Somos una gran familia CONTIGO

Carta de
Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

2017_antonio_gomez_cantero2

Día de la Iglesia Diocesana 2018

Es común que en los grupos de confirmación y entre los participantes en la pastoral juvenil se pregunten sobre cómo se sostiene la Iglesia y si realmente es rica o no. También es verdad que, algunas veces, viven con cierta confusión las leyendas ciudadanas o las denuncias que sobre la economía de la Iglesia presentan los medios o en las conversaciones que mantienen entre ellos, muchas veces cargadas de tópicos.

Las personas más adultas, en cambio, si participan en la vida de sus parroquias, movimientos o asociaciones saben de las dificultades económicas por las que pasa la Iglesia para llevar a cabo su misión. Aunque algunas de ellas piensen que para cualquier problema ya está el obispado para que lo solucione. De tal manera que pueden estar confundiendo a la institución con una vaca lechera que se la puede ordeñar sin preocuparnos cómo y quién la tiene que alimentar.

La economía de la Iglesia diocesana tiene muchos palillos que tocar. Los edificios, es decir, iglesias, ermitas, que requieren conservación y arreglos varios, la electricidad, la limpieza y el decoro para las celebraciones (flores, velas, manteles, peanas…). Normalmente esto lo sustentan los mismos fieles, y cuando las obras son de mayor calado entre las instituciones civiles que nos ayudan (ayuntamiento, diputación, fondos FITE, fundaciones, etc., la diócesis y la propia parroquia buscan la manera de llevarlo a cabo.

En segundo lugar, están Cáritas y las asociaciones caritativas, que cada vez más dependen de los voluntariados y de los donativos para poder dar respuestas a las necesidades de cualquier persona, sin preguntarles qué credo profesan o de qué raza o pueblo son. La ayuda es para todo aquel que tenga una necesidad, sin ningún tipo de discriminación. Es una tarea humanitaria necesaria, más que nunca en un mundo tan convulso como el nuestro.

En tercer lugar, los sacerdotes. Algunos jóvenes piensan que cobran de las arcas del Estado. Nada más lejos de la realidad. Para sostener la diócesis, además de las donaciones, las herencias, necesitamos de la “X” que tantos señalan en el apartado de la declaración de la renta como ayuda a la Iglesia, luego es un donativo que sale de muchos creyentes y no creyentes que creen en la labor de la Iglesia. Fijaos en nuestros pueblos, allí está el sacerdote para echar una mano, para consolar, para ayudar, para poner un poco de ternura a la vida, para estar pendiente de cualquier necesidad, para acompañar a rezar; la labor del sacerdote es esencial en el engranaje de la sociedad, por eso tantos pueblos lamentan que ya no pueda vivir entre ellos, y que tan solo pase alguna vez en la semana.

Aun así, algunos jóvenes desorientados sacan el tema del IBI (Impuesto por los Bienes Inmuebles); que por qué la Iglesia no paga por las iglesias y las ermitas… La Iglesia no paga por los inmuebles que están al servicio de al menos una parte importante de la sociedad, como no pagan las otras confesiones, ni mezquitas, ni sinagogas, ni los ayuntamientos, ni los partidos políticos, ni los sindicatos, ni los hospitales, los campos de fútbol, ni las sociedades sin ánimo de lucro, el terreno de RENFE, ni las universidades, y así un largo etcétera. Será un despropósito que unos paguen y otros no. Y si algún día lo tuviéramos que hacer, ese gravamen caería sobre todos los fieles. Luego es necesario que luchemos por nuestros derechos.

Es necesario que todos los católicos sepamos que tenemos que mantener nuestros servicios humanitarios, culturales, docentes y celebrativos. Tomar conciencia de que todo cuesta y de que tenemos que estar al servicio de todos es cada vez más necesario.

Ánimo y adelante.

firma_gomezcantero
✠ Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s