Seguimos en Sínodo

Carta de
Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Obispo de Coria-Cáceres

cerrochavesfrancisco

Domingo 1 de enero de 2017

Todavía nos podemos sumar al XIV Sínodo Diocesano. Es el acontecimiento eclesial clave para la renovación de hoy y para mirar el futuro, mirando a Cristo, viviendo en comunidad.

El Sínodo está una y otra vez siendo un clamor, un grito para la formación. Es verdad que la formación nos evitaría muchas estupideces habladas y vividas. Sobre todo cuando esa formación va unida a una vivencia del Señor para ser coherentes como nos recuerda el papa Francisco. Salirse de una buena formación en el fondo es instalarse en una mediocridad que nos pasará factura en el servicio. El Sínodo nos quiere introducir en una Iglesia en salida y esta salida a un servicio de evangelización y de los pobres que nos lleva a tomarnos muy en serio la formación. Invertir en formación es dar fruto para que la gente conozca el Amor de Dios y lo viva en la comunidad.

El Sínodo está siendo una gracia inmensa para toda la diócesis. Los arciprestazgos están viviendo su vitalidad y las parroquias una oportunidad de crecer y crecer mucho en el servicio al anuncio de Jesús como aquello que más anhela el corazón humano como Redentor y también es un instrumento capaz de construir fraternidad cuando ponemos a Jesús en medio.

Tenemos que seguir apostando ahora que estamos en el cuarto tema de la organización de la diócesis, en el que participemos todos: NINGÚN PUEBLO, NINGUNA PARROQUIA, NINGÚN MOVIMIENTO APOSTÓLICO, NINGUNA NUEVA REALIDAD ECLESIAL Y NINGUNA COFRADÍA debería estar ausente del Sínodo. Es necesario que participéis todos. Y no digamos, porque no sería verdad, que la Iglesia Diocesana no nos consulta en todo lo que afecta a todos. Desentenderse del espíritu sinodal es en el fondo perder el tren de la pastoral de comunión.

Vivir una Iglesia en comunión que desea que participemos en unidad con la Iglesia universal y seamos capaces de decirle al mundo cómo ”sabe” el Amor de Dios. ¿Cómo se puede transmitir este Amor, eso es evangelizar a una vida, si se vive al margen de Dios? Es necesario que nos tomemos el Sínodo muy en serio para caminar juntos si queremos que se dé en profundidad esa renovación tan necesaria.

Vivamos el Sínodo que es ya una apuesta firme para la formación y para caminar juntos en comunidad. Algunos, los de siempre, dicen que el Sínodo no es la solución. ¡Pues claro que no es la solución! Pero mucho menos solución es no hacer nada, que es lo que proponen los que sin hacer nunca nada, se pasan toda la vida criticando a los que entregan su vida y hacen todo lo que pueden y más. Encendamos luces, aunque sean pequeñas, porque la ruta del desencanto sabemos de sobra dónde conduce.

El Sínodo está ya en su recta final y lo más importante, el fruto ya está ahí. También los interrogantes y retos. A todos los que, como trabajadores de la mies, estáis y seguís trabajando os invito a seguir trabajando en comunidad y comunión para que respondamos a lo que el Señor hoy pide a esta Iglesia “antigua y pobre”. Agradezco de corazón a los casi cuatro mil participantes y a los casi cuatrocientos grupos que apuestan por la conversión personal y pastoral que se llama XIV Sínodo Diocesano.

Francisco Cerro Chaves
Obispo de Coria-Cáceres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s