Los jóvenes protagonistas de la Misión Diocesana EUNTES

Carta de
Mons. D.  Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada–Logroño

carlos escribano

Domingo 14 de julio de 2019

En el curso que estamos terminando, los jóvenes han estado en el corazón de la Iglesia. En el mes de Octubre se celebró en Roma la Asamblea ordinaria del sínodo de los Obispos que en esta ocasión versó sobre “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El Sínodo ha intentado que la Iglesia fije sus ojos en los jóvenes con la intención de ponerlos en el centro de la acción pastoral de la Iglesia, de animarles a ser protagonistas de la evangelización y de abrir nuevos horizontes a la pastoral juvenil que nos lleven a no dejarnos robar la ilusión por evangelizar a los jóvenes y con los jóvenes. El 25 de marzo pasado, Francisco rubricó la exhortación apostólica postsinodal Christus Vivit, dirigida especialmente a los jóvenes y a todo el pueblo de Dios, acogiendo muchas de las propuestas sugeridas en el Aula Sinodal y marcando algunas líneas que deben iluminar el futuro inmediato de la pastoral juvenil. Ese gran caudal de propuestas, reflexiones e iniciativas, deben ser acogidas paulatinamente en nuestra pastoral juvenil ordinaria, tanto en la Conferencia Episcopal Española como en nuestra Iglesia diocesana.

El trabajo con las jóvenes generaciones es una prioridad en la pastoral de toda la Iglesia y también de nuestra diócesis, que se halla inmersa en la Misión Diocesana EUNTES. Por eso son de agradecer muchas de las iniciativas que tienen lugar en estos meses de verano y que complementan el trabajo que se ha ido realizando a lo largo del curso con los jóvenes. Parroquias de nuestra diócesis, congregaciones religiosas desde sus Colegios y asociaciones, el Movimiento Scout Católico, la Acción Católica o el Seminario Diocesano están organizando en estos meses de verano, campamentos y actividades para niños, adolescentes y jóvenes, en la que ellos son los protagonistas. Hay un número muy interesante de participantes que, junto a sus monitores, disfrutan de unos días de descanso, convivencia y formación humana y cristiana. La presencia de un número significativo de jóvenes en la Peregrinación Diocesana a Lourdes, que cada año organiza la Hospitalidad de Lourdes de La Rioja, es también un signo de esperanza.

También la Delegación de Pastoral Juvenil de nuestra diócesis ha lanzado para este verano dos actividades de gran interés. Por un lado, el primer Campo de Trabajo que lo realiza conjuntamente con Cáritas La Rioja, con la pretensión de ayudar a personas que se encuentran en situación de dificultad, soledad y exclusión. Esta actividad se convierte en escuela de solidaridad para los más jóvenes, abriendo su corazón a los más vulnerables de nuestra sociedad y comprometiéndose con ellos.

La otra actividad es la organización de una peregrinación de jóvenes a Santiago de Compostela por el Camino Francés, haciendo la primera etapa por tierras riojanas para poder participar en el jubileo del Milenario de Santo Domingo de La Calzada. El Camino de Santiago es una experiencia espiritual milenaria, un camino de fe recorrido por multitud de peregrinos a lo largo de los siglos, en los que se conjugan múltiples aspectos que la hacen una experiencia única. La experiencia de la peregrinación nos mueve a salir de nuestra tierra, de nuestras circunstancias, a “desinstalarnos” para poder caminar, ligeros de equipaje, con el corazón abierto en busca de los otros y del Otro. Las largas caminatas, el descubrir el valor de la sencillez y la austeridad, las eucaristías del peregrino, las oportunidades de diálogo y encuentro, la experiencia de sentirse acogidos, los espacios de soledad y silencio, los momentos de fatiga y sufrimiento, el vivir con intensidad la naturaleza, todo ello termina engendrando magníficas ocasiones de superación personal y de encuentro con Dios.

Sería de desear que todo el esfuerzo que se hace con los jóvenes, y en consonancia con lo que nos pide el Papa, les ayudase a caer en la cuenta de que también ellos son evangelizadores, discípulos misioneros y que los necesitamos para que nuestra Misión Diocesana EUNTES sea una realidad: “«¿Adónde nos envía Jesús? No hay fronteras, no hay límites: nos envía a todos. El Evangelio no es para algunos sino para todos. (…) Y nos invita a ir sin miedo con el anuncio misionero, allí donde nos encontremos y con quien estemos, en el barrio, en el estudio, en el deporte, en las salidas con los amigos, en el voluntariado o en el trabajo, siempre es bueno y oportuno compartir la alegría del Evangelio. Así es como el Señor se va acercando a todos. Y a ustedes, jóvenes, los quiere como sus instrumentos para derramar luz y esperanza, porque quiere contar con vuestra valentía, frescura y entusiasmo”. (CV 178)

Os pido vuestra oración por los niños, adolescentes y jóvenes que participan en todas estas actividades y por sus catequistas y monitores. Para que el Señor nos conceda muchos frutos de este intenso esfuerzo pastoral.

escribano_firma
✠ Carlos Escribano Subías
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s