«Sueño mi Diócesis»

Carta de
Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

2017_perez_pueyo_angeljavier

Domingo 13 de enero de 2019

Al comenzar el nuevo año civil he querido pulsar el corazón de nuestra Diócesis y he preguntado a unos y a otros cuál sería el reto, la utopía, el sueño que tendríamos que lograr durante el año 2019. Aprovecho esta oportunidad para invitaros a todos a hacernos llegar vuestras sugerencia, propuestas, desafíos, retos que creáis que deberíamos impulsar.

Os comparto en este espacio de Iglesia en Aragón el testimonio de dos seglares:

«Sueño que nuestra Diócesis de Barbastro-Monzón:

1.- Tuviera la energía, los recursos y la capacidad de seguir trabajando para atender a los pueblos pequeños y que esta presencia ayudase a que las personas sigan habitando en ellos.

2.- Fuese la “plaza del pueblo”, el lugar donde personas, asociaciones y entidades que trabajan por ayudar a los demás, se encontrasen para poder hacer más y mejor.

3.- Consiguiese trasladar su mensaje, sus valores, a todas las personas que habitan en ella y en especial a aquellas personas que piensan que ese mensaje no es el suyo, porque en el fondo, también lo es.

4.- Lograse tener un sentimiento profundo de pertenencia, de ilusión por ayudar a los demás, capacidad de organización y energía para mejorar nuestra sociedad y hacerla más feliz».

Aurelio García, seglar

***

«Antes de expresar mi sueño diocesano me gustaría ofrecerles la oportunidad de conectarse con la estrella que condujo a los magos de oriente hasta Belén para que pudiesen tener una guía segura en Jesús, se conectasen y pudieran seguirla. Con frecuencia siento cómo nos hemos dejado seducir por estrellas fugaces que no sólo no nos han conducido a nuestro verdadero destino sino que a veces nos ha alejado intencionadamente de él.

Me gustaría, para poder compartir con todos, que en nuestra Diócesis de Barbastro-Monzón:

1.- Se creciera en el AMOR. Amor no sólo entre nosotros sino con todas las personas, en especial las que están más solas o se sienten más desvalidas o desamparadas. Jesús está presente en cada persona de nuestro alrededor y no siempre lo tenemos en cuenta.

2. Se ejercitara uno más en el SERVICIO. Todos servimos para servir y estamos capacitados para ofrecer a nuestros hermanos nuestra ayuda, ya sea en una función u otra. Fue el mismo Jesús quien nos dijo que lo que hiciéramos a uno de nuestros hermanos, a Él se lo hacíamos y a veces se nos olvida.

3. Se disfrutara de la COMUNION. Que todos fuésemos uno sigue siendo el sueño del Padre que vino a llevar a cabo el mismo Jesús. La fraternidad es nuestro ideal. En el grupo de seguidores no estamos muchos y a veces nos falta un poco de sintonía.

4. Se viviera la CORRESPONSABILIDAD. No todos valemos para todo pero sí que todos valemos para algo. Y hemos sido dotados y adornados por gracias que cuando las ponemos al servicio de los demás, de forma ordenada y continuada, todos nos sentimos enriquecidos. Nuestro obispo nos anima insistentemente a poner lo mejor de cada uno al servicio de la comunidad. Por eso me gustaría pedir al Señor que nos regalara más sacerdotes autóctonos y más consagrados y laicos comprometidos, para que el mensaje de Jesús llegue con fuerza a todas las personas de nuestra Diócesis.

5. Seamos constructores de la PAZ, generadores de puentes más que de muros.

Maxim Miranda, seglar

***

Construyamos entre todos esta hermosa utopía durante este año que acabamos de estrenar.

Con mi afecto y mi bendición

perez_pueyo_firma✠ Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s