Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2017

Carta de
Mons. D. Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

eusebio hernandez sola

Domingo 29 de enero de 2017

TESTIGOS DE LA ESPERANZA Y LA ALEGRÍA

Queridos hermanos y amigos:

El próximo jueves, día 2 de febrero, celebramos la fiesta de la Presentación del Señor en el Templo y, desde el año 1997, por iniciativa de san Juan Pablo II, la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, que este año nos propone la Vida Consagrada como una experiencia de esperanza y alegría.

La Vida Consagrada en la Iglesia presenta hoy un rico mosaico que enriquece a todo el Pueblo de Dios: los Institutos Religiosos de Vida Apostólica, los miembros de Institutos Seculares y de Nuevas Formas de Consagración, el Orden de las Vírgenes, los monjes y monjas de vocación contemplativa.

En primer lugar queremos, en la celebración de esta Jornada, agradecer al Señor el don de la Vida Consagrada en sus diversos carismas que es siempre un testimonio de servicio y amor a la Iglesia. En la fiesta de la Presentación del Señor, agradecemos a Dios la vocación consagrada que muchos de sus miembros han recibido. Los diversos carismasy las distintas formas de consagración son expresión de la múltiple graciacon que Dios ha querido embellecer a su Iglesia. Hoy agradecemos a Dios la vocación recibida en el seguimiento de Cristo pobre, casto y siempre obediente al Padre.

Es también, en segundo lugar, un día para elevar nuestra oración por la Vida Consagrada, para que sean testigos de la esperanza y de la alegría y lo sean con el testimonio de su vida completamente entregada y, de esta forma,  infundan la esperanza en los corazones de toda la humanidad.

También debemos ser conscientes en este día de las dificultades por los que pasa la Vida Consagrada. El papa Francisco en su mensaje de este año lo constata: Conocemos las dificultades que afronta la vida consagrada en sus diversas formas: la disminución de vocaciones y el envejecimiento, sobre todo en el mundo occidental, los problemas económicos como consecuencia de la grave crisis financiera mundial, los retos de la internacionalidad y la globalización, las insidias del relativismo, la marginación y la irrelevancia social…

Pero esta mirada hacia las dificultades no debe llenarse de pesimismo, el Papa nos invita a que en medio de dificultades e incertidumbres: se levanta nuestra esperanza, fruto de la fe en el Señor de la historia, que sigue repitiendo: «No tengas miedo, que yo estoy contigo» (Jer 1, 8). La esperanza de la que hablamos no se basa en los números o en las obras, sino en aquel en quien hemos puesto nuestra confianza (cf. 2 Tim 1, 12) y para quien «nada es imposible» (Lc 1, 37). Esta es la esperanza que no defrauda y que permitirá a la vida consagrada seguir escribiendo una gran historia en el futuro, al que debemos seguir mirando, conscientes de que hacia él es donde nos conduce el Espíritu Santo para continuar haciendo cosas grandes con nosotros.

Agradecimiento y oración que hoy concretamos en nuestra diócesis de Tarazona por todos los que en ella vivís la Vida Consagrada. Vuestro testimonio y oración nos enriquece a todos, con vosotros elevamos, en el día de la Presentación del Señor, nuestra oración confiada, por vuestra fidelidad a la llamada recibida y para que el Señor suscite vocaciones que continúen vuestra misión.

Felicidades querida vida consagrada.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

firma_eusebio_hernandez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s