Sínodo de los Jóvenes

Carta de
Mons. D.  Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada–Logroño

carlos escribano

Domingo 9 de diciembre de 2018

La XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos ha trascurrido de modo gozoso a lo largo del mes de Octubre en Roma. Por designación de mis hermanos Obispos de la Conferencia Episcopal Española he tenido la oportunidad de participar en él como Padre Sinodal. Debo reconocer que personalmente lo he vivido como un acontecimiento de gracia, en el que se puede percibir la universalidad de la Iglesia, pues en él participan obispos del todo el mundo que comparten con naturalidad la vida de sus Iglesias particulares y, de modo especial, la situación en la que se encuentran los jóvenes en aquellos lugares. La presencia habitual del Papa Francisco entre nosotros, cercana y prestando mucha atención a todas las intervenciones, me ayudó a vivir con más intensidad la comunión eclesial.

Los jóvenes estaban en el centro de nuestros trabajos conforme al tema establecido para esta Asamblea Sinodal: “la fe, los jóvenes y el discernimiento vocacional”. Su presencia iba más allá de ser el objeto a tratar en las sesiones de trabajo. Un grupo nutrido de jóvenes, cerca de cuarenta, venido de muchos países del mundo formaban parte del grupo de auditores y expertos que participaban con normalidad de los trabajos del Sínodo. Era mi primera participación en una Asamblea sinodal, pero por lo que relataban otros Padre Sinodales más expertos, la presencia de los jóvenes aportó frescura y vitalidad a nuestro encuentro. Ellos participaban con soltura y responsabilidad tanto en el Aula General como en los Círculos Menores (grupos de trabajo por idiomas en los que se profundiza en los aspectos que se van tratando en las reuniones generales), intervenían y escuchaban aportando relatos llenos de testimonio y frescura. Tanto por parte de los padres sinodales como por parte de los jóvenes, los relatos más conmovedores son los que explicaron la realidad de los jóvenes en las Iglesias perseguidas. Mensajes llenos de fortaleza y de autenticidad evangélica.

Comenzando a contemplar con cierta perspectiva el Sínodo de los Jóvenes quizá habría que subrayar dos palabras que de algún modo han marcado el devenir del mismo: sinodalidad y discernimiento. La sinodalidad aparece dentro del documento final al iniciarse la tercera parte del mismo. Se valora como un paso necesario en el que hay que profundizar pues “la vida sinodal de la Iglesia está esencialmente orientada a la misión” (Documento Final –DF- 125). Creo que para entender más plenamente esta reflexión sería interesante acudir a dos documentos muy recientes. El primero es el documento de la Comisión Teológica Internacional, “la sinodalidad en la vida y la misión de la Iglesia” (marzo 2018). Y el segundo sería la Constitución Apostólica “Episcopalis Communio” del Papa Francisco sobre el Sínodo de los Obispos que renueva el funcionamiento de tal institución (15-9-2018). Profundizar en el significado y en la aplicación de la sinodalidad se plantea como una tarea a desarrollar en los próximos años.

Discernimiento sería otra palabra fundamental en este Sínodo. Ya en la “Gaudete et exúltate” el Papa Francisco nos recordaba que el “hábito del discernimiento se ha vuelto particularmente necesario” (167). El discernimiento como un modo de estar en el mundo intentando sintonizarnos con la acción del Espíritu. Y a la vez valorar el discernimiento como un instrumento pastoral que nos permita identificar caminos que sean transitables para los jóvenes de hoy y que no nos hagan caer en una pastoral anquilosada (cfr. Instrumentum Laboris 2).

Es interesante también observar como se ha llegado al Documento Final del Sínodo, que fue aprobado la tarde del 28 de Octubre. Para poder trabajar de modo sistemático en las Congregaciones Generales que se desarrollaban en el Aula Sinodal y en los Círculos Menores, de los que antes hacía mención, se elaboró un Instrumentum Laboris. Este bebía de cuatro fuentes que se complementaban: el Seminario Internacional sobre la condición juvenil celebrado en Roma en septiembre de 2017; las respuestas al cuestionario del Documento Preparatorio recogidas por las Conferencias Episcopales; las respuestas al cuestionario on-line con estas mismas preguntas; y el documento final del Pre-sínodo celebrado en Roma en Marzo de 2018 y en el que participaron jóvenes de muchos países de todo el mundo.

En las Congregaciones Generales, en las que el Papa estaba presente, y en los Círculos menores se fueron haciendo aportaciones a las tres partes del Intrumentum Laboris hasta que la Comisión de Redacción propuso un borrador de Documento que, después de estudiarlo y de hacer las aportaciones pertinentes, dio lugar al Documento Final que fue leído en el Aula Sinodal y aprobado en su contenido, punto por punto.

El contenido del documento es muy rico. Tiene también tres partes que nos adentran en la dinámica del discernimiento siguiendo los pasos de reconocer, interpretar y elegir. El relato de los discípulos de Emaús va introduciendo cada una de las partes. En la primera se contempla la realidad de la Iglesia que mira y escucha a los jóvenes. En ella se describen aspectos fundamentales como el ambiente digital, la realidad de la migración, las relaciones familiares, la vivencia de la afectividad, el problema de la vulnerabilidad, la cultura juvenil o la participación de los jóvenes, entre otros. Son temas que se analizan y que se recuperan en la tercera parte del documento con la intención de hacer propuestas concretas.

La segunda parte se refiere al don de la juventud e introduce una cuestión planteada por el Papa Francisco: ¿Para quién soy? La respuesta marca un compromiso de vida. En ese contexto se propone el tema de la vocación como eje vertebrador de la pastoral atendiendo a todas las vocaciones que surgen en el encuentro con Cristo. Al final del texto se remarca la idea que la vocación a la santidad debe marcar la pastoral ordinaria de la Iglesia y es condición indispensable para cualquier renovación (DF 165). El tema del acompañamiento surge con gran fuerza presentando a la Iglesia que acompaña y se desarrolla el tema del acompañamiento comunitario y el personal. Se describen también las cualidades del buen acompañante. Al final se recoge el tema del discernimiento espiritual y de su práctica habitual.

En la tercera parte se recogen algunas propuestas que permiten marcar algunas directrices para renovar la pastoral juvenil. Entre ellas subrayo las siguientes: la Iglesia debe hacer una opción bien precisa por los jóvenes, considerando esta misión como una prioridad pastoral en la que hay que invertir tiempo, energías y recursos (DF 119); el pasar de una pastoral “para” los jóvenes a una pastoral “con” los jóvenes (DF 116); la renovación de la parroquia en el trabajo con los jóvenes (DF 129); la renovación de la catequesis (DF 133); los pobres como principio de renovación comunitaria (DF 137); el pasar de una pastoral de departamentos a una pastoral de proyectos (DF 141); la creación de centros de evangelización digital (DF 146); la coordinación de eventos y procesos formativos (DF 142); hacer que nuestros centros juveniles pastorales no sean estáticos, sino que estén en salida (DF 143); la necesidad de formar agentes para la educación afectiva (DF 149); la importancia de la formación de los acompañantes de jóvenes para no improvisar la pastoral juvenil (DF 157 y 160); cuidar la continuidad entre la pastoral juvenil y la familiar (DF 162); la formación de seminaristas que incorpore una asignatura de Pastoral Juvenil (DF 164).

Creo, en definitiva, que lo vivido y aportado por todos los participantes en el Sínodo queda de algún modo incorporado al documento y creo que puede ser un instrumento interesante para suscitar nuevas vías de trabajo pastoral con los jóvenes.

escribano_firma
✠ Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s