sinodales de este Sínodo toledano, que muchos vivisteis y, de muchos modos, hicisteis. Por aquellas mismas fechas rondaba en mi cabeza la idea de un Sínodo diocesano en Osma-Soria, que apenas empecé años después y no pude acabar por mi traslado a la Iglesia de Salamanca. Puedo entender por ello de algún modo la experiencia que tuvisteis. También pensaba entonces, tras más de 25 años de celebrado el Concilio Vaticano II, que era tiempo propicio para que todo el Pueblo de Dios intentara tener una experiencia de fe de una Iglesia que revisa su “hoy” y “aquí”, con lo que esto entraña de conversión personal e institucional (también conversión pastoral decimos hoy). Continuar leyendo “La herencia espiritual del XXV Sínodo Diocesano”

Las semillas del reino de Dios

Carta del
Card. D. Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia

canizares_llovera

Domingo 27 de noviembre de 2016

Celebramos el pasado domingo la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. La Palabra de Dios nos muestra el porqué de esta realeza de Jesucristo: Él es el sentido de la vida y de la historia, criterio y medida de todo, Juez de todo, por el amor, la misericordia y el perdón. Testigo de la verdad, para esto ha venido al mundo, para dar testimonio de la Verdad. Y la verdad es Él mismo: revelador de la verdad de Dios y la verdad del hombre; la verdad de Dios que es amor, amor apasionado por el hombre. La verdad del hombre amado por Dios con verdadera pasión, hasta el punto de sufrir la pasión por él y con él. Su reino no es de aquí, es más, su reino es amor, es servicio, es rebajamiento, es hacerse esclavo de todos, dando la vida por todos. Continuar leyendo “Las semillas del reino de Dios”

Fe, amor y esperanza: «Vosotros sois la luz del mundo»

Carta del
Card. D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

Mons. Carlos Osoro Sierra

Domingo 27 de noviembre de 2016

Quiero daros palabras que hagan crecer vuestra fe, amor y esperanza y deseos de asumir el compromiso de ser discípulos de Cristo. Las palabras de Jesús: «Vosotros sois la luz del mundo» (Mt 5, 14), tienen un eco especial en mi vida. Mi corazón y mi cabeza las ha traducido así: que el Evangelio sea el criterio que guíe siempre tus decisiones y el rumbo de tu vida. Solamente así lograrás ser discípulo misionero, evangelizador con la alegría del Evangelio, misionero con la vida, con los gestos y las palabras y, dondequiera que trabajes y vivas, serás signo del amor de Dios y testigo creíble de la presencia amorosa de Cristo. Continuar leyendo “Fe, amor y esperanza: «Vosotros sois la luz del mundo»”