“Atrae a todos hacia mí” (Jn 12,32)

Carta de
Mons. D. Sebastià Taltavull Anglada
Obispo de Mallorca

2017_taltavull_anglada_sebastia

Domingo 25 de marzo de 2018

Ya en los inicios del cristianismo era viva esta pregunta ¿por qué la cruz de Jesús es escándalo y absurdo para unos y poder y sabiduría para otros? Estamos ante un misterio y sólo es posible acceder a ellos desde la fe en aquel que ha sido crucificado. La cruz es un misterio porque no sólo es un enigma difícil de deshacer, sino porque contiene la profundidad del drama más humano que existe: una muerte afectada por un doble movimiento: primero, por la realidad universal e indiscutible de que todos morimos y, segundo , por la posibilidad tristemente real que el hombre es capaz de matar. Es el triste relato de muchos días!

Jesús vive en su persona el doble efecto de este drama. Y, porque es hombre y Dios , este drama toma una nueva significación con consecuencias salvíficas para la humanidad. Así lo entendemos los cristianos desde la fe y así lo anunciamos. Tanto, que su muerte implica la nuestra y le da un sentido nuevo: la muerte no es la última palabra, porque Dios ha intervenido en el hombre Jesús a favor de todos nosotros, hombres y mujeres de todos los tiempos. Así, ha hecho que la muerte sea el paso necesario para llegar a la vida.

Incomprensible misterio desde una mentalidad que no acepta la intervención de Dios. Incomprensible misterio para aquel que se resiste a morir y no ve más allá. La Vida aparece en el núcleo más dramático de esta muerte como el fruto que nace del grano de trigo que se ha podrido en el corazón de la tierra para dar vida. “Ha llegado la hora -dice Jesús- que el Hijo del hombre sea glorificado. Os aseguro que si el grano de trigo no cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho de fruto” (Jn 12, 23-24). Palabras que nos mueven a la confianza y llenan de esperanza y alegría la existencia.

Al final de la semana santa la cruz queda iluminada y ya no cuelga nadie, nunca habría de colgar a nadie! La luz de Pascua nos la hace mirar con ojos nuevos, transfigurados, los de la fe, que ven superable el mal, la muerte, el pecado y toda injusticia.

taltavull_firma
 Sebastià Taltavull Anglada
Obispo de Mallorca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s