La santidad de la vida cotidiana

Carta de
Mons. D. José Rico Pavés
Obispo auxiliar de Getafe

2017_rico_paves_jose

La Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Panamá marcó el comienzo de un febrero que fue testigo de acontecimientos inéditos en la historia del papado, como el viaje del Santo Padre a un país musulmán o la celebración de una cumbre para abordar los abusos sexuales perpetrados por clérigos.

En Panamá volvió a resplandecer el rostro más hermoso de la Iglesia. Cuanto más se mira en la Virgen María, más resplandece en ella la belleza de la gracia que Jesucristo quiere para la humanidad toda, llamada a formar parte de ella.

Al cumplirse el octavo centenario del encuentro entre san Francisco de Asís y el sultán Al-Malik Al-Kämil, el Papa viajó, por primera vez en la historia, a la Península Arábiga. La memoria del pobre de Asís ha sostenido al Sucesor de Pedro en su empeño para que el diálogo entre el cristianismo y el islam sea un factor decisivo para la paz en el mundo de hoy.

Enorme expectación mundial provocó el encuentro para la protección de los menores en la Iglesia. El Papa convocó a los líderes eclesiásticos de todo el mundo, consciente de que el flagelo de los abusos sexuales contra menores, perpetrados y silenciados por clérigos, es un mal de gravedad extrema que aflige a la Iglesia y a la humanidad. Al inicio del encuentro, Francisco pidió audacia, valentía y concreción, y rogó al Espíritu Santo que ayude a la Iglesia a transformar este mal en una oportunidad para tomar conciencia y afrontar una responsable purificación: “El Pueblo santo de Dios nos mira y espera de nosotros, no sólo simples y obvias condenas, sino disponer medidas concretas y efectivas. Es necesario concretar”.

¿Y cómo no recordar las palabras cercanas y esperanzadoras a los seminaristas y sacerdotes de Getafe? “Sigan adelante. La oración no la dejen y, en la oración, la Virgen. Y después, cercanía al pueblo de Dios, siempre cercanos al pueblo; porque, si un cura se aleja del pueblo de Dios, se clericaliza en el peor sentido del término… Falta una sola cosa: cercanos al obispo”. Consejos de oro para que los llamados a ser sacerdotes según el Corazón de Cristo cultiven la santidad de la vida cotidiana.

rico_paves_firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s