Reflexiones al inicio de curso

Carta de
Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

2017_morga_iruzubieta_celso

Domingo 9 de septiembre de 2018

Queridos fieles:

Iniciamos un nuevo curso pastoral con la celebración gozosa de Santa María de Guadalupe, patrona de Extremadura. Lo iniciamos pidiendo al Señor su gracia para que todo lo que pensemos y realicemos por la evangelización sea para su gloria y el bien de nuestras hermanas y hermanos en la fe y de todos los hombres y mujeres que habitan en nuestra archidiócesis y en el mundo.

Tenemos por delante un curso pastoral apasionante. El Plan pastoral que nos trazamos hasta el 2020 nos invita a poner en primer plano, durante este año, la función santificadora de la Iglesia, en modo particular mediante la sagrada Liturgia, que es el ejercicio sacerdotal de Jesucristo; en ella, los signos sensibles, que son los sacramentos, significan y, cada uno a su manera, realizan nuestra santificación y, así, todo el Cuerpo místico de Jesucristo, es decir, Cabeza y miembros, ejerce el culto público por el que Dios es perfectamente glorificado. Realmente, es una obra tan grande, por ser obra de Cristo sacerdote y de su Cuerpo, que es acción sagrada por excelencia «cuya eficacia, con el mismo título y el mismo grado, no la iguala ninguna otra acción de la Iglesia» (Const. Sacrosanctum Concilium, 7).

Animo de corazón a toda la Iglesia diocesana, sobre todo a los sacerdotes, sus ministros ordinarios, a que tomemos muy en serio la renovación de la vida litúrgica en nuestra archidiócesis. Animo a una formación litúrgica más intensa y eficaz de todos los fieles y, en consecuencia, a una participación más consciente y activa.

Iniciamos el curso con tristeza y dolor de corazón por la situación de la Iglesia. Formamos parte de la Iglesia universal, que esta viviendo momentos difíciles a causa de abusos a menores por parte de miembros de la jerarquía, que no fueron atajados en tiempo y forma debida. El Santo Padre y, con él, toda la Iglesia, ha pedido en repetidas ocasiones, humildemente, perdón y ha recibido a víctimas de esos abusos, que llevan consigo heridas que perduran de por vida; a parte de la labor necesaria de los tribunales, se han puesto en práctica medidas de prevención que han disminuido mucho en la Iglesia, esos abusos execrables, sin que ello quiera decir que ya estas medidas son suficientes o que no se vayan a dar esos abusos en el futuro.

Sólo quiero invitaros a rezar para que estos escándalos, que tanto daño hacen a la Iglesia, desaparezcan de esta familia de los hijos de Dios, ya que nada hay más contrario a su vida de amor a Dios y al prójimo que estos abusos. Recordaros también que la gracia de Dios, mediante los sacramentos y su Palabra, nos llega también a través de ministros que no estén en gracia de Dios. Este es un aspecto de la doctrina católica que nos da la seguridad y el consuelo de la acción salvadora directa de Cristo en su Cuerpo que es la Iglesia, a pesar de que quien administre un sacramento o predique la Palabra de Dios no esté en gracia y amistad con Él. La Iglesia no es nuestra sino Suya.

A todos los profesores, administrativos y alumnos de nuestros centros educativos les deseo también un curso escolar fecundo en formación humana, cristiana y conocimientos para formar mujeres y hombres de bien y verdaderos profesionales que puedan servir al bien común de la sociedad.

morga_firma
 Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s