Cuarenta días ¿Sin qué?… ¿Con quién?

Carta de
Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca

2017_ruiz_martorell_julian

Domingo 3 de marzo de 2019

Queridos hermanos en el Señor:
Os deseo gracia y paz.

Durante la Cuaresma, el Consejo Diocesano de Acción Católica nos exhorta a encontrar un sentido al ayuno en nuestra sociedad de la opulencia. Lo hace con el lema: “Cuarenta días ¿Sin qué?… ¿Con quién?”.

El Papa Francisco en su Mensaje para la Cuaresma 2018 escribió: “El ayuno, (…), debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre”.

El ayuno nos enseña a modificar nuestra actitud con las personas y con toda la creación. Nos da la posibilidad de vencer la tentación del consumo, refrena nuestra avidez por acaparar y retener, nos impulsa a compartir lo prescindible e incluso lo necesario, descubre que nuestro corazón puede estar repleto de cosas y, al mismo tiempo, vacío de sentido.

El ayuno cristiano nunca es solitario, sino siempre solidario. Hay personas que ayunan por razones dietéticas, por motivos de salud, por cuestiones deportivas, como gesto de protesta social, por intereses estéticos, por convicciones religiosas o por otras motivaciones. El ayuno que Dios quiere siempre repercute en los demás. No prescindimos de algo hoy para consumirlo mañana.

El ayuno cristiano siempre es para compartir. Siempre mira hacia el prójimo. Tiene una finalidad social. Es un medio para la conversión, porque rompe la rutina y nos hace tomar conciencia del peligro de seguir exclusivamente nuestros caprichos, nuestros gustos y el afán desmedido por el consumo.

Lo anuncia el Señor a través del profeta Isaías: “Este es el ayuno que yo quiero: soltar las cadenas injustas, desatar las correas del yugo, liberar a los oprimidos, quebrar todos los yugos, partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, cubrir a quien ves desnudo y no desentenderte de los tuyos. Entonces surgirá tu luz como la aurora, enseguida se curarán tus heridas, ante ti marchará la justicia, detrás de ti la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor y te responderá; pedirás ayuda y te dirá: “Aquí estoy”. Cuando alejes de ti la opresión, el dedo acusador y la calumnia, cuando ofrezcas al hambriento de lo tuyo y sacies al alma afligida, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad como el mediodía” (Is 58,6-10).

El ayuno cristiano siempre va acompañado de la alegría. No busca la apariencia, sino que se interesa por el crecimiento interior. Jesucristo nos advierte: “Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará” (Mt 6,16-18).

Estamos invitados a un efectivo cambio de mentalidad que nos lleve a adoptar nuevos estilos de vida. La actitud ante los bienes de la creación debe ser de gratitud y reconocimiento hacia Dios Creador y de fraterna solidaridad con todas las personas, especialmente las más necesitadas y vulnerables.

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

ruizmartorell_firma
✠ Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s