Santa Misa en la solemnidad de san Antonio, abad, patrono de la diócesis de Menorca

Alocución de
Mons. D.  FRANCISCO CONESA FERRER
Obispo de Menorca

menorca-san-anton

S.I. Catedral Basílica de Santa María, Menorca
Martes 17 de enero de 2017

ANUNCIAR A CRISTO EN MENORCA

Conmemoramos en este día el 730 aniversario de la restauración del cristianismo en Menorca, una fe que desde los primeros siglos de nuestra era estuvo muy arraigada en la isla, como atestigua la presencia del Obispo Severo y la existencia de numerosas basílicas de la época bizantina. Este año celebramos el 1600 aniversario de la publicación de la conocida carta. Miramos hacia atrás pero nuestra meta está adelante; recordamos con gratitud nuestro pasado pero, al mismo tiempo, tenemos la vista puesta en el futuro. En esta circunstancia surgen diversos interrogantes: ¿cómo continuar ese legado que hemos recibido? ¿cómo mantener esa fe cristiana que tan fecunda ha sido en nuestra historia? ¿qué debemos hacer para seguir anunciando a Jesucristo?

Son preguntas que también me hago como Obispo vuestro. Bien sabéis que hace apenas diez días que estoy entre vosotros. En esta misma Catedral vivimos entonces un gran acontecimiento eclesial con mi ordenación episcopal. Os agradezco a todos vuestra participación así como el cariño con el que me estáis recibiendo. En mi corazón y en mi mente ronda la pregunta: ¿qué hacer para llevar el gozo del Evangelio a todos los hombres y mujeres de Menorca?

La pregunta es muy importante y, por eso, creo que debemos responderla entre todos. Sería pretencioso por mi parte llegar a vosotros con respuestas preconcebidas o con recetas preparadas. Somos todos los creyentes quienes debemos implicarnos. Como dije en la alocución al inicio de mi ministerio, cuento con todos vosotros, con los sacerdotes, los diáconos, los religiosos y, sobre todo, con los laicos. Es necesario de modo especial que los cristianos laicos también os impliquéis en el discernimiento de los caminos que Dios pide a su Iglesia de Menorca.

En el magisterio del Papa Francisco podemos encontrar algunas luces, que nos ayudarán a responder a esta pregunta. Os resumo las tres ideas que me parecen fundamentales.

1.- Una Iglesia que mira al mundo

La primera idea es ésta: la Iglesia debe mirar al mundo, porque cuando la Iglesia se mira sólo a sí misma, entonces se enferma. A veces nuestras comunidades cristianas tienen la tentación de fijarse sólo en sus propios intereses y aferrarse a sus propias seguridades. Pero una comunidad que vive cerrada en sí misma acaba atrofiándose física y mentalmente. El Papa Francisco denomina a esta enfermedad “autorreferencialidad”.

La medicina para sanar es levantar la mirada para contemplar al ser humano y al mundo. Dice el Santo Padre: “Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo. Repito aquí para toda la Iglesia lo que muchas veces he dicho a los sacerdotes y laicos de Buenos Aires: prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades” (EG 49).

Cuando somos tocados por Dios, inmediatamente nos ponemos en camino. Como Abraham, Moisés o como el santo que hoy celebramos. En la vida de San Antonio que escribió San Atanasio se cuenta que, cuando apenas tenía 20 años, escuchó el Evangelio que dice: “Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da tu dinero a los pobres y luego vente conmigo”. Y cuenta el biógrafo que entonces salió enseguida de la Iglesia e hizo donación de todos sus bienes a los pobres, retirándose al desierto de Egipto para dedicarse por completo a Dios. Una persona llena de Dios se pone siempre en camino, una Iglesia llena de amor a Cristo es siempre una Iglesia que no se mira a sí misma sino a Cristo, que es su referencia y al hombre, al que debe dirigirse.

2.- La transformación misionera de la Iglesia

Pero esto exige una transformación misionera de toda la Iglesia. Esta es la segunda luz de nuestro Papa. No se pueden dejar las cosas como están. La Iglesia debe ponerse en estado de reforma permanente. Escribe el Papa Francisco: “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación” (EG 27). Yo me uno a este sueño y os invito también a vosotros a hacerlo: que todo en nuestra Iglesia de Menorca esté al servicio del anuncio de Cristo, que cada una de sus parroquias y de sus instituciones se pongan en dinámica evangelizadora.

Esta opción nos obligará a aprender a discernir entre lo esencial y aquello que es prescindible. Hay sin duda muchas costumbres y estructuras en nuestra Iglesia que deben reformarse y adaptarse. De nuevo cito al Papa Francisco cuando dice: “exhorto también a cada Iglesia particular a entrar en un proceso decidido de discernimiento, purificación y reforma” (EG 30). Nuestra Diócesis deberá entrar en ese proceso decidido para ser capaz de llegar a todos, repensando los objetivos, las estructuras y el estilo de anunciar a Cristo (cf. EG 33), sin miedo a prescindir de todo aquello que no ayude en la transmisión del Evangelio (cf. EG 43). Es preciso buscar nuevos caminos para llegar a todos.

3.- Una Iglesia cercana a las periferias

Una tercera luz nos la da el Papa Francisco cuando invita a la Iglesia a abandonar el centro y habitar las periferias. Se trata tanto de las periferias geográficas como existenciales, es decir, allí donde se da el misterio del pecado, del dolor, de la injusticia o de la ignorancia y el olvido de Dios. La Iglesia tiene que salir de la comodidad y la tibieza para llegar a todas estas periferias humanas portando la alegría salvadora de Cristo.

Dejando posturas rígidas e intransigentes, la Iglesia  tiene que ser signo de la cercanía, de la bondad, de la solidaridad y de la misericordia del Señor. Son muchos los que viven en la pobreza y la soledad. Muchas personas viven en sufrimiento y desean que la Iglesia sea ese “hospital de campaña” en el que puedan sanarse las heridas del corazón. Iglesia con las puertas abiertas, que muestra el rostro misericordioso de Dios y libera al hombre. Iglesia que acoge y que sana, que camina con los hombres y que transmite el amor y la ternura de Dios. Iglesia cercana, particularmente a tantas personas que no cuentan con lo necesario, a quienes la sociedad actual ha dejado en los márgenes, para restituir su dignidad de hijos de Dios.

Os invito a ponernos en marcha con estas luces que provienen de la palabra del Papa Francisco. Como he subrayado, es una tarea que nos compete a todos. Y para llevarla a cabo será necesario escuchar a todas las personas. Me alegro mucho y agradezco la presencia de las autoridades y de muchas instituciones de nuestra isla. Para nosotros es muy importante el diálogo con todos, para escuchar lo que los hombres piden a la Iglesia. Invito especialmente a los fieles cristianos a entrar en esta dinámica evangelizadora.

Celebramos en este día un santo extraordinario. Cuenta su biógrafo San Atanasio que por su cercanía a Dios “los habitantes del lugar y todos los hombres honrados, cuya compañía frecuentaba, al ver su conducta, lo llamaban amigo de Dios”. Un hombre de Dios siempre atrae; un “amigo de Dios” como San Antonio llegó a reunir cerca de 6000 discípulos en el desierto de Egipto. Necesitamos que nuestra Iglesia que sea más de Dios y, de esta manera, atraiga a los hombres hacia Cristo.  Que San Antonio nos enseñe los secretos de la amistad con Dios.

Pongo también a esta Iglesia y a mi persona bajo el amparo de María, a la que invocamos en nuestra isla como Mare de Déu del Toro. Que ella nos enseñe a mirar a los hombres con una mirada limpia y a anunciarles el mensaje de la salvación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s