Feliz Navidad

Carta de
Mons. D. Atilano Rodríguez Martínez
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

atilano rodriguez martinez

Domingo 25 de diciembre de 2016

“El ángel les dijo: No temáis, os anuncio una buena noticia que será de gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre” (Lc 2, 10-12).

Estas palabras dirigidas por el ángel a los pastores, el Señor las pronuncia hoy para nosotros y para todos los hombres de la tierra. De este modo, se nos recuerda que el nacimiento del Niño Dios se hace realidad en todos los que estén dispuestos a acogerlo con un corazón humilde y generoso. En Jesús, Dios sale de sí mismo y viene a nuestro encuentro para colmarnos de alegría, paz, amor y felicidad.

Millones de hombres y mujeres, a lo largo de la historia, no sólo han acogido esta buena noticia, sino que han encontrado plenitud de sentido para sus vidas en la contemplación y en la adoración del Niño Dios. Iluminados por el resplandor de la luz divina, estos hermanos nos han dejado un espléndido testimonio de fe en el poder salvador de Dios y nos recuerdan con sus obras que la felicidad del hombre está siempre en la salida de sí mismo para tocar la carne de Cristo en quienes viven en las periferias y esperan una palabra de consuelo y un gesto de amor.

Pero, por otra parte, como ocurrió en tiempos de Jesús, esta gran noticia puede pasar desapercibida hoy para muchos hombres y mujeres, que viven atenazados por el miedo a que el Niño pueda quitarles algo de lo que tienen. Estos hermanos, imbuidos por los criterios culturales del momento y arrastrados por la propaganda, concentran especialmente su atención en la compra compulsiva de regalos, en los adornos navideños y en las luces de colores. Como consecuencia de ello, las celebraciones de Navidad quedan vacías del sentido religioso y del misterio que se celebra.

Ante la contemplación de esta realidad, los cristianos tendríamos que hacer un gran esfuerzo para no dejarnos absorber por los signos externos, buscando tiempo en medio de las ocupaciones diarias para contemplar el misterio de nuestro Dios, que ha querido poner su tienda en medio del mundo para compartir su vida con nosotros y para mostrarnos el amor incondicional del Padre celestial. Siempre, pero especialmente durante el tiempo de Navidad, los cristianos deberíamos preguntarnos si realmente experimentamos la necesidad de ser salvados, si esperamos atentos y vigilantes la llegada del Mesías, si actualizamos este acontecimiento ocurrido hace dos mil años participando activamente con los restantes miembros de nuestras comunidades cristianas en las celebraciones litúrgicas.

El Niño nacido en Belén no nos regala cosas, sino que se dona Él mismo. Se entrega como hermano mayor para hacernos a todos hijos de Dios. Se hace Niño y nos invita a vivir en comunión con Él y con nuestros hermanos. Esta comunión con los sentimientos y comportamientos de nuestro Dios debería impulsarnos a estar cerca de tantos inocentes que sufren el abandono, la marginación, la pobreza y la violencia. Si verdaderamente estamos convencidos de que en el Niño nacido en Belén viene al mundo la salvación de Dios, algo debería cambiar en nuestra vida y en nuestros comportamientos.

Las dificultades del momento no pueden hacernos caer en la tentación de la pasividad y en la desesperanza. Miremos a la Santísima Virgen, la mujer elegida por Dios para mostrarnos al Salvador del mundo. Ella nos lo presenta hoy para que lo adoremos como el Mesías y Señor. En Él sigue brillando con nuevo resplandor la luz de Dios para que nuestra existencia y nuestro quehacer tengan un sentido nuevo. Dios se hace uno de nosotros en todo menos en el pecado para que mantengamos viva la alegría y la esperanza y, de este modo, podamos ofrecer esperanza y alegría a todos los hombres.

Con mi cordial saludo, feliz Navidad para todos.

firma_atilano_rodriguez
Atilano Rodríguez Martínez
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s