Ante la Semana Santa (I): Las procesiones y la piedad popular

Carta de
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora
Arzobispo de Zaragoza

2017_jimenez_zamora_vicente

Domingo 31 de marzo de 2019

Queridos diocesanos:

La Semana Santa es un acontecimiento esencialmente religioso y espiritual, pero también es un fenómeno social, cultural y turístico. Arte e imaginería; literatura y música; costumbres y ritos se dan cita como en un certamen para ensalzar el misterio pascual de Cristo, al que se asocia su Madre Santísima. Es como la sinfonía teológica con variaciones sobre el mismo tema: la Pascua, el paso de la muerte a la vida.

Ahora bien, una celebración de la Semana Santa, que perdiera su alma religiosa y su entraña espiritual y quisiera convertirse en simple manifestación cultural, estética, turística, sería un empobrecimiento para la fe e incluso para la cultura y el arte.

Las imágenes y ‘pasos’, que desfilan en las procesiones, tienen alma y tienen vida, porque han nacido de la fe de un pueblo creyente, que a través de sus imágenes expresa su fe, sus sentimientos y creencias; la fe de un pueblo que sufre y goza, reza y canta. Nuestra imaginería religiosa tiene pedagogía y apologética. Es una catequesis sencilla para el pueblo fiel.

Durante la Semana Santa, nuestra Ciudad de Zaragoza participa en la celebración litúrgica de los misterios que nos dieron nueva vida y es protagonista de las más variadas manifestaciones de piedad popular, que se rescatan de la tradición y de la historia.

Las cofradías y hermandades con sus hábitos y emblemas, sus insignias y estandartes, sus grupos escultóricos sobre elegantes tronos desfilan por las calles y plazas de nuestra Ciudad, realizando una verdadera catequesis plástica y una representación de las principales escenas de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Salvador.

La fe, cuando es viva y vigorosa, es capaz de crear cultura, arte y belleza. Es el fenómeno de la inculturación y encarnación de la fe. “La síntesis entre cultura y fe no es sólo una exigencia de la cultura, sino también de la fe… Una fe que no se hace cultura es una fe no plenamente acogida, no totalmente pensada, no fielmente vivida” (Juan Pablo II, Discurso en la Universidad Complutense de Madrid, 3 de noviembre de 1982).

“Queremos ver a Jesús” (Jn 12, 21) fue la petición dirigida al apóstol Felipe por algunos griegos, “temerosos de Dios” (cfr. Hc 10, 2), que habían acudido a Jerusalén en la peregrinación pascual. También nosotros nos disponemos a celebrar la Semana Santa deseando “ver a Jesús”, fijando los ojos en él. Queremos no sólo escuchar la palabra del Seños, sino también contemplar su rostro (cfr. NMI 1-28). La proclamación de las lecturas bíblicas hace resonar en nuestros oídos la Palabra de Dios y las bellas y piadosas imágenes procesionales nos ayudan a ver con los ojos del corazón el rostro del Señor, unas veces doliente y otras transfigurado y glorioso.

Una fe no inculturada es una fe insuficientemente asumida, ya que el pueblo tiende a poner su sello en todo lo que recibe. En las procesiones de la Semana Santa se unen vitalmente la fe, la cultura y el genio del pueblo. En dos momentos de la vida del Señor se ha actuado especialmente esta síntesis de fe, cultura y tradición popular, a saber, en torno a su nacimiento y a la pasión, muerte y resurrección. Los ‘belenes’ de Navidad y los ‘pasos’ de la Semana Santa son las manifestaciones más importantes. Un ‘nacimiento’ bello y una imagen artística de Jesús son al mismo tiempo testimonios de fe, magnífica expresión cultural y espejo del modo de ser, de pensar, de sentir, de vivir y de convivir de un pueblo. Probablemente hemos experimentado cómo hay imágenes a través de las cuales se produce un encuentro profundo entre la fe del artista y la mirada del creyente de las generaciones posteriores.

La Iglesia ha sido “amiga de letras” (Santa Teresa de Jesús) y ha promovido en la construcción de sus templos, vasos sagrados, música, imágenes, cuadros, vestiduras litúrgicas, la creación artística. La fe cristiana habla también el lenguaje de la belleza, que introduce a su modo en el Misterio. Por eso el empobrecimiento en las manifestaciones artísticas es señal de atrofia espiritual y de decadencia. La religión rehuye la desnudez de los edificios y la esterilización de los sentimientos. La fe cristiana asume la totalidad del hombre, cuerpo y espíritu, mente y corazón, persona y sociedad, contemplación y acción para encarnarse adecuadamente. Por eso, el rescoldo de la piedad popular es un punto de contacto importante para la evangelización de ayer, de hoy y de siempre.

Cuando la incultura religiosa es preocupante, ¿no pueden ser las expresiones religiosas populares una difusión considerable del Evangelio y en general de la historia sagrada? Un ‘belén’ puede ser una catequesis y una procesión de la Semana Santa puede ser una invitación al encuentro con Jesucristo.

En las procesiones de Semana Santa contemplamos las páginas del Evangelio hechas carne de madera viviente por imagineros, y hacen vivir el Evangelio a aquellos que los contemplan con verdadero espíritu de fe.

La celebración de la Semana Santa, también en su dimensión popular, plantea sin duda preguntas a las personas adultas: ¿Me acuerdo de Dios? ¿Por qué se me ha enfriado la fe? ¿Cómo puedo reavivar mi fe a la altura de la renovación de la Iglesia, de la encrucijada cultural y de los desafíos del tiempo?

D. Miguel de Unamuno se interesó por la obra, escrita en versos sencillos y claros, sobre la familia, la vida popular diaria, la religión de Gabriel y Galán (1870-1905). Pues bien, en La pedrada, que describe la reacción de un niño ante la representación de Jesús maltratado, comenta de la siguiente manera: “Hoy que con vosotros estoy / viendo a Jesús padecer, / interrogándome estoy. / ¿Somos los hombres de hoy / aquellos niños de ayer?”.

Con mi afecto y bendición,

jimenezzamora_firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s