Después de la Beatificación de los Mártires de Almería

Carta de
Mons. D. Adolfo González Montes
Obispo de Almería

A los sacerdotes y a todos fieles diocesanos,
a modo de crónica conclusiva de la
Beatificación de los Mártires de Almería del siglo XX

gonzalezmontesadolfo

Queridos sacerdotes y diocesanos

Una semana después del sábado memorable de la Beatificación de los Mártires de Almería, siguen llegando los ecos de un acontecimiento eclesial que ha devuelto a muchos la esperanza en el valor del testimonio, justo cuando la tentación es la de silenciarlo, la de no hablar en su nombre, como decía Jeremías asustando por las reacciones que desencadenaba la proclamación profética de la palabra del Señor. La palabra que el pueblo elegido no quería escuchar y cuyo rechazo le llevó al destierro y a la cautividad babilónica. Son muchas las oposiciones a la serena audición del Evangelio, por eso el arrojo de los mártires y su audacia espiritual mueve las cobardías del corazón. Continuar leyendo “Después de la Beatificación de los Mártires de Almería”

Por las calles de Huesca recibiendo vida para dar vida

Carta de
Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca

Julian-Ruiz-Martorell

Semana Santa 2017

Durante la Semana Santa, el tránsito de las procesiones por las calles y plazas de Huesca es un pregón viviente hecho de muchos sentimientos y vivencias; de muchas resonancias y silencios; de muchas fragancias y contrastes (la luz de las candelas y la noche cerrada; el eco de la palabra y la escucha dócil; la participación en los oficios litúrgicos y su prolongación celebrativa en el espacio público). Continuar leyendo “Por las calles de Huesca recibiendo vida para dar vida”

Saluda Semana Santa 2017

Carta del
Card. D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

d_carlos_osoro

Os brindo la gracia de sumergir vuestras vidas en lo que más necesita el ser humano: el amor. El hombre no puede vivir sin amor. Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, nos ha revelado con su vida que Dios nos quiere, que nos ama. Él dio su vida por nosotros para que tengamos su vida y la demos allí donde nos encontremos. Las celebraciones de la Semana Santa, es decir, las celebraciones de la institución de la Eucaristía, de la Muerte del Señor en la Cruz y de su triunfo en la Resurrección, nos ponen de manifiesto la identidad que alcanza el ser humano en el encuentro con Cristo, y lo hacen con dos abrazos: el abrazo bautismal, donde el Señor nos da su misma Vida, y el abrazo de la misericordia, es decir, de su amor incondicional. Con estos abrazos nos dijo: «Id por el mundo y anunciad la Buena Noticia». Continuar leyendo “Saluda Semana Santa 2017”