Semana Santa

Carta del
Card. D. Ricardo Blázquez Pérez
Arzobispo de Valladolid

ricardo blazquez perez

Abril 2019

Nuestra vida está solicitada al mismo tiempo por muchas cosas y tareas; además, el ritmo se ha acelerado hasta convertirse a veces en vertiginoso; vamos tan deprisa que no tenemos tiempo para detenernos a pensar reposadamente. Todo discurre tan velozmente que poco deja huella en el alma. Pues bien, yo os invito hoy a que vivamos unos cuantos días con serenidad humana y cristiana; si queréis una semana singular con dos domingos (el de Ramos y el de Pascua), es decir, la Semana Santa.

Los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo son el centro de las celebraciones y de nuestra vivencia espiritual. Por tres vías entramos en comunicación creyente con el acontecimiento básico de nuestra fe. De manera complementaria hacemos memoria de Jesucristo (2 Tim, 2, 8-13).

1) Memoria litúrgica de Jesucristo. En las celebraciones cultuales recordamos la última Cena de Jesús, el recorrido de la pasión, desde la oración en Getsemaní hasta la muerte en el Calvario, el silencio de Jesús enterrado en el sepulcro y el comienzo de las apariciones del Señor resucitado. Es la manera más intensa de celebrar la memoria de Jesús en la Semana Santa. ¡Que las celebraciones litúrgicas vayan acompañadas de una fe despierta!

La Vigilia pascual con la riqueza de lecturas, ritos y símbolos (la luz gozosa, el agua bautismal, la renovación de las promesas de la fe y vida cristiana) requiere tiempo y tranquilidad. Por ello, pido a los sacerdotes que convoquen a los fieles de las parroquias pequeñas en una misma iglesia.

2) Memoria de Jesús en la piedad popular. Hablar de la Semana Santa en la ciudad de Valladolid, en Medina del Campo, en Medina de Rioseco, Peñafiel, Olmedo y tantos otros lugares es pensar en convocatorias espirituales de primera magnitud por la honda piedad, la belleza de los “pasos”, el ritmo procesional, la contemplación desde las aceras y plazas con numerosos participantes en silencio respetuoso y meditativo. A propósito de las procesiones lentas y emotivas tiene también sentido recordar un proverbio africano: “Si quieres andar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina con otros”. Las procesiones nos ayudan a recorrer unidos la larga peregrinación de la fe.

Cada “paso” de las procesiones, cada nombre de las cofradías, igual que las estaciones del Vía-crucis, se concentran en una escena o en un personaje de la Pasión del Señor. Os invito a que no nos paremos en la escena aislada ni nos encerremos en una cofradía con su imagen. Nos abramos a todo el recorrido de Jesús que pasó de caminante doliente a crucificado, de la cruz al frío del sepulcro, de la oscuridad del sepulcro a la gloria de la resurrección.

Tenemos en Valladolid, ciudad y provincia, un complemento precioso para celebrar el misterio pascual del Señor. Lo que celebramos en el templo se manifiesta espléndidamente en las procesiones. ¿Cómo no recordar la bellísima procesión del Domingo de Ramos y la impresionante procesión general del Viernes Santo? Todo habla a nuestro espíritu, tanto los ritos litúrgicos con el “ars celebrandi” de la Iglesia Católica como las manifestaciones de la piedad popular que atraen con razón a incontables visitantes. Aunque esos días de la Semana Santa ocupan tanto tiempo a los cofrades, yo les pido que sintonicen con su espíritu lo que realizan sacrificadamente a favor de todos nosotros.

3) Memoria en la meditación personal. Además de las celebraciones litúrgicas y de las procesiones tan ricas de la piedad popular, es bueno que tengamos en cuenta otra manera de recordar en la Semana Santa los misterios de la fe cristiana. Me refiero a la lectura y reflexión creyente de la Pasión de Jesús. Es un relato que desde el principio de la vida de la Iglesia ocupó un lugar preferente. Es la historia del “martirio” de Jesús, cuya narración precede frecuentemente a la edición de la pasión de los mártires cristianos. Jesús es el inicio y fundamento de todo martirio, testificando con su palabra, con sus obras y con su muerte el amor a Dios su Padre y el amor a todos nosotros. Por eso, los hechos de la Pasión del Señor son situados en la historia de la salvación, como atestiguan las citas incluidas en el relato: Jesús fue vendido por treinta monedas, desde la cruz gritó las palabras del salmo: “Dios mío, Dios mío”, “se han repartido mis vestidos”, “se han repartido mis vestidos”, “mirarán al que traspasaron”.

La lectura reposada de la Pasión, que empapa el corazón como la llovizna la tierra, en silencio y sin prisas, es una importante forma de recordar al Señor entregado por nosotros. Los hechos del recorrido, la actitud de Jesús, la comparecencia ante los tribunales del Sanedrín y de Pilato, contienen muchas lecciones. La Pasión es una escuela de virtudes, decía Santo Tomás de Aquino.

Para vivir intensamente la Semana Santa nos pueden ayudar los medios de comunicación, que retransmiten celebraciones y procesiones, la música sacra, las reflexiones religiosamente adecuadas. No olvidemos que la Pasión de Jesús se actualiza también hoy; en el rostro de Jesús desfigurado se reflejan en tantos rostros humillados. ¡Que la Semana Santa nos toque y conmueva interiormente! Vivamos los misterios que conmemoramos. Frente a lo que se ha llamado “deforestación de la memoria cristiana”, nosotros hacemos memoria creyente de Jesucristo.

Si las diferentes maneras de hacer memoria del Señor, en las celebraciones de la liturgia y en las manifestaciones de la piedad popular, no fueran acompañadas por la fe de las personas, se quedarían en exhibiciones artísticas y folclóricas que no resistirían en su vitalidad el paso del tiempo. Las imágenes hablan el lenguaje de la fe porque ésta inspiró a los imagineros, y porque con la mirada de la fe las contemplamos también nosotros.

A todos deseo buena Semana Santa.

firma_ricardo_blazquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s