Conocer mejor a Jesucristo para seguirle con alegría

Carta de
Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca

2017_ruiz_martorell_julian

Semana Santa 2018

Durante este tiempo de preparación, desde las cofradías y hermandades estamos llamados a crecer en el conocimiento interno de Cristo Salvador y a configurarnos con Él.

Conocer a Jesús internamente no significa solo ampliar nuestros datos sobre Él, retener en nuestra mente nuevas ideas. Se trata no solamente de “saber” sino de “saborear”; es decir, de detenernos a escuchar sus palabras, admirarnos ante sus milagros, sorprendernos después de oír sus parábolas, acompañarle en sus silencios, agradecer sus gestos de ternura y cercanía, recibir su perdón, dejarnos invadir por su misericordia.

El conocimiento interno no es superficial, ni transitorio. No es un breve momento punzante ni un instante que se queda en la epidermis y se evapora. Es algo mucho más profundo, mucho más significativo, mucho más comprometedor.

Jesucristo nos revela su maravillosa identidad, nos habla del Padre porque habla con el Padre y por eso puede hablar como el Padre. Nos habla sobre el Padre porque Él lo conoce personalmente. Nos manifiesta quién es Dios porque Él es Hijo de Dios.

Cristo nos revela los secretos más íntimos de su corazón y nos invita a participar de ellos. De esta manera es posible ir configurándonos con Él. Es posible hacer nuestros sus sentimientos, su estilo de vida, sus acciones salvadoras. Es posible comulgar con Él; es decir, vivir en comunión con sus sufrimientos y sus alegrías, y unirnos a su muerte para resucitar con Él.

Hemos de aprovechar este tiempo de gracia para prepararnos a vivir el centro del año litúrgico. Todo nació de la Pascua y, ahora, todo nos conduce hacia la Pascua.

Hemos de disponer nuestro cuerpo y nuestro espíritu para celebrar con gozo, admiración y gratitud el acontecimiento central de nuestra fe.

Junto con la preparación interior también hay una puesta a punto en muchas actividades que dan nuevo vigor a la vida cofrade. Cofradías y hermandades multiplican sus encuentros, asambleas y reuniones en un ritmo que se ha prolongado durante todo el año, pero que ahora se actualiza con especial dedicación y esfuerzo.

A lo largo de varios meses se ha llevado a cabo una importante labor en la renovación de los estatutos de algunas cofradías y hermandades. Se ha subrayado su naturaleza, su vida y su misión, sus organismos y competencias. Es bueno tener un marco de referencia para participar con gozo e intensidad en la noble y apasionante vida cofrade.

Durante la Cuaresma son muchas las personas que se comprometen personal y comunitariamente en este tiempo de renovación espiritual y también material. Siempre hay algún trabajo que hacer y muchos contactos personales que establecer.

Todo ello se realizará con ilusión creciente, con entrega permanente, con diligencia constante, con espíritu de servicio y con alegría evangélica.

Muchas gracias por tanto tiempo dedicado, por tanto esfuerzo solidario, por tanta comunicación gratuita.

Muchas gracias a todos los miembros de las cofradías y hermandades por el deseo de conocer cada día mejor a Jesucristo para seguirle con una alegría más plena.

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

ruizmartorell_firma
✠ Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s