«Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Sal 42, 3). Orientaciones doctrinales sobre la oración cristiana

doctrinadelafe

«MI ALMA TIENE SED DE DIOS,
DEL DIOS VIVO» (Sal 42, 3)

Orientaciones doctrinales
sobre la oración cristiana

Esta nota doctrinal fue aprobada por los Obispos miembros de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe en su CCXLIX reunión del 3 de abril de 2019, y la Comisión Permanente de la CEE autorizó su publicación en su CCXLIX reunión de los días 25-26 de junio de 2019.

I. SITUACIÓN ESPIRITUAL Y RETOS PASTORALES

1. La sed de Dios acompaña a todos y cada uno de los seres humanos durante su existencia. Así expresa san Agustín esta experiencia universal: «Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti» [1]. Sin embargo, la cultura y la sociedad actuales, caracterizadas por una mentalidad secularizada, dificultan el cultivo de la espiritualidad y de todo lo que lleva al encuentro con Dios. Nuestro ritmo de vida, marcado por el activismo, la competitividad y el consumismo, genera vacío, estrés, angustia, frustración, y múltiples inquietudes que no logran aliviar los medios que el mundo ofrece para alcanzar la felicidad. Continuar leyendo “«Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Sal 42, 3). Orientaciones doctrinales sobre la oración cristiana”

Anuncios