Don Santiago, un obispo entregado a sus fieles

Carta de
Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

2017_morga_iruzubieta_celso

Domingo 3 de febrero de 2019

Cuando llegué a Badajoz, allá por el mes de noviembre de 2014, como Arzobispo coadjutor, apenas conocía a don Santiago García Aracil. Como bien sabéis, he trabajado por muchos años en la Congregación del Clero, es decir, en ese organismo de la Santa Sede que se ocupa de los sacerdotes, pero don Santiago no se prodigaba mucho en sus viajes a Roma o, al menos, no se prodigaba en sus visitas a la Congregación para el Clero. Apenas le conocía. Fue para mi una sorpresa agradable encontrarme con un obispo, que me recibió con amabilidad y que facilitó cuanto pudo mi inserción en esa nueva realidad que para mi era la archidiócesis de Mérida-Badajoz.

Me hizo las cosas fáciles en todo lo que pudo. Pudimos hablar varias veces de la realidad de la archidiócesis durante esos meses (desde diciembre de 2014 hasta mayo de 2015) hasta mi nombramiento como sucesor suyo.

Puedo decir que no estaba apegado a su cargo y, aunque -imagino- le costaría dejar la sede de Mérida-Badajoz después de once años de servicio, no me lo hizo pesar en absoluto. Me llamó la atención su preocupación por ser fiel a la doctrina de Iglesia y por la formación cristiana de los fieles laicos.

Pasaba los meses de verano -teóricamente tiempo de vacación- preparando diversas cartas y escritos de formación cristiana dirigidos a niños, jóvenes, adultos, procurando adaptarse a la idiosincrasia de las distintas edades y circunstancias. Él reforzó el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y creó las Escuelas de Formación Básica y de Agentes de Pastoral. Se preocupó por las cofradías y la formación cristiana de sus asociados y esto desde sus tiempos en la diócesis de Jaén. Todo ello es muestra de esa preocupación constante por algo tan básico como la formación cristiana. Pero esa formación cristiana no sería completa sin la participación de los fieles en la liturgia de la Iglesia. Cristo vive y actúa en la liturgia, sobre todo en los sacramentos de la Iglesia.

El poco tiempo que convivimos juntos me resultaba claro el valor que para él tenia la vida litúrgica y su dignificación. Hemos pasado por un periodo en que de alguna forma en muchos ambientes eclesiales se había oscurecido esa verdad fundamental: Cristo mismo vive y actúa en la liturgia de su Cuerpo, que es la Iglesia. Don Santiago tuvo siempre la preocupación constante por su dignidad y belleza; que todos los fieles pudieran participar conscientemente de ella.

Por ultimo, un aspecto importante que quiero destacar de la actuación episcopal de don Santiago en la archidiócesis es la gestión económica. Era algo que le surgía casi espontáneamente. Tenía un sentido que le permitía moverse con soltura y practicidad en ese terreno tan complejo. Algunas veces me han comentado los mismos componentes de nuestro consejo diocesano de economía su saber hacer en estos asuntos. Realizó mejoras en la casa de la Iglesia y en el Seminario, en la Catedral, en el Archivo y en el Obispado. Era emprendedor y, a la vez, práctico. No tenía estudios de economía -que yo sepa- pero tenía un sentido común no común en este terreno.

En fin, agradezco, en nombre de toda la archidiócesis a Dios nuestro Señor su vida y ministerio sacerdotal y episcopal. Agradezco a Dios nuestro Señor el haberle conocido como predecesor en esta querida archidiócesis y que me concediera aquellos meses de convivencia con don Santiago. Que el Señor le conceda gozar ya de su compañía en el cielo. En Él siempre creyó y esperó. A Él amó. Descanse en paz.

morga_firma
 Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s