María, Madre de la Iglesia

Carta de
Mons. D. José Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Orense

JoseLeonardoLemosMontanet

El mes de mayo es un tiempo eminentemente mariano, está incorporado a nuestro código genético espiritual, lo hemos vivido desde niños en casas, en los colegios de entonces y, por supuesto, en la parroquia. Este año, una vez más, el papa Francisco ha vuelto a sorprendernos. El pasado 11 de febrero, fiesta de la Virgen de Lourdes, obsequió a toda la Iglesia con un documento en el que ha establecido que la memoria de la Bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia, sea inscrita en el Calendario Romano el lunes después de Pentecostés y sea celebrada cada año. Con esta fiesta pretende lograr la promoción de esta devoción mariana, para incrementar el sentido materno de la Iglesia en los Pastores, en los religiosos y en los fieles, así como la genuina piedad mariana. Se nos dice además, que esta celebración nos ayudará a recordar que el crecimiento de la vida cristiana, debe fundamentarse en el misterio de la Cruz, en la ofrenda de Cristo en el banquete eucarístico, y en la Virgen oferente, Madre del Redentor y de los redimidos.

Ruego a todos los sacerdotes y demás fieles de esta Diócesis que mientras no dispongamos de los textos litúrgicos oficiales para la celebración de la Misa y de la Liturgia de las Horas de esta fiesta, utilicemos el formulario que aparece en el Misal Romano (Edición actual, pp. 1078-1079; en la edición anterior, pp. 1007-1008; y en el Misal galego, pp. 1007-1009). No nos olvidemos que este formulario mandó instituirlo el beato Pablo VI, el 21 de noviembre de 1964, como conclusión de la tercera sesión del Concilio Vaticano II, después de declarar a la bienaventurada Virgen María “Madre de la Iglesia”. De ahí que la Santa Sede, después de haber propuesto la misa votiva en honor de la bienaventurada María, Madre de la Iglesia, con ocasión del Año Santo de la Redención (1975), incluida posteriormente en el Misal Romano, concedió también la facultad de añadir la invocación de este título en las Letanías Lauretanas (1980). Os ruego que en ese día encomendéis, de manera especial, los trabajos del Sínodo Diocesano, a todos los que en él participan y para que la Madre de la Iglesia mueva los corazones de aquellos que todavía no han descubierto la importancia que este acontecimiento eclesial tiene para ellos y para muchos que todavía no han oído hablar del Sínodo.

Por otra parte, el día 3 de mayo celebramos la fiesta del Santo Cristo en la Catedral de Ourense; inmediatamente después comenza la novena a la Virgen de Fátima en su parroquia-santuario de O Couto. En ese lugar, el domingo día 6, a las 19.00 horas, contando con la ayuda de las parroquias, de la Vicaría para la Pastoral y de la Hospitalidad de Lourdes, durante la Misa de la Novena, celebraremos el Sacramento de la Santa Unción para todos los enfermos de la ciudad y de su entorno que, de acuerdo con sus sacerdotes, estén debidamente preparados. No desaprovechemos esta ocasión de gracia a la que el Señor nos invita, bajo la mirada de la Virgen Madre, a celebrar este sacramento de forma más comunitaria.

Por último, perdonad que sea reiterativo en este tema, pero de vuestra colaboración y de la de los vuestros depende la vida y el funcionamiento cotidiano de nuestra Iglesia Diocesana. Os ruego que no os olvidéis de marcar con la X la casilla en favor de la Iglesia Católica en la Declaración de la Renta. En el último año, en el territorio de nuestra Diócesis, hemos bajado un 1, 69 % con respecto al año anterior. No os olvidéis que marcar esa X en favor de la Iglesia Católica es compatible con marcar, también, la casilla de Otros Fines Sociales. Sé que en ocasiones es más un descuido que otra cosa. Ayudémonos entre todos a convertir en real lo que se vive en la mayor parte del Pueblo de Dios. Ayudar a la Iglesia, utilizar el Portal de Ayuda a tu Iglesia que encontraréis en la web de nuestra Diócesis, es una forma de hacer real tantas necesidades como se puede cubrir con tan poco: funcionamiento de nuestra parroquias, reparaciones de templos, puesta en marcha de nuestros Seminarios, atención a los sacerdotes y demás agentes de pastoral para que puedan atender las 735 parroquia de nuestra Iglesia Diocesana.

Que Santa María, Madre de la Iglesia, nos ayuda a descubrir la belleza de sentirnos hijos, hermanos y responsables de esta Iglesia que camina por las tierras de Orense. Os encomiendo a Nuestra Madre y os bendigo con afecto.

lemos_montanet_firma✠ J. Leonardo Lemos Montanet
Obispo de Orense

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s