Santa Misa en el I Domingo de Cuaresma

Homilía de
Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de Toledo
Primado de España

cerrochaves01032020

S.I. Catedral Primada de la Asunción, Toledo
Domingo, 1 de marzo de 2019

La Cuaresma es una olimpiada de amor, así podríamos titularla. La Cuaresma es, sobre todo, ejercitar el espíritu, es la gimnasia del espíritu, es estar en forma. La Iglesia nos dice que se está en forma a través de la oración, del ayuno y de la limosna. Son como una forma de que, día a día, lleguemos al misterio central de nuestra fe que celebraremos en el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, que es el Triduo Pascual dentro de la Semana Santa. Continuar leyendo “Santa Misa en el I Domingo de Cuaresma”

La lucha contra el mal

Carta de
Mons. D. César Franco Martínez
Obispo de Segovia

CesarFrancoMartinez

Domingo 1 de marzo de 2020

No es fácil hablar de la Cuaresma en tiempos en que se ha oscurecido la conciencia del pecado. Esta situación viene de lejos. Ya Pío XII afirmaba que el problema de su tiempo era la pérdida del sentido del pecado. Si la Cuaresma llama a la conversión, y no hay conversión sin aborrecimiento del pecado, ¿cómo podemos vivirla? A lo sumo, el hombre reconoce que tiene fallos, debilidades, incorrecciones en su comportamiento. El pecado es más que eso: es dar la espalda a Dios y a su amor, y, por tanto, dejar de amar al prójimo como a sí mismo. Continuar leyendo “La lucha contra el mal”

40

Carta de
Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

2017_morga_iruzubieta_celso

Domingo 1 de marzo de 2020

Queridos fieles:

El miércoles hemos iniciado la Cuaresma, cuarenta días (hasta el Jueves Santo) en el que aguardamos la Pasión, Muerte y Resurrección de manera activa, preparándonos con la oración, el ayuno y la limosna, tres caminos que la Iglesia nos propone para llegar mejor dispuestos a la celebración de esos grandes misterios de nuestra fe.

La duración de la Cuaresma es simbólica. En las Sagradas Escrituras encontramos los cuarenta días que dura el diluvio, los cuarenta años que dura la travesía del pueblo de Israel por el desierto, los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña o los cuarenta
días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública. Continuar leyendo “40”

Acoger a migrantes y refugiados: “Practicad la hospitalidad” (Rom 12, 12)

Carta de
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora
Arzobispo de Zaragoza

2017_jimenez_zamora_vicente

Domingo 1 de marzo de 2020

Mesa por la hospitalidad en Zaragoza

Queridos diocesanos:

Nuestra diócesis de Zaragoza en su Programación Pastoral para este curso 2019-2020 tiene como finalidad crecer en la dimensión caritativa y social de la fe. Nuestro lema es ‘Una Iglesia diocesana con corazón, buena noticia para los pobres’. En este contexto ha surgido, después de un tiempo de reflexión, la Mesa por la Hospitalidad, liderada por la delegación episcopal de Migraciones junto con algunas personas y otros movimientos apostólicos y congregaciones religiosas. Es una respuesta de nuestra Iglesia local ante las necesidades de nuestros hermanos migrantes y refugiados. Continuar leyendo “Acoger a migrantes y refugiados: “Practicad la hospitalidad” (Rom 12, 12)”

En apoyo de la Pastoral Vocacional Diocesana

Carta de
Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

asenjo_oficial03

Domingo 1 de marzo de 2020

Queridos hermanos y hermanas:

Hace algunas semanas visité el Seminario Menor. Me reuní con los formadores, después me entrevisté con cada seminarista, les celebré la Santa Misa y compartí con ellos su cena sencilla y frugal. Espero que los formadores no se molesten si digo que los encontré un tanto desalentados por la desproporción entre su esfuerzo y los resultados en el campo de la pastoral vocacional. Me manifestaron que en los dos últimos años ha descendido un tanto la pastoral de los monaguillos y el número de los que acuden a las convocatorias mensuales en el Seminario y al campamento que cada año se celebra en Guadalcanal. Continuar leyendo “En apoyo de la Pastoral Vocacional Diocesana”

No olvides que el Señor es compasivo y misericordioso

Carta del
Card. D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

d_carlos_osoro

Domingo 1 de marzo de 2020

Iniciamos la Cuaresma, un tiempo en el que me gustaría recordaros el salmo 102: «El Señor es compasivo y misericordioso». La pasión por el hombre y su amor incondicional es tan fuerte que la Iglesia, en la misión que le entregó el Señor, no puede dejar de decirnos en nombre de Cristo que hay que celebrar el misterio de su Muerte y Resurrección. ¡Qué alegría llega a la vida de todo hombre cuando escucha y acepta esta Buena Noticia! ¡Qué alegría cuando nos sentimos abrazados por Jesucristo! ¡Qué alegría cuando establecemos un diálogo abierto y sincero con Cristo que nos lleva a percibir con una fuerza abrumadora que somos hijos de Dios, hermanos de todos los hombres, con una llamada especial a construir la paz en la familia, entre los que vivimos en una misma nación, entre todos los pueblos! Es la alegría de quienes hemos sentido y experimentado el amor de Dios; somos amados por Dios y estamos llamados a amar con su mismo amor. Continuar leyendo “No olvides que el Señor es compasivo y misericordioso”

Miércoles de Ceniza: inicio de conversión

Carta del
Card. D. Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia

cañizares

Domingo 1 de marzo de 2020

Entramos en la Cuaresma. Emprendemos de nuevo este camino que lleva a la meta de la paz que se nos otorga en Cristo, crucificado y resucitado por nuestros pecados para la redención de todos. Emprendemos una senda de penitencia. Es tiempo de gracia, hora del arrepentimiento, día de salvación. Ojalá acojamos la poderosa llamada de Dios que nos urge de nuevo a renovar nuestra fidelidad a su palabra y a su amor. No le cerremos nuestro corazón. Escuchemos su voz. Abramos nuestras puertas al Redentor, a Cristo Resucitado, que Él nos renueve y convierta. Fijemos con atención nuestra mirada en la sangre de Cristo, y reconozcamos cuán preciosa ha sido a los ojos de Dios su Padre, pues, derramada por nuestra salvación alcanzó la gracia del perdón y de la reconciliación para todo el mundo. Continuar leyendo “Miércoles de Ceniza: inicio de conversión”

La Cuaresma que Dios quiere

Carta de
Mons. D. José Manuel Lorca Planes
Obispo de Cartagena en España

lorca-planes

Domingo 1 de marzo de 2020

Cuarenta días tenemos para actualizar nuestra pertenencia a Dios, para lograr que Jesucristo ocupe el centro de nuestra vida, para ajustar todos los niveles de fe, esperanza y caridad. La Cuaresma nos permite centrarnos en los misterios de la humanidad de Cristo y ocupará nuestra atención la pasión y muerte de Nuestro Señor. Oiremos hasta la saciedad la necesidad de convertirnos al Señor; “convertíos y creed en el Evangelio”, se nos dijo al imponernos la ceniza, como un signo de entrada en una nueva etapa de austeridad, reflexión y sacrificio. Una vez estrenada la Cuaresma hay que seguir caminando en línea y disponernos a tomar conciencia de lo que Dios nos ha dado y de lo que debemos ser de ahora en adelante. Continuar leyendo “La Cuaresma que Dios quiere”

Sentido y vivencia de la Cuaresma

Carta de
Mons. D. Ángel Fernández Collado
Obispo de Albacete

angelfernandezcollado

Domingo 1 de marzo de 2019

La Cuaresma, que comenzó a celebrarse a partir del siglo IV, es un tiempo litúrgico, eminentemente de conversión, que la Iglesia nos ofrece para prepararnos adecua- damente a celebrar, interiorizar y vivir en profundidad el gran acontecimiento cristiano de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, nuestro Salvador. Es un tiempo largo, cuarenta días, pero bendecido por numerosas gracias divinas que nos ayudarán a arrepentirnos de nuestros pecados e intentar, con la ayuda del Espíritu Santo, cambiar algunas actitudes y acciones nuestras consiguiendo ser mejores y poder vivir más cerca de Jesucristo. Continuar leyendo “Sentido y vivencia de la Cuaresma”

La enfermedad: el sentido de la vida (Eutanasia IV)

Carta de
Mons. D. Gerardo Melgar Viciosa
Obispo de Ciudad Real

2017_melgar_viciosa_gerardo

Domingo 1 de marzo de 2020

La enfermedad puede ser ocasión de plantearse el sentido de la vida. Fuerza un parón en la actividad y lleva a reflexionar sobre la propia vida; resituarse ante la nueva situación y replantearse objetivos. Es un momento de crisis interior.

El enfermo se plantea preguntas sobre su vida y precisa ser sostenido y acompañado –especialmente por su familiares y seres queridos– para que aflore el sentido profundo de lo que está viviendo y crezca como persona que se enfrenta a una nueva situación de enfermedad. El acompañamiento espiritual y el sentido transcendente ayuda a que el enfermo encuentre referencias fundamentales para abordar la enfermedad y discapacidad. Continuar leyendo “La enfermedad: el sentido de la vida (Eutanasia IV)”