La nueva evangelización a promover en nuestra Iglesia

Carta de
Mons. D. Gerardo Melgar Viciosa
Obispo de Ciudad Real

2017_melgar_viciosa_gerardo

Domingo 15 de abril de 2018

Queridos diocesanos y amigos:

Seguro que todos hemos oído hablar, y muchas veces, de la nueva evangelización y, de manera especial, de la urgencia de promoverla en la Iglesia, especialmente en la Iglesia de la vieja Europa.

Actualmente la Iglesia tiene el tema de la nueva evangelización puesto en su agenda, y además ocupando un primer puesto como algo urgente a promover en nuestras iglesias del viejo continente Europeo.

La creación del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización está respondiendo a esta urgencia, lo mismo que la décimo tercer asamblea general ordinaria del Sínodo de los Obispos.

La expresión nueva evangelización fue utilizada por el papa Juan Pablo II en su viaje a Polonia y especialmente en la conmemoración del 500 Aniversario de la Evangelización de América Latina, en el que dirá a los Obispos de ese continente: «Dicha conmemoración tendrá su significación plena si es un compromiso como obispos, junto con vuestro presbiterio y fieles, compromiso no de re-evangelización, pero sí de una nueva evangelización: nueva en el ardor, en sus métodos y en su expresión». (Juan Pablo II, Discurso a la XIX Asamblea del CELAM (9 de marzo 1983).

No se trata de repetir algo que ya se ha hecho y que no ha funcionado. La nueva evangelización no es una reduplicación de la primera o una simple repetición. Se trata de atreverse a transmitir el anuncio del Evangelio por nuevos senderos, dadas las nuevas condiciones en las que se encuentra la Iglesia actual.

La Iglesia actual debe afrontar nuevos desafíos tanto en las misiones como en los pueblos que ya han recibido el anuncio de Cristo. Es una acción sobre todo espiritual que consiste en hacer nuestros el coraje y la fuerza de los primeros cristianos y de los primeros misioneros.

Esto quiere decir que es una acción que requiere un discernimiento del estado actual de la salud del cristianismo, de los pasos cumplidos y de las dificultades encontradas.

Se trata de dar «un gran paso hacia adelante en su evangelización, debe entrar en una nueva etapa histórica de su dinamismo misionero», que diría Juan Pablo II.

Nueva evangelización es sinónimo de renovación espiritual de la vida de fe de las iglesias locales, sinónimo de puesta en marcha de caminos de discernimiento de los cambios que están afectando a la vida cristiana en los distintos contextos culturales, sinónimo de relectura de la memoria de la fe, de asunción de nuevas responsabilidades y energías en vistas a una proclamación gozosa y contagiosa del Evangelio de Jesucristo.

Decía Juan Pablo II que Europa no debía apelar simplemente a su herencia cristiana anterior, sino que debía alcanzar de nuevo la capacidad de decidir sobre su futuro en un encuentro con la persona de Jesucristo y su mensaje (Cfr. Juan Pablo II, Ecclesia in Europa).

Seguiremos hablando en próximos domingos de los escenarios en los que desarrollar esta nueva evangelización.

Feliz domingo para todos.

firma_melgar
✠ Gerardo Melgar Viciosa
Obispo de Ciudad Real

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s