Carta a los fieles de la diócesis de Albacete

escudo fernandez colladoEL OBISPO DE ALBACETE

 

Queridos fieles de la diócesis de Albacete:

Estamos viviendo un tiempo de desconcierto ante la epidemia del llamado Coronavirus (Covid-19) que está tocando a la puerta de algunas de nuestras casas.

En este momento debemos y queremos estar muy cerca de los afectados por la enfermedad y de sus familias. Agradecemos el trabajo de los profesionales sanitarios, y acogemos las disposiciones de nuestras autoridades para paliar esta epidemia hasta su erradicación. Continuar leyendo “Carta a los fieles de la diócesis de Albacete”

Comunicado ante la problemática del coronavirus

antonio gomez cantero escudo

El Obispo de Teruel y Albarracín

 

Queridas comunidades de la Diócesis de Teruel y Albarracín,

Me dirijo a cada creyente, a los sacerdotes, diácono, catequistas y Animadores de Comunidad, para comunicaros algunas de las decisiones que he tomado, junto a mi Consejo de Gobierno, siguiendo las directrices de nuestras autoridades sanitarias y civiles. Estos protocolos serán efectivos desde hoy hasta después de la Semana Santa.

Por tanto, quedan suprimidas: Continuar leyendo “Comunicado ante la problemática del coronavirus”

Decreto de urgencia con motivo del coronavirus

escudo-mario-iceta

 

Ante las medidas tomadas por la Consejería de Salud del Gobierno Vasco con el fin de atajar el aumento constante del contagio del coronavirus y la saturación del sistema sanitario en el territorio histórico de Bizkaia, es necesario que adoptemos también nosotros las disposiciones necesarias colaborando de modo responsable. Compartimos con una actitud serena y esperanzada las dificultades y temores que esta situación puede generar en la sociedad.

Las autoridades sanitarias señalan que se deben evitar fundamentalmente las aglomeraciones de personas y el contacto entre ellas. Acogiendo estas medidas que son de carácter preventivo, extraordinarias y temporales, es preciso establecer para nuestra Diócesis las siguientes disposiciones:

1. Se suspenden o se posponen los encuentros de catequesis o formativos, conciertos, conferencias, actos o eventos de carácter similar en templos y dependencias diocesanas.

2. Se pueden mantener las celebraciones habituales de la Eucaristía, recomendando que se utilicen los templos grandes mejor que las capillas pequeñas para evitar la concentración de personas.

3. Debido a su vulnerabilidad, es aconsejable que las personas enfermas, ancianas, debilitadas o con riesgo potencial, y a quienes conviven con ellas o las cuidan, se abstengan en lo posible de acudir a la celebración de las Eucaristías tanto dominicales como diarias. Para estas personas parece indicada durante este periodo inusual y extraordinario, aunque no sea equiparable, la participación a través de los medios de
comunicación.

4. Debe extremarse el cuidado en la desinfección de las manos en quienes disponen y preparan los objetos litúrgicos, el celebrante y demás ministerios participantes en la liturgia, de modo particular quienes distribuirán la Eucaristía. Así mismo, debe cuidarse de modo esmerado la limpieza y aireación de los espacios, disponiendo en la medida de lo posible de geles o líquidos antisépticos para uso general.

5. Pospónganse en la medida de lo posible las demás celebraciones. Con respecto a la celebración de funerales y exequias, se recomienda que participen únicamente los familiares y personas más allegadas manteniendo las mismas prevenciones que en los apartados anteriores.

6. Los espacios de culto pueden permanecer abiertos para la oración, particularmente recomendada en este tiempo de Cuaresma.

Oramos por quienes están padeciendo la enfermedad, por sus familiares y amigos, por el personal sanitario, equipos de pastoral y voluntarios, así como por quienes trabajan por la contención en la propagación del virus. Mostramos nuestra disposición a colaborar responsablemente en todo lo necesario para el control de esta pandemia atendiendo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Estas disposiciones entran en vigor de modo inmediato hasta el viernes 3 de abril de 2020 y serán reevaluadas en la medida en que evolucionen los acontecimientos atendiendo a lo que en cada momento dispongan las autoridades sanitarias.

Bilbao, 12 de marzo de 2020

iceta_firma
✠ Mario Iceta Gavicagogeascoa
Obispo de Bilbao

Decreto sobre las medidas adoptadas ante el COVID-19

juan-del-rio-martin-escudo

JUAN DEL RÍO MARTÍN,
POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,
ARZOBISPO CASTRENSE DE ESPAÑA

“Si hubiere hambre en la tierra, o si hubiere pestilencia, si hubiere tizoncillo o añublo, langosta o pulgón; o si los sitiaren sus enemigos en la tierra en donde moren; hombre, o todo tu pueblo Israel, cualquiera que conociere su llaga y su dolor en su corazón, si extendiere sus manos hacia esta casa, tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, y perdonarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, habiendo conocido su corazón; porque sólo tú conoces el corazón de los hijos de los hombres” (2 Cro 6, 28-31). Continuar leyendo “Decreto sobre las medidas adoptadas ante el COVID-19”

Ver la gracia de Dios

Carta de
Mons. D. José Rico Pavés
Obispo auxiliar de Getafe

2017_rico_paves_jose

Febrero comenzó con la fiesta de la Presentación del Señor, momento en que se celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. El Papa descubrió el secreto de las personas consagradas: “Sois hombres y mujeres sencillos que habéis visto el tesoro que vale más que todas las riquezas del mundo… El punto de partida es saber ver la gracia”.

Es precisamente ese ejercicio el que nos ofrece la clave más importante para recibir en su recto sentido eclesial la exhortación apostólica Querida Amazonía: “Todo lo que la Iglesia ofrece debe encarnarse de modo original en cada lugar del mundo, de manera que la Esposa de Cristo adquiera multiformes rostros que manifiesten mejor la inagotable riqueza de la gracia” (n. 6). Continuar leyendo “Ver la gracia de Dios”

Nuestro seminario, una realidad gozosa

Carta de
Mons. D. Ginés García Beltrán
Obispo de Getafe

2017_Garcia_Beltran_GinesRamon

La fiesta de san José nos habla siempre del seminario, esa escuela de Evangelio donde se forman los futuros sacerdotes, que en esta Iglesia de Getafe se asienta en el Cerro de los Ángeles y en Rozas de Puerto Real.

Al hablar del seminario estamos hablando de vida, de juventud, del deseo de entregarse al Señor para dar la vida por la salvación de los hombres sirviéndolos. Hablar de seminario es hablar de silencio, de escucha, de discernimiento de lo que Dios quiere del muchacho que dice estar sintiendo en su corazón la llamada a ser sacerdote, pero es también hablar de estudio, de reflexión y de bullicio juvenil. El seminario es un torrente de vida e ilusión. Continuar leyendo “Nuestro seminario, una realidad gozosa”