“Nada hay imposible para Dios” (Lc 1,37)

Carta de
Mons. D. Joaquín Mª López de Andujar y Cánovas del Castillo
Obispo de Getafe

LopezdeAndujaryCanovasdelCastilloJoaquinM

Muy queridos discípulos misioneros:

El año pasado por estas fechas os dije que cerraba la comunicación directa con vosotros, pero he decidido escribiros una vez más porque, aunque la Gran Misión terminó hace un año, la misión continúa.

Este tiempo del año, y esta celebración de mano de la Virgen María, es muy querida para mí y quiero compartir con vosotros esta carta que he dirigido a toda la Diócesis.

Como en años anteriores, os invito con mucho interés, especialmente a los jóvenes, a participar en la solemne Vigilia de la Inmaculada que celebraremos D.m. el jueves 7 de diciembre, a las diez de la noche, en el Cerro de los Ángeles.

La Virgen María, con su solicitud maternal, junto a su Hijo Jesucristo, ha de ocupar siempre un puesto central en la vida de nuestra Diócesis. En ella, inmaculada desde su concepción, vemos el primer fruto de la redención y el cumplimiento de lo que señala San Pablo cuando dice que Dios “nos eligió antes de crear el mundo para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor” (Ef 1,3-6). Su contemplación nos llena de alegría, fortalece nuestros lazos de comunión y nos llena de esperanza.

En María encontramos el ideal de la vida cristiana al que todos debemos aspirar. Cuando el ángel le anuncia el plan de Dios sobre ella, nos sorprende la serenidad y, al mismo tiempo, el carácter total de su entrega. No hay división entre lo que ella es y la misión que se le encomienda. Lo que el ángel le propone corresponde totalmente a lo que ella es. En ella encontramos sufrimiento, pero nunca frustración, tiene que pasar por la oscuridad de la fe pero nunca se va a sentir descolocada. En medio de las más diversas circunstancias de la vida siempre quiere lo que Dios quiere, por eso no huye sino que es capaz de vivir todo con una armonía profunda.

En María y con María hemos de ir descubriendo o consolidado la vocación a la que Dios nos llama. La belleza de la llena de gracia nos llena de paz interior y, al mismo tiempo, nos estimula a abrirnos sin temor al amor de Dios. Contamos con su ejemplo y con su intercesión.

Os espero a todos. Será, como siempre lo ha sido, una Vigilia llena de luz, de alabanza a Dios y de gozo, en la que seremos familia diocesana que, junto a su Madre la Virgen, cantará las maravillas de Dios y renovará su consagración a Ella y su firme deseo de hacer siempre, y en todo, la voluntad de Dios. Después de la Vigilia, los jóvenes que lo deseéis podréis permanecer toda la noche, acompañados por los seminaristas, en oración y convivencia festiva y fraterna.

Con mi bendición y afecto.

López de Andujar firma✠ Joaquín Mª López de Andujar y Cánovas del Castillo
Obispo de Getafe

1 de diciembre de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s