El domingo de la alegría

Carta de
Mons. D. Jaume Pujol Bacells
Arzobispo de Tarragona

PujolBalcellsJaume

Domingo 11 de diciembre de 2016

«Gaudete in Dómino Semper» ‘Estad siempre alegres en el Señor’, comienza diciendo la antífona de este tercer domingo de Adviento que, tomando la primera palabra de esta expresión latina, se conoce como el «domingo Gaudete». «¡Siempre!», dice la antífona, no solo un día al año. Pero este domingo la invitación a estar alegres nos la recuerda la Iglesia de un modo especial.

¿Por qué la Iglesia nos recuerda cada año que debemos ser personas alegres? Porque a veces nos olvidamos. El Papa Francisco lamenta: «Hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua». Que estos días no haya cristianos cuya opción sea no alegrarse de la llegada de la Navidad.

El mismo Papa concede tanta importancia a este testimonio de alegría que escribió la exhortación apostólica Evangelii Gaudium ‘La alegría del Evangelio’, que ya en su comienzo advierte: «El gran riesgo del mundo actual (…) es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro en el que ya no hay espacio para los demás, ya no caben los pobres».

He aquí la lección de este domingo de Adviento: hay que estar alegres, pero no con una alegría despreocupada y egoísta, sino contagiosa y abierta a los demás, con preferencia a los más necesitados.

Recientemente se ha publicado un libro de título DOCAT (unión de las palabras do, del inglés to do, ‘hacer’, y cat, de Catecismo). Es un compendio para jóvenes de la Doctrina Social de la Iglesia. Lo aconsejo vivamente. Reúne de modo muy atractivo el pensamiento social de los Pontífices desde León XIII, con su encíclica Rerum Novarum, hasta Francisco y su último texto magisterial llamando al respeto al mundo creado por Dios.

La Iglesia no dicta fórmulas concretas para la actividad política, pero expone los criterios que harían una sociedad más humana. Se basan en la igual dignidad humana para todos. No cabe duda de que muchos problemas actuales se resolverían partiendo de estos criterios: la asistencia a las personas sin hogar, a los refugiados, a los inmigrantes por razones económicas, a mujeres que son víctimas de explotación, a trabajadores que son discriminados…

En este domingo la Iglesia llama a la alegría, enseñando que nadie puede alcanzarla de verdad si no se ocupa de los demás. Y da pistas de cómo hacerlo. Es cuestión de voluntad.

pujol_firma Jaume Pujol Bacells
Arzobispo de Tarragona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s