Semana Santa 2018

Carta de
Mons. D. Ciriaco Benavente Mateos
Obispo de Albacete

ciriaco benavente

La celebración de los misterios de la muerte y resurrección de Cristo ha encontrado en la
piedad popular un eco espléndido, que ha contribuido a hacerlos cercanos al hombre y a su emotividad. El pueblo cristiano escenifica en sus procesiones la pasión de Cristo con un realismo que sobrecoge, pero es un dolor transido de esperanza, de la esperanza que resplandece en la mañana de Pascua.

El Beato Pablo VI, en su gran exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi, contribuyó de manera decisiva a la revalorización de la piedad popular como una forma de inculturación de la fe, que ha impregnado la vida de muchas personas. Y, “por ser fruto del evangelio inculturado, dice el Papa Francisco, en la piedad popular subyace una fuerza activamente evangelizadora, que no podemos menospreciar, sino que estamos llamados a alentar y fortalecer (cf. EG 126).

En nuestro segundo año de la Misión Diocesana, quiero recordar a nuestras Cofradías y Hermandades, a tono con lo anterior, que, en la media en que estas manifestaciones se mantengan fieles a su identidad, podrán y deberán ser un fecundo medio de evangelización y de transmisión de valores evangélicos, tan necesarios en las circunstancias actuales.

Sabemos que los enormes intereses de la sociedad del consumo, la distorsión por parte de algunos medios de comunicación, la industria turística, que legítimamente se beneficia de la capacidad movilizadora de nuestra Semana Santa, podrían insensiblemente ir reduciéndola a puro folclore y espectáculo, que lo es y lo debe ser, pero que es y debe ser mucho más que eso.

No dejemos que los signos cristianos se conviertan en expresiones de una vaga y confusa religiosidad natural. Así, la celebración de los misterios centrales de nuestra fe dejaría de ser memoria de Salvación para convertirse, por ejemplo, en simple celebración de los ciclos de la naturaleza, en fiestas de primavera desvinculadas de su origen, de su sentido eclesial y de las exigencias éticas que comporta. Esta filosofía barata de lo religioso no es infrecuente encontrarla en algunos comentaristas de la Semana Santa. A nadie se le oculta que existen corrientes culturales que intenta liberar a occidente de lo que ellos llaman “la esclavitud del cristianismo”, que no tendría otro estatuto ni otra densidad cultural que la de ser el residuo vigente de viejas supersticiones.

Ninguna de las corrientes anteriores hará nada para impedir lo apuntado. Nuestras Cofradías sí tienen motivos, y Dios quiera que fuerzas, para que nuestra Semana Santa sea lo que debe ser.

Quiero, desde aquí, felicitar a nuestras Cofradías porque sé que cuidan con esmero la identidad cristiana y eclesial de los “pasos” que con tanta belleza y entusiasmo portan sobre sus hombros. La conexión fuerte entre lo que de manera plástica se representa en la calle y lo que se hace presencia viva de modo sacramental en las celebraciones litúrgicas ha sido y será siempre la mejor salvaguarda de la identidad de la Semana Santa, que deseo, un año más, muy fecunda y vivificante para todos los diocesanos.

✠ Ciriaco Benavente Mateos
Obispo de Albacete

Anuncios

Un comentario sobre “Semana Santa 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s