Compartir en familia

Carta de
Mons. D. Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

2017_Sanchez_Monge_Manuel

Día de la Iglesia Diocesana 2018

El día de la Iglesia Diocesana es una jornada importante cada año. Recordamos que formamos la Iglesia del Señor que peregrina en Cantabria y el Valle de Mena, una gran familia diocesana. La Iglesia existe en lugares concretos, en comunidades visibles, presididas por un obispo, sucesor de los apóstoles. La Iglesia es una comunidad de fe, esperanza y amor donde vivimos unidos por lazos familiares. Llegamos a ser una gran familia porque nos importan antes los otros que nosotros mismos. Porque antes de buscar, exigir o querer recibir cada uno egoístamente, estamos dispuestos a dar y a darnos. Nuestra Iglesia, cada uno de nosotros, procura el bien de todos, comenzando por los más necesitados y teniendo una particular atención a los parados, a los ancianos, a los enfermos y a quienes viven solos. Igualmente queremos anunciar la alegría del Evangelio. Para compartirla con quienes no la conocen todavía. Queremos acompañar con los sacramentos y las celebraciones los momentos importantes de cada familia y cada cristiano. Desde el nacimiento hasta el ocaso natural de la vida. La gran familia diocesana nos ayuda a madurar la fe en comunidad y a vivirla con un compromiso consecuente.

Conviene recordar estas cosas, porque a veces, cuando hablamos de la Iglesia, sin quedarnos en los aspectos más exteriores de ella. Más aún, en ocasiones nuestra imagen de la Iglesia proviene de círculos, asociaciones políticas o medios de comunicación social contrarios a la Iglesia que la consideran una mera organización separada de la vida concreta de la gente. Es cierto que los católicos no siempre honramos el nombre que llevamos con nuestras obras. Pero, ¿por qué se habla más de lo malo que de lo bueno? ¿Por qué agrandar lo malo y silenciar lo bueno?

Celebremos el Día de la Iglesia Diocesana. En primer lugar rezando por nuestra Iglesia, por todos sus miembros, sin olvidar a los alejados y a los que más sufren. Pero no basta con la oración, hay que conocer más a fondo su misterio profundo y su vida de cada día. Es muy deseable que nos preguntemos: ¿qué hacemos realmente por nuestra Iglesia? ¿Nos comprometemos en sus actividades apostólicas? ¿Aprovechamos las oportunidades que la diócesis nos da para vivir la caridad, para formarnos cristianamente y para practicar voluntariados? En el Día de la Iglesia Diocesana también podemos y debemos hablar de dineros. Si la diócesis es una verdadera familia todos debemos contribuir a ayudar en sus gastos y necesidades. También es importante nuestra colaboración económica para que la Iglesia en nuestra tierra pueda seguir desarrollando la gran labor caritativa y social, la catequesis parroquial, la celebración de los sacramentos, la presencia y el acompañamiento de los sacerdotes como lo viene realizando. Contribuyamos generosamente con lo que nosotros podemos y la diócesis necesita.

sanchez_monge_firma
✠ Manuel Sánchez Monge
Obispo de Santander

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s