Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María

Homilía de
Mons. D. BRAULIO RODRÍGUEZ PLAZA
Arzobispo metropolitano de Toledo
Primado de España

braulio08122018

S.I. Catedral Primada de la Asunción, Toledo
Sábado, 8 de diciembre de 2018

El dogma de la Inmaculada es un regalo. Y así se vive en el Pueblo cristiano, porque despierta en muchas personas un sentimiento de alegría. ¿Qué vemos en esta fiesta? ¿Qué intuimos? Sin duda, un sentimiento de victoria definitiva sobre el mal; pero también un consuelo presente, ya que, en Ella, en la Madre del Señor, está realizado lo que nosotros realizaremos. Por eso, reitero, el Pueblo cristiano ha sentido siempre esta fiesta de la Inmaculada Concepción de María como algo muy cercano y muy profundo. Continuar leyendo “Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María”

Anuncios

Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María

Homilía de
Mons. D. ADOLFO GONZÁLEZ MONTES
Obispo de Almería

2017_Gonzalez_Montes_Adolfo

S.A.I. Catedral de la Encarnación, Almería
Sábado, 8 de diciembre de 2018

HOMILÍA EN LA SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA B. V. MARÍA

Queridos sacerdotes y seminaristas;
Queridos hermanos y hermanas:

La solemnidad de la Inmaculada nos invita a celebrar el misterio de la concepción inmaculada de la Virgen con alegría y esperanza. Desde el primer momento de su existencia el hombre se hizo culpablemente pecador desobedeciendo el mandato de Dios, queriendo hacerse dueño del paraíso en lugar de custodio responsable del mismo. Adán, representante corporativo de toda la humanidad, quiso que se le abrieran los ojos para ser igual a Dios, conocedor del bien y del mal, pero, al abrírsele los ojos, Adán y Eva se dieron cuenta de que estaban desnudos y se avergonzaron el uno del otro, se produjo aquel desequilibrio que introduce la desobediencia al mandato de Dios, provocando la desconfianza  que trastorna las relaciones entre el hombre y la mujer;  y, más allá de la comunión personal entre ambos, la relación entre los hombres en general. La desobediencia al mandato de Dios da lugar a la quiebra de la armonía que sostenía la relación del hombre con Dios. El pecado introdujo así en el mundo la muerte, no tanto la muerte biológica cuanto la muerte eterna, que es la lejanía definitiva de Dios. Continuar leyendo “Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María”

Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María

Homilía de
Mons. D. JULIÁN LÓPEZ MARTÍN
Obispo de León

lopezmartin07122018

(Santa Iglesia Catedral, 8-XII-2018)

“Alégrate María llena de gracia”.

Gn 3,9-15.20; Sal 97                    Ef 1,3-6.11-12                    Lc 1,26-38

El Evangelio que se acaba de proclamar debe encontrar un eco especial no solo en nuestros oídos sino también en nuestro corazón. Acabamos de escuchar, en el marco del relato de san Lucas, el comienzo de la oración que todos aprendimos para invocar a la Santísima Virgen y que el pueblo cristiano no deja de repetir una y otra vez: “Ave María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús”. Continuar leyendo “Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María”

Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María

Homilía de
Mons. D. JOSÉ MANUEL LORCA PLANES
Obispo de Cartagena en España

lorca08122018

S.I. Catedral de Santa María, Murcia
Sábado, 8 de diciembre de 2018

Ilmo. Sr. Dean,
M.I. Cabildo de la Catedral,
Sacerdotes, religiosos y religiosas
Hermanos y hermanas,

La Solemnidad de la Inmaculada Concepción, queridísimos hermanos, nos sitúa en presencia de la obra maestra realizada por Dios a propósito de la Redención. La Virgen María es la criatura perfectamente rescatada es la Nueva Eva, a ésta el Señor la creó desde la gracia, pero no resistió ante la tentación del demonio y pecó alejándose de Dios; María, sin embargo, fue preservada de todo pecado, Dios la hizo llena de gracia, pero Nuestra Señora es Inmaculada, porque supo mantenerse en la Voluntad de Dios siempre, venciendo las seducciones del maligno, por eso se le presenta pisando la cabeza de la serpiente. Continuar leyendo “Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María”

Carta a los sacerdotes del presbiterio diocesano de Córdoba

escudo-obispo-demetrio
DEMETRIO FERNÁNDEZ GONZÁLEZ
Obispo de Córdoba

Córdoba, 8 diciembre 2018
PROT. N. S. 2018/12/31

Queridos hermanos sacerdotes de Córdoba:

1.- Un don de Dios para la diócesis de Córdoba

La elección de D. FRANCISCO–JESÚS OROZCO MENGÍBAR como obispo de Guadix nos ha producido una inmensa alegría, la alegría de poder dar a la Iglesia un nuevo obispo nacido, criado y formado en esta Iglesia diocesana de Córdoba. He recibido muestras de felicitación por todas partes, los curas de Córdoba se han sentido muy honrados con esta distinción del Santo Padre. La alegría ha sido la tónica general de este acontecimiento singular. El Santo Padre en persona, el Cardenal Secretario de Estado, el Cardenal Prefecto de Obispos, el Nuncio Apostólico y muchos Obispos españoles han felicitado a la diócesis de Córdoba por esta generosa donación. Estamos realmente muy contentos por este acontecimiento.

Personalmente, lo considero un momento de gracia especial para toda la diócesis, pues al ser ungido con la plenitud del sacerdocio un miembro de nuestro presbiterio, espero de Dios que todo el presbiterio quede más ungido de Espíritu Santo, más dócil a la voluntad de Dios, más orientado hacia la santidad, más entregado para anunciar el año de gracia del Señor, más misionero y más generoso en la donación a los demás.

Preparemos espiritualmente este acontecimiento de gracia, cada uno, cada parroquia, cada entidad diocesana. No es algo bueno que le toca a un amigo simplemente y por ello nos alegramos. Es un don de Dios para toda su Iglesia, que tiene su concreción en la diócesis de Córdoba de donde es tomado y en la hermana diócesis de Guadix a la que es destinado, además del enriquecimiento en la provincia eclesiástica de Granada, en la Asamblea de Obispos del Sur, en la Conferencia Episcopal Española y en el Colegio Episcopal con el Papa a la cabeza. Que este acontecimiento nos mueva a todos y cada uno a una conversión sincera y a un acercamiento mayor a Dios, que a cada uno nos encomienda la misión de entregarnos a los demás.

2.- Una pieza importante que hay que suplir

Junto a esa alegría y la fiesta que le acompaña, que es el sentimiento prevalente en este momento, esta elección y su consiguiente desplazamiento deja huecos importantes en la diócesis de Córdoba que hay que cubrir para normalizar el servicio eclesial de cada uno de esos oficios. La capacidad y entrega de D. Francisco-Jesús ha llenado un amplio espacio, que ahora queda vacío. Le deseamos mucho fruto pastoral en su diócesis de Guadix, oramos por sus intenciones y nos disponemos a seguir adelante en la andadura de esta querida diócesis de Córdoba. Tanto el Nuncio Apostólico como el cardenal Prefecto de los Obispos me señalaban que la diócesis de Córdoba tiene capacidad en este momento para asumir esta “pérdida”, en la que muchos tendrán que ajustar su trabajo y algunos tendrán que configurarlo de nuevo.

3.- Un nuevo Vicario General, D. Antonio Prieto Lucena

El oficio más importante que D. Francisco deja vacante es el de Vicario General de la diócesis, que él ha desempeñado durante siete largos años. Este oficio no afecta sólo al Obispo, que en el Vicario General tiene su “alter episcopus”, es decir, su colaborador más estrecho y cercano, sino a toda la diócesis, que en el Vicario General encuentra un hermano cercano a cada sacerdote, a cada persona, a cada institución. He orado más intensamente estos días, he pedido oraciones, he reflexionado ampliamente, he pedido consejo para este discernimiento. Y me he decidido por el sacerdote diocesano D. ANTONIO PRIETO LUCENA, hasta ahora rector del Seminario Mayor y Menor “San Pelagio”. Acogedlo con toda confianza, y estoy seguro que no decepcionará las expectativas que en él depositamos el Obispo y toda la diócesis.

El Vicario General es además Moderador de la Curia diocesana. Acompañemos al nuevo Vicario General, para que aprenda su oficio con la colaboración disponible de todos. Este es un momento de especial comunión eclesial, en el que dejamos a un lado las posiblescomponendas humanas, y acogemos en la fe y en la comunión al nuevo Vicario General para toda la diócesis. Ved en él al que hace las veces del Obispo, pues goza de mi plena confianza.

Soy consciente al hacer esta elección que dejo un roto importante –y extremadamente delicado– en la diócesis: el rumbo del Seminario Mayor “San Pelagio”, que ha navegado en estos años con un buen timonel y un buen equipo. Esto me ha detenido en mi decisión para volver a considerarlo una y otra vez. Al final, me parece la decisión más acertada, y espero no haberme equivocado.

4.- Un nuevo rector del Seminario Mayor y Menor “San Pelagio”

Confieso que no encuentro tantos buenos rectores como posibles Vicarios Generales, pero había varias posibilidades. Entre todas ellas, me he decidido por D. JESÚS-MARÍA MORIANA ELVIRA, hasta ahora Vicario episcopal territorial de la Sierra y párroco de Belmez y el Hoyo. Espero que este nuevo rector sea asesorado en sus primeros pasos de andadura por el rector anterior y sea ayudado por el equipo actual de formadores.

Conocéis muy bien a Jesús Moriana. Un joven sacerdote maduro, que ha experimentado el trabajo parroquial y ha dado la talla con creces en su preparación intelectual, dejando en el Colegio Español de Roma una estela preciosa de laboriosidad, de servicio, de espiritualidad, de comunión con todos. La experiencia de Vicario de la Sierra, breve pero intensa, le ha hecho miembro del Consejo Episcopal y ha podido asomarse al amplio campo de la diócesis y sus necesidades. Espero que en el campo delicado del Seminario, donde se forman los futuros sacerdotes y se reclutan nuevas vocaciones, pueda servir con competencia y humildad como lo ha hecho hasta ahora en otros campos. Cuente con el apoyo de todos, como lo tiene del Obispo.

5.- Un nuevo Vicario episcopal territorial de la Sierra

Para Vicario episcopal de la Sierra he designado al sacerdote diocesano D. JUAN-LUIS CARNERERO DE LA TORRE, que, después de su experiencia en las aldeas, ha completado su formación en Filosofía en la Universidad Gregoriana el pasado curso y acababa de comenzar su nuevo oficio como párroco de Pedro Abad, compatible con sus clases de filosofía en el Seminario y el ISCCRR “Beata Victoria Díez”. Asumirá la parroquia de Belmez y el Hoyo, compatible con su nuevo oficio de Vicario episcopal de la Sierra y Miembro del Consejo Episcopal y demás organismos correspondientes. La parroquia de Pedro Abad siente mucho la partida de D. Juan–Luis, porque se ha ganado el corazón de los perabeños en poco tiempo. Es todavía un poco joven, pero eso se pasa con el tiempo.

Para sustituirle he nombrado párroco de Pedro Abad a D. Juan Antonio Torres Reyes, hasta ahora vicario parroquial de Santa Catalina en Pozoblanco, donde será sustituido en su momento por otro vicario parroquial. Todo ello constituye como un terremoto eclesial en la diócesis de Córdoba.

Me remito, queridos sacerdotes, a vuestro sentido eclesial y de fe para ver todo esto no como un simple movimiento del “puzle clerical”, sino como una remodelación a partir del nombramiento del nuevo obispo de Guadix, que nos obliga a reconfigurar todos estos oficios importantes en la diócesis.

He enriquecido también el Cabildo Catedral con nuevos canónigos, con D. Jesús Poyato Varo y D. Antonio-Javier Reyes Guerrero, sacerdotes diocesanos bien preparados y competentes, que han demostrado su capacidad pastoral en distintos ámbitos y su plena comunión con el obispo. E igualmente nombraré en su momento (a final de curso) al nuevo párroco de San Miguel y la Merced en la ciudad, que hasta ese momento será atendida provisionalmente por los sacerdotes que la atendían hasta ahora.

Para mí personalmente es como un cambio de etapa, un antes y un después. Llevo entre vosotros ocho largos años y me falta poco más de seis para presentar mi renuncia por edad. Dios me conceda rematar mi servicio, aportando el vino mejor en esta segunda etapa. Os repito una vez más que estoy feliz entre vosotros.

6.- Un Sínodo de jóvenes en el horizonte

En los últimos meses ha ido madurando la idea de un Sínodo de los jóvenes en Córdoba. Cuando cada uno de los nuevos oficios esté en su cargo, os daré más detalles de esta propuesta pastoral para nuestra diócesis. Pienso que el pasado Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes (octubre 2018) puede dar lugar en nuestra diócesis a un “Sínodo de los jóvenes”, al que acompañan los adultos. No se tratará de un Sínodo con todas las formalidades canónicas que establece el derecho, sino de un “camino juntos”(syn–odos) en el que convoquemos por grupos y en Asamblea a todos los jóvenes de la diócesis, que son varios miles, para recibir el Documento Sinodal del Vaticano, para escuchar de cerca las propuestas de los jóvenes de la diócesis de Córdoba y para proyectar con ellos el futuro de nuestra diócesis. Hay un potencial muy grande y fresco en tantos jóvenes que están en el entorno de nuestras parroquias, de nuestras comunidades y asociaciones, de nuestras cofradías y hermandades, de nuestros colegios e instituciones. Y a estos jóvenes más cercanos queremos ponerlos en estado de misión, en “Iglesia en salida” (como dice el Papa Francisco), para que ellos se conviertan en discípulos misioneros entre los jóvenes de su propia generación. A lo largo del presente curso constituiremos una Comisión, iremos diseñando una programación, que esté lista a final de curso, para dedicar los dos cursos siguientes (2019-2021) a esta acción pastoral prioritariamente. El Consejo Diocesano de Laicos lo ha acogido con entusiasmo.

7.- Renovemos nuestra entrega para servicio de la diócesis

Es momento apropiado para renovar nuestra entrega al Señor en el servicio a la diócesis de Córdoba, donde el Señor nos ha colocado. Es momento de mirar más alto y más lejos, deseando para nuestra diócesis de Córdoba ese espíritu misionero, que el Espíritu Santo y el Santo Padre urgen en frecuentes ocasiones.

No falta alguna defección sacerdotal, como lenta y continua sangría, que provoca un profundo disgusto al Corazón de Cristo y en el corazón de la Iglesia. A todos nos duele, pero sobre todo duele al sufrido Pueblo de Dios que se siente profundamente perturbado cuando los ministros del Señor no responden fielmente al ministerio que un día asumieron gozosamente. Que esto nos estimule a todos los sacerdotes diocesanos a mayor fidelidad, a una mejor respuesta, a una más plena entrega a Cristo y a su Iglesia. Y no dejemos de orar por los hermanos que han desfallecido en el ministerio y nos han dejado.

8.- Sacerdotes santos para santificar al Pueblo de Dios

Pidamos al Señor que acreciente en nosotros la santidad propia del ministerio sacerdotal. Ojalá seamos muchos, pero en todo caso –pocos o muchos– seamos santos. No cumplimos con menos. Un sacerdote santo produce más fruto que cien mediocres. Una historia de santidad nos precede y acompaña en esta diócesis de Córdoba, prolonguemos esa estela, que producirá frutos de santidad en nuestro pueblo santo y suscitará nuevas vocaciones a todos los estados de vida del cristiano. Donde hay un sacerdote celoso y apostólico, no sólo está atendido el Pueblo de Dios en sus necesidades espirituales, sino que surgen jóvenes que quieren ser como él. El principal agente vocacional ha sido siempre y sigue siendo hoy el sacerdote celoso y apostólico.

Gracias, queridos sacerdotes, por vuestra entrega. La conozco de cerca y me edifica continuamente, gracias por vuestra disponibilidad. Cuidemos nuestra vida espiritual, no dejemos la oración diaria, el retiro mensual, los Ejercicios anuales. Pongamos nuestro corazón al calor del Corazón de Cristo en este año jubilar, y él irá derritiendo todas las impurezas y torceduras de nuestro corazón pecador. Que él nos haga desprendidos del dinero, de los honores, de los cargos.

Que nos libre de la avaricia, de la envidia y de la impureza, que nos dé un corazón semejante al suyo, generoso hasta dar la vida. Y que su Madre santísima, la llena de gracia, sea siempre nuestro consuelo. Ella nos dé a su Hijo en esta santa Navidad que se acerca.

El Señor os bendiga a todos, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

demetrio_fernandez_firma✠ Demetrio Fernández González
Obispo de Córdoba

Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María

Homilía de
Mons. D. FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ FERÁNDEZ
Arzobispo de Granada

2017_Martinez_Fernandez_FranciscoJavier

S.I. Catedral de la Encarnación, Granada
Sábado, 8 de diciembre de 2018

Queridísima Virgen Inmaculada, Madre del Hijo de Dios y Madre nuestra;
queridísima Iglesia del Señor, Esposa amada de Jesucristo, Pueblo santo de Dios;
muy queridos sacerdotes concelebrantes;
y queridos hermanos y amigos todos:

Ayer en la celebración de la vigilia de aquí yo decía una cosa que no me importa hoy volver a repetir, tratando de decirlo de manera que os pueda servir más de ayuda y eso es lo que Le pido a la Santísima Virgen.

Yo comenzaba comentando que un libro de un amigo mío, que habla de cómo es la Iglesia y cómo vive la Iglesia después de que la “cultura oficial” ha dejado de ser cristiana (y no es un español el que escribe), tiene un capítulo que a mi me llama mucho la atención, que me pareció muy bello, que se titula “El matrimonio como acto revolucionario”. Continuar leyendo “Santa Misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la bienaventurada Virgen María”

Decreto de aprobación de presencia de la asociación privada de fieles ‘Redemptoris Custos’ en Buenfuente del Sistal

escudo-obispo-atilano-rodriguez

DON ATILANO RODRÍGUEZ MARTÍNEZ, POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SEDE APOSTÓLICA, OBISPO DE SIGÜENZA-GUADALAJARA

El Rvdo D. Leocadio de Jesús Posada Vera, presbítero de la Archidiócesis de Madrid, en representación de la Asociación Privada de Fieles “Redemptoris Custos”, con sede en Madrid, y aprobada canónicamente por su Emcia. Rvdma. D. Carlos Osoro Sierra, Cardenal Arzobispo de la Archidiócesis de Madrid, con fecha del 8 de diciembre de 2017, solicita la presencia y aprobación de dicha Asociación en Buenafuente del Sistal, de esta diócesis de Sigüenza-Guadalajara. Continuar leyendo “Decreto de aprobación de presencia de la asociación privada de fieles ‘Redemptoris Custos’ en Buenfuente del Sistal”