D. Abilio Martínez Varea nuevo Obispo de Osma-Soria

Carta de
Mons. D.  Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada–Logroño

escribanosubiascarlosmanuel

Domingo 15 de enero de 2017

El pasado día 5, víspera de la Epifanía, los Reyes Magos dejaron en La Rioja un esplendido regalo. Su Santidad el Papa Francisco tenía a bien designar como Obispo de la diócesis hermana y vecina de Osma-Soria a Don Abilio Martínez Varea, hasta hoy Vicario de Pastoral de nuestra diócesis y Delegado Episcopal de Enseñanza. Con él son tres actualmente los Obispos titulares de otras tantas diócesis españolas que han salido de nuestro presbiterio diocesano: D. Celso Morga en Mérida-Badajoz, D. José María Yangüas en Cuenca y ahora Don Abilio Martínez en Osma-Soria.

Como de todos es sabido Abilio es un sacerdote joven, con un bagaje teológico y pastoral importante. Como muchos de vosotros me habéis comentado, ya desde su ordenación, allá por el año 1989, se entregó literalmente a su misión evangelizadora, como primera encomienda en Aldeanueva de Ebro y, pocos años después, en la parroquia logroñesa de San Pío X. A fi nales de los años 90, inició su actividad en tareas diocesanas que comprendieron el Secretariado de Juventud, la Delegación de Apostolado Seglar, para acabar trabajando en la Delegación de Enseñanza y, fundamentalmente, en la Vicaría de Pastoral.

En el tiempo, no muy extenso y sí intenso, en que ha trabajado a mi lado, he percibido que su aportación a la buena marcha de nuestra Iglesia particular de Calahorra y La Calzada-Logroño ha sido realmente importante. Tres razones avalan la afirmación que acabo de hacer. Por una parte, se trata de un sacerdote que vive en sus propias carnes lo que el Señor, en su calidad de Buen Pastor, estimó como de suma entidad: el buen pastor ha de conocer a sus ovejas y estas le han de conocer a él. Abilio ha mantenido un contacto estrecho, fraterno y vivo con todos los sacerdotes y con los miembros de los consejos, secretariados y vicarias de nuestra diócesis. Nuestro hasta hoy Vicario de Pastoral siempre ha estado disponible para cualquier necesidad, urgencia o sugerencia de todos y cada uno de los que componemos esta gran familia que es la diócesis. Siempre disponible, siempre con buen gesto y siempre atento a todo y a todos.

La segunda razón que hace cierta su condición de pastor “con olor a oveja”, en expresión gráfi ca del Papa Francisco, es su talante dialogante, laborioso, incansable, disponible que no le hace ascos a nada que tenga que ver con la pastoral. Con la misma alegría y profesionalidad que mostraba en un Consejo de Gobierno o en un Consejo Pastoral, se desplazaba al más lejano pueblo de los Cameros para celebrar la Eucaristía supliendo a un compañero, participar en una reunión de arciprestazgo u observar en qué condiciones se encontraba tal o cual casa parroquial.

Y la tercera razón: por lo que he podido constatar ha vivido estos últimos veinte años de su sacerdocio plenamente implicado con los laicos, los hombres y mujeres que desde las parroquias y desde las instituciones diocesanas han precisado de su buena doctrina, su buen talante de consejo y aliento y su incansable comenzar y recomenzar.

Creo sinceramente que la diócesis vecina de Osma-Soria se va a ver muy enriquecida con el pastoreo de Don Abilio que, seguro, intentará lo mejor para el pueblo de Dios que peregrina en tierras sorianas. Amigos sorianos, están ustedes de enhorabuena. Y nosotros los riojanos, llenos de orgullo santo.

escribano_firma
Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s