Presentación de la Programación Diocesana 2018-2019

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

En la presentación del Plan Pastoral Diocesano (2018-2021) he comentado las actitudes necesarias para ponerlo en práctica. Es necesario asimilarlas, con la ayuda del Espíritu Santo para que contribuya a transformar nuestra diócesis en una diócesis en estado de misión. Ahora me limito a señalar y comentar brevemente los retos que se nos presentan para el próximo curso pastoral.

En la Programación del curso pastoral 2018-2019 se nos presentan los seis retos del Plan Pastoral Diocesano. Cada uno viene acompañado de acciones a nivel diocesano, arciprestal y de parroquia o Unidad Pastoral. Exhorto a todos a que lo pongamos en práctica con imaginación creativa y ánimo esperanzado y esperanzador en parroquias, Unidades Pastorales, comunidades y arciprestazgos.

Reto 1: Avivar nuestra condición de discípulos misioneros. Empecemos por privilegiar el primer anuncio, como ya se hace en algunas parroquias de nuestra diócesis. Y a los que han vivido una experiencia de primer anuncio ayudémosles con una buena catequización al mismo tiempo que se estrenan en su compromiso apostólico. Es fundamental el acompañamiento personal y de grupo.

Reto 2: Configurar nuestra Iglesia diocesana en permanente estado de misión (EG 25). Hagamos gestos públicos donde se manifieste la unidad y la comunión en la Iglesia diocesana. Cuidemos la acogida, organicemos encuentros para compartir experiencias misioneras.

Reto 3: Incrementar la vivencia de la vida como vocación promoviendo especialmente las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada. Cuidemos la oración por las vocaciones y la propuesta vocacional con el debido discernimiento y acompañamiento.

Reto 4: Cuidar la atención pastoral a las familias. Prosigamos el acompañamiento de matrimonios jóvenes y matrimonios con problemas y hagamos del domingo el día del Señor y el día de la familia. Prestemos atención a la pastoral con jóvenes siguiendo las orientaciones del próximo Sínodo.

Reto 5: Testimoniar que somos una Iglesia servidora de los pobres. Prestemos especial atención a las personas en situación de pobreza y exclusión social e igualmente a las nuevas pobrezas. Reforcemos las Cáritas parroquiales y arciprestales.

Reto 6: Vivir los sacramentos en el ámbito de la misión evangelizadora. Impliquemos a las familias en la catequesis de los hijos. Valoremos las manifestaciones de la piedad popular purificando lo que sea deficiente y potenciando lo positivo.

Santander, 1 de agosto de 2018

sanchez_monge_firma
✠ Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s