Semana Santa

Carta de
Mons. D. José Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Orense

JoseLeonardoLemosMontanet

Abril 2017

Cuando tengas en tus manos esta revista, estaremos a punto de comenzar la Semana Santa. Para muchos de nuestros conciudadanos es un tiempo propicio paar hacer algún viaje, tomar unas vacaciones, si se puede, cerca de la costa, o para cualquier actividad lúdico-festiva.

La sociedad de consumo parece que nos marca las pautas de actuación y, sin darnos cuenta, nos dejamos llevar por su presión mediática; por otra parte, las ofertas que se nos plantean no logran apagar el reclamo que todavía tienen las procesiones de Semana Santa que, en medio del folclore y de las costumbres, del espectáculo y de la fiesta, no dejan de ser una especie de “atrio de los gentiles” porque para muchos esta es la única manera que tienen para entrar en contacto con lo que representan las imágenes procesionales: la Cruz, Jesucristo, María, etc.

Todavía recuerdo aquella pregunta qeu, al paso de la procesión del “Santo Entierro”, hizo un adolescente a la que, posiblemente, era su abuela: ¿y ese muerto quién es? Jesús, le respondió la señora. Aquél muchacho no tenía idea de lo que aquella imagen representaba.

Debemos convencernos de que la fuerza expresiva que encierra tanta belleza del patrimonio eclesiástico es una ocasión propicia para la nueva tarea evangelizadora.

Pero la Semana Santa no solo son las procesiones, sino que hay otra realidad más viva y existencial: la celebración del Triduo Pascual.

Me gustaría que pudiérais asistir a dos encuentros litúrgicos muy importantes y significativos: la Misa Crismal y la Vigilia Pascual. Estas celebraciones tienen lugar en la Catedral de San Martiño y las preside el Obispo. La primera tiene lugar el Miércoles Santo a las 19:00 horas; en ella la mayor parte de los sacerdotes de la Diócesis, por lo mentos algunos de las diferentes zonas o arciprestazgos, respresentando a todo el Presbiterio Diocesano, renuevan las promesas contraídas el día de su ordenación sacerdotal,. Y en este acto tiene lugar la bendición de los “santos óleos”, que son unos aceites que después se distribuirán por toda la Diócesis y servirán, el de los Enfermos, para celebrar el sacramento de la Santa Unción y el de los Catecúmenos en la administración del Bautismo.

También se consagrará el Santo Crisma, que es un aceite mezclado con otras sustancias aromáticas, con el que se unge la cabeza de los bautizados, la frente de los que se confirman, las manos de los sacerdotes el día dela ordenación y la cabeza del que es consagrado Obispo.

Esta celebración es la expresión viva de la comunión de la Iglesia. Todos juntos, Obispos, Presbíteros, miembros de la vida consagrada y los demás fieles laicos, constituyen una sola comunidad en camino hacia la Pascua.

El otro acontecimiento importante es la Vigilia Pascual, Es la celebración litúrgica más importante del año, la que preside el Obispo, rodeado por los presbíteros y el Seminario, y se convierte en uno de los actos más solemnes del Triduo Pascual. En ocasiones, nuestros fieles llenan los templos el día de Jueves Santo y Viernes Santo, sin embargo no van a la Vigilia Pascual.

Entre todos tenemos que ayudarnos a revalorizar este gran acontecimiento que tendrá lugar en la Catedral a las 9 de la tarde.

Desde las páginas de Comunidade os deseo a todos una feliz Pascua de Resurrección del Señor.

Con todo afecto se encomienda a vuestras oraciones y os bendice.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s