Rito de adminisión a las Sagradas Órdenes

Meditación de
Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

ordenessagradas18gran2

Seminario Metropolitano de Zaragoza
Miércoles 17 de enero de 2018

Querida comunidad del Seminario, -Fernando, Juan Pablo y Alfonso– y sobre todo queridos Wilberto y Freddy,

Hoy nuestra diócesis de Teruel y Albarracín da gracias a Dios por vuestra llamada y por vuestra entrega que ahora se hace más patente de una forma especial por estos ritos. Sabéis, por vuestros estudios, que el profeta Jeremías tuvo una arriesgada vida interior. Una existencia llena de persecuciones y luchas interiores que le hacían vivir en una constante tensión para mantenerse fiel.

Cuando contemplaba a su pueblo, que se precipitaban al vacío empujados por sus propios dirigentes (ya sean sacerdotes o políticos), cuando ve la injusticia que sufrían los más débiles y los más pobres, cuando ve la sombra del mal que oscurecía la historia de la salvación de su pueblo… entonces las lágrimas del desconsuelo surgían de sus mejillas. Pero hermanos, el llanto de Jeremías es el llanto del mismo Dios por su pueblo. Un pueblo que le ha vuelto la espalda y ha malgastado los dones que había recibido.

Porque conocéis esta historia, sabéis a lo que hemos sido llamados, tanto vosotros hoy como nosotros un día. Porque conocéis esta historia, sabéis que, aunque os habéis preparado adecuadamente durante varios años, es el Señor quien os ha entretejido y pensado en vosotros, lo cual exige una respuesta distinta a la que exigiría una mera carrera intelectual.

Vosotros habéis sido llamados, como Jeremías, a ser “profetas del corazón de Dios”. Y esto supone mucho más que una sola preparación intelectual. Aprendamos hoy del profeta Jeremías, que Dios le puso sus palabras en su boca, de inexperto joven, para que condujera a su pueblo a la necesidad de una constante renovación, pues habían sido empujados a la catástrofe y al caos, al sinsentido, porque desconocieron a Dios.

Y no se refiere a un conocimiento de la inteligencia, sino del Amor, que está fundamentado en estos tres verbos: te escogí, te consagré, te constituí. Antes de nada, antes de que tu pienses qué voy a hacer con mi vida, antes de que tu programes y decidas tu propia historia. Pero siempre cuenta con nuestra libertad y nuestros peros… Pero Señor, soy aún joven, que puede significar muchas cosas: déjame disfrutar de la vida como lo hacen los demás, no me responsabilices tan pronto, manda a otros. O mira que no se hablar: esta es la negación a la vida profética, a ser testigos del amor de Dios, es la falta de confianza, porque todavía no me he vencido, no me he dejado en sus manos, porque aún confío en mis propias fuerzas y para esa tarea me veo demasiado débil o quizás pecador.

La respuesta de Dios a todas nuestras trabas es siempre la misma: “Yo estoy contigo” nada has de temer. Otra vez la confianza. Y cuando nuestro corazón cede, cuando se deja tocar por la mano del Señor, es cuando, por si había alguna duda te dice: “Yo pongo mis palabras en tu boca”.

Es entonces, si las palabras son de Dios, que nos envía y nos ordena, si no son nuestros proyectos por muy justificados que nos parezcan, cuando podrás, como Jeremías, anunciar un camino de conversión pastoral –que comienza por nuestra propia conversión personal– para renovar la justicia social, las actitudes personales de los que pertenecen a la comunidad que os han entregado, las situaciones políticas no respetuosas y también el culto. Releer con paciencia a Jeremías nos ayudará mucho para aprender a ser pastores. Eso sí, de él evitemos la subida de tono y los cabreos, que pertenecen más al Antiguo Testamento, que, a la Imagen de Cristo, el Buen Pastor.

En la oración final de este rito comienza así: Concede Señor a estos hijos tuyos que conozcan y vivan el ministerio de tu amor con plenitud siempre creciente. Este es mi deseo para vosotros y para toda nuestra iglesia de Teruel y Albarracín. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s