Conferencia de prensa para la presentación del Mensaje para la LII Jornada Mundial de la Paz

Intervención del
Card. PETER K. APPIAH TURKSON
Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral

turkson

Martes, 18 de diciembre de 2018

“¡Paz a esta casa!”, es el deseo de oración con el cual el Santo Padre saluda y da la bienvenida al mundo y a todos nosotros en el año nuevo 2019

Este deseo del Papa Francisco para la familia humana al comienzo de este nuevo año, de acuerdo con su mensaje de Paz, se deriva de las palabras del mandato de Jesús a sus discípulos cuando los envió a predicar el Evangelio. Jesús les dijo: ” Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros»” (Lc 10, 5-6).

Este saludo de paz con el que Jesús envió a sus discípulos al mundo se hace eco, a su vez, del saludo de paz con el que Dios envió a su Hijo al mundo. El eco del mensaje de paz con el que los ángeles anunciaron el nacimiento de Jesús en el mundo. Allí los ángeles dijeron a los pastores que estaban cuidando a sus ovejas: “Gloria a Dios en el cielo más alto, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad” (Lc 2, 14).

La buena noticia de Jesús, ya sea de su nacimiento o de su venida al mundo, o de cuando sus discípulos viajan por el mundo para proclamarlo, siempre está acompañada por la paz y trae paz. Esto es lo que el Papa Francisco, con su saludo de paz de Año Nuevo, nos recuerda a todos: Jesús es el don de paz de Dios / Padre, ¡y se ofrece dondequiera que se predique el Evangelio!

Confiada a los discípulos de Jesús, cuando son enviados  a proclamar a Jesús, la paz es un don que se ofrece gratuitamente a cada hogar y a las personas dentro de él que solamente deben disponerse a ella y cooperar con ella como hijos de paz. En este Mensaje de Paz, el Papa Francisco identifica “la casa” que ofrece la paz de Cristo con nuestros hogares, nuestras familias, nuestras comunidades, nuestros países y todas las personas dentro de ellos, así como la tierra / mundo, nuestra casa común. Entonces, es fácilmente comprensible que disponerse  para la paz y cooperar con ella, como hijos de la paz, significa que debemos hacer que la paz sea una realidad: debemos servir a la paz en todos los tipos de casa mencionados.

Tenemos una idea de paz, este anhelo del corazón humano: sabemos qué es, qué caracteriza su presencia y qué la ahuyenta. Este mensaje menciona algunas causas, como  los “vicios de la política”: corrupción, negación del derecho, violencia, ya sea guerra activa o guerra fría, desprecio y abuso de los derechos de las personas (pobres) a la atención médica, al trabajo (seguridad laboral), a la vivienda, a la  educación y a la comunicación, a la alimentación y al agua; a no verse forzado a emigrar o a buscar la paz como refugiado, xenofobia y racismo, abuso del medio ambiente y desastres naturales. Y servir a la paz en el hogar (que está / o puede estar afligido por estos males) es lo que el Papa Francisco asigna a la Política, como su verdadera función y atributo en su Mensaje de Paz para 2019.

Permitidme  ahora ilustrar brevemente por qué pertenece a la Política, como su función y atributo, servir a la paz en el hogar, en todas sus diferentes formas presentadas en el Mensaje. Cada casa tiene sus recursos que necesitan ser gestionados y administrados para el bienestar de todos sus moradores. Algunos de estos recursos ya existen en el hogar (recursos naturales). Otros se consideran necesarios y útiles para vivir en el hogar, y se aspira a ellos  y se trabaja por ellos, como la paz, la justicia, la armonía, etc. Si, como los griegos, llamamos oikos al hogar, la administración y gestión de todos sus recursos para el bienestar y la felicidad de los que viven en él o de los ciudadanos es oikonomos = oikonomics = economía, y los habitantes o ciudadanos del hogar que, ya sea de manera colectiva o por medio de sus representantes, ejercen este papel, se llaman, nuevamente, según los griegos, politēs. El sistema de los ciudadanos (politēs) o el arte de supervisar y salvaguardar, a través de formulaciones políticas, la gestión de sus recursos para su bienestar mutuo es la política.

El deseo del Papa Francisco y su oración por la paz en 2019, entonces, es que la políticaesta supervisión, a través de políticas y leyes, de los recursos de los hogares nacionales, nacionales y mundiales pueda llevar la paz a todos los ciudadanos de los hogares, especialmente a sus jóvenes, a quienes no se les puede privar de la esperanza en el futuro, porque la política se hace tan mal que los priva de la paz.

¡Gracias por vuestra atención y una muy feliz Navidad para todos vosotros!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s