Oración y esperanza ante el coronavirus

Carta de
Mons. D. Abilio Martínez Varea
Obispo de Osma-Soria

abilio martinez

Queridos diocesanos:

Ante la expansión del coronavirus en todo el mundo y, de forma específica, en España estamos viviendo una situación excepcional, tanto social como eclesialmente. Esta excepcionalidad ha llevado a las autoridades políticas y sanitarias a decretar el estado de alarma tomando unas medidas que suponen cambios importantes en la vida ordinaria de la sociedad.

La Diócesis de Osma-Soria ha suprimido todas las actividades pastorales, así como las celebraciones públicas de la Eucaristía, dispensando del precepto dominical a los fieles de la Diócesis durante el tiempo que dure la actual emergencia sanitaria.

En este tiempo, los sacerdotes están disponibles para la atención espiritual de aquellos fieles que lo necesiten. No olvidemos que podemos rezar en la soledad de nuestra casa o, mejor aún, en familia. En estos momentos de debilidad es cuando más debemos insistir en la oración. Como Moisés que, mientras tenía los brazos en alto, vencía Israel (cfr. Ex 17, 11). Además, he pedido a la Delegación episcopal de catequesis que elabore un material catequético a partir del Evangelio de cada domingo y que pueda llegar a todas las familias a través de internet. Puede ser una buena manera de orar juntos y en familia, a la vez que recordamos la importancia de la Eucaristía dominical.

Invito a los sacerdotes a tocar las campanas a las 12 del mediodía, hora del Ángelus, los sábados 21 y 28 de marzo, como oración por todos los contagiados por el virus y los que están en cuarentena. Al finalizar el rezo del Ángelus se podría recitar la oración del Papa Francisco pidiendo a Dios el final de esta pandemia y la curación de los infectados. Dicha oración llegará on line con el material de catequesis para cada domingo.

También sonarán nuestras campanas en señal de agradecimiento por todos los trabajadores de los centros sanitarios (médicos, enfermeros, celadores, personal administrativo, de cocina, de limpieza, etc.) y por aquellos que hacen posible que nuestra sociedad no se paralice y sigamos teniendo acceso a los servicios básicos para la vida de
las personas. Sois muchos los trabajadores que continuáis al pie del cañón dando lo mejor de vosotros mismos para que siga la vida ordinaria. ¡Ánimo y gracias!

También desde las parroquias debemos estar muy atentos a los problemas que vayan surgiendo y dispuestos a atender y acoger a aquellos que requieran de nuestra cercanía y solidaridad para solucionar posibles situaciones de necesidad.

Termino invitando a rezar por todos los enfermos y a hacer de esta Cuaresma, camino hacia la Pascua, un tiempo de conversión a Dios y de mirada atenta y cercana a los hermanos, especialmente a los que más sufren a causa de esta pandemia. Tengamos también muy presentes en nuestra oración a aquellos que nos han dejado. Pidamos para que se encuentren gozando del amor del Padre en Jesucristo por el Espíritu Santo.

Que nuestra Madre, salud de los enfermos y consuelo de los afligidos, sea nuestro amparo y refugio en estos momentos tan difíciles.

Con mi bendición,

abilio firma
✠ Abilio Martínez Varea
Obispo de Osma-Soria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s