¿Fraternidad posible? (II)

Carta de Mons. D. Agustín Cortés Soriano
Obispo de San Feliú de Llobregat

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Por qué fracasó San Francisco en su intento de lograr la paz y la fraternidad entre musulmanes y los cruzados? Recordemos que su objetivo no era simplemente lograr la paz, sino anunciar el Evangelio al sultán y su pueblo.

La paz, al menos la paz externa, se podía conseguir, como solemos hacer, mediante una buena negociación. Con voluntad y paciencia se podía llegar a un pacto por el cual las partes contendientes vieran satisfechos sus respectivos intereses, aunque fuera mínimamente. De hecho prácticamente todos los pactos, no solo en el ámbito social-político, sino también en la convivencia más inmediata, como la familia o el grupo, no son sino equilibrio de intereses. A eso se le llama “paz”, pero está muy lejos de ser una auténtica fraternidad.

No sabemos lo que entienden quienes gritan, desde la Revolución Francesa y en muchos movimientos por la paz, cuando reclaman “fraternidad”. El teólogo Henri de Lubac observó hace años: “¿Cómo es posible la fraternidad entre aquellos que no reconocen un padre común? ¿Es posible la fraternidad sin filiación?” Más allá de creer o no en Dios Padre, lo cierto es que, si reclamamos fraternidad entre todos los seres humanos, hemos de reconocer que hay algo en común que nos vincula.

Celebramos precisamente, como todos los años, el “Dia de Germanor”, la jornada en que expresamos la hermandad de los miembros de la Iglesia, realizando nuestra aportación en favor de todos. Para nosotros no hay problema en justificar esta colaboración. Desde el día de nuestro bautismo y mediante la fe en Jesucristo, formamos la gran familia de los hijos de Dios. La oración que nos caracteriza, según nos enseñó el mismo Jesucristo, es el “Padre nuestro” y la Sagrada Escritura, especialmente el Nuevo Testamento, está llena de afirmaciones y llamadas a la comunión fraterna de quienes formamos el Pueblo de Dios. Cada domingo recitamos el Credo y decimos que creemos en la comunión de los santos…

La jornada de Germanor este año lleva por lema “Somos aquello que tú nos ayudas a ser” Esto hay que explicarlo. En realidad somos mucho más que lo que hacemos entre todos. Pero es verdad que la situación de la Iglesia, depende en gran medida de lo que cada uno de nosotros aportamos, tanto en lo referente a la vida evangélica, la oración, la ayuda económica, como la participación activa y responsable.

En todo caso, nuestra fraternidad no se funda en la simpatía o la sintonía natural que exista entre nosotros, sino en el hecho de creer todos en un solo Señor Jesucristo, por el cual somos hijos del mismo Padre y participamos del mismo Espíritu de amor. Este principio de unidad permite derribar todos los muros y construir todos los puentes, como leemos en aquel texto magnífico de la Carta a los Efesios:

“Cristo es nuestra paz; el que de los dos pueblos hizo uno, derribando el muro que separaba, la enemistad… Ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos y familiares de Dios” (Ef 2,14.19)

Por tanto, nuestra aportación al sostenimiento de la Iglesia, más que una típica cuota que se suele pagar a un club, a un partido, o a una causa, tiene la categoría de signo de esta realidad profunda: la comunión en el Espíritu que hace posible sentirnos como verdaderos hermanos. Forma parte, así, del testimonio que hemos de dar ante una sociedad dividida y enfrentada.

agustin-cortes-soriano-firma

✠ Agustín Cortés Soriano
Obispo de San Feliú de Llobregat

Día de la Iglesia Diocesana 2020

Carta de Mons. D. Jesús Fernández González
Obispo de Astorga

Domingo, 8 de noviembre de 2020

La pandemia que venimos padeciendo ha herido y acabado con la vida de muchas personas, ha removido seguridades, ha puesto en crisis la respuesta sanitaria, socio-laboral y económica. También nuestra Iglesia ha sufrido un fuerte quebranto en el desarrollo normal de su actividad pastoral con la supresión, durante un tiempo prolongado del culto público, las actividades formativas y catequéticas, las visitas culturales… lo que ha supuesto una fuerte caída de los ingresos.

Junto a los efectos perniciosos, sin embargo, también han brotado signos de esperanza al darnos cuenta de que no lo podemos todo: necesitamos del cuidado ajeno y, sobre todo, de la ayuda divina.

En los momentos más duros, ha quedado en evidencia el valor insustituible de la sociedad civil y, en especial, el protagonismo vecinal y familiar. También la Iglesia ha mostrado su mejor cara en los profesionales cristianos de la sanidad que han arriesgado y hasta entregado su vida para proteger y cuidar la ajena, los voluntarios de Cáritas y de otras instituciones de Iglesia que se han multiplicado para dar respuesta a tantas necesidades, los padres y madres de familia que han hecho de su hogar una Iglesia doméstica, los sacerdotes que se han reinventado para atender a enfermos, moribundos, hambrientos de Dios…

Continuar leyendo «Día de la Iglesia Diocesana 2020»

Somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo

Carta de Mons. D. Ángel Fernández Collado
Obispo de Albacete

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Hoy es el día de la Iglesia Diocesana. Hoy es la fiesta de la gran familia de los cristianos que formamos la Iglesia en la diócesis de Albacete, de todas y cada una de sus parroquias. Piedras vivas en la Iglesia: comunidad de fe, esperanza y caridad. Virtudes que nos vienen de Dios y nos acercan más a él. Agradezcamos al Señor el don de la Iglesia de Jesucristo en nuestras vidas. En ella hemos nacido por el Bautismo a la vida como hijos de Dios, en ella conocemos su Palabra, en ella nos alimentamos del pan de la Eucaristía, en ella se fortalece nuestra fe, crece nuestra esperanza y se hace vida la caridad amando y sirviendo a nuestro prójimo.

En esta Iglesia nos sentimos unidos, formando un pueblo, el Pueblo de Dios, una gran familia. En ella todos somos importantes, como hijos de Dios y hermanos, todos somos necesarios y todos responsables de la evangelización, de su tarea misionera. En ella, la fe de cada uno fortalece la fe de todos. No vivimos la fe aisladamente sino como Iglesia y desde la Iglesia, animados por el Espíritu Santo, el Espíritu de Jesús. En ella está el fundamento de nuestras vidas y nuestra fe: Jesucristo.

Continuar leyendo «Somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo»

La gestión de la casa

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Más o menos estas palabras del título son el significado etimológico de la palabra “economía”. Y cuando hablamos de familia, inevitablemente hablamos de casa, y en el mejor de los casos, de hogar. La iglesia, desde su nacimiento, ha intentado ser hogar comunitario, espacio de acogida, servicio a los más pobres, dedicación a las necesidades básicas de aquellos que habitaban a su alrededor y también la ayuda a otras comunidades nacientes.

Ya las primeras comunidades cristianas, en los principios, ante las necesidades de los huérfanos y las viudas, hay una llamada apostólica a la solidaridad (es decir, adhesión sólida entre unos y otros, es más que compartir dinero) para que las comunidades se ayudarán entre ellas, y así por la preocupación de mantener una administración, centrada sobre todo en la caridad y la distribución de los bienes, para vivir en el mandato del amor, se creó el orden de los diáconos.

Continuar leyendo «La gestión de la casa»

Carta a los mayores

Carta de Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Queridos fieles:

Deseo dirigirme hoy, con tanto afecto y cercanía, a los ancianos de nuestra archidiócesis. Siento el deseo de ponerme en contacto con vosotros, en estas circunstancias tan especiales por las que estamos pasando a causa del Covid 19. Para todos están siendo tiempos difíciles, pero para vosotros especialmente difíciles. Deseo animaros a afrontar esta situación con espíritu de fe y de esperanza. No es fácil, pero Dios es Padre y su Providencia no nos abandona nunca; es más, todo lo que nos pasa es para nuestro bien, si Le amamos y estamos unidos a Él (cf. Rom 8,29).

Os animo a hacer memoria de vuestra vida pasada. Si repasamos los acontecimientos de nuestra vida con ojos de fe, ¿verdad que descubrimos en tantos y tantos momentos, en episodios y personas, su mano providente y amorosa, que nos ha guiado y sostenido? Incluso en los momentos de dificultad grave y de sufrimiento, Nuestro Señor Jesucristo ha estado ahí sosteniéndonos para que pudiéramos salir adelante. Estad convencidos de que Dios no os abandona, pero abandonaos vosotros en sus manos misericordiosas como hijas e hijos pequeños que tienen una confianza ilimitada en sus padres.

Continuar leyendo «Carta a los mayores»

«Mirarán al que traspasaron» (Za 12,10)

Carta de Mons. D. Joan-Enric Vives Sicilia
Arzobispo-Obispo de Urgel

Mañana día 9 de noviembre es la fiesta del Santo Cristo de Balaguer, patrón de la ciudad y de la comarca de la Noguera, así como de la Ribera y el Pla d’Urgell, como canta el Himno de Mn. Cinto Verdaguer. Pero de alguna manera toda la Diócesis de Urgell encuentra en Él la fuente de la misericordia y de las bendiciones divinas. En tiempos de pandemia, aún es más urgente que nos acerquemos espiritualmente para pedirle que aleje de nosotros la desgracia del coronavirus y nos ayude a rehacer la esperanza llena de fe y el tejido económico y social del país y de nuestras vidas. Hoy le reiteramos que con sus heridas nos cure, y le rogamos por los enfermos, por los hospitalizados, los difuntos y sus familias. Y también por los investigadores, sanitarios, educadores y todos los que hacen posible nuestra vida cotidiana. El Santo Cristo de Balaguer nos acoge a todos y nos consuela a todos. Su impresionante imagen del siglo XV, que lo presenta muerto tras penosa agonía, nos lo muestra cargando nuestros dolores, exhausto y que envía un último suspiro de misericordia y de paz. ¡Cuánto consuelo nos da!

Continuar leyendo ««Mirarán al que traspasaron» (Za 12,10)»

Día de la Iglesia Diocesana

Carta de Mons. D. Joan Planellas Barnosell
Arzobispo de Tarragona y Primado

Estimados y estimadas:

Desde el Concilio Vaticano II decimos y repetimos que la Iglesia somos todos, que formamos un pueblo que Dios a convocado en Jesucristo. Es la concepción renovada del Vaticano II y del Concilio Provincial Tarraconense, que beben en la fuente de los primeros tiempos. El Sacramento del Orden, sin apartar de la comunidad, da a los obispos y a los presbíteros una capacidad y una misión específicas en función del mismo pueblo, cuya cabeza es Cristo.

Ni las diócesis ni las parroquias son una empresa de los obispos o de los sacerdotes con unos clientes que acuden periódicamente para restaurar su vida religiosa. Tampoco podemos decir que la diócesis pertenezca más al obispo y la parroquia al sacerdote que al bautizado que queda en la penumbra. Es cierto, sin embargo, que cada uno sirve según la vocación que ha recibido y a la que ha respondido. En ello se basa la corresponsabilidad en la vida y en la misión de la Iglesia. También en su infraestructura material necesaria para llevarla a cabo.

Continuar leyendo «Día de la Iglesia Diocesana»

Día de la Iglesia Diocesana. “Lo que tú nos ayudas a ser”

Carta de Mons. D. Vicente Jiménez Zamora
Administrador apostólico de Zaragoza

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Queridos diocesanos:

Con el mes de noviembre llega el ‘Día de la Iglesia Diocesana’ y la ocasión para renovar nuestra pertenencia a la Iglesia particular de Zaragoza.

Nuestra diócesis —sede metropolitana desde el siglo XIV— tiene una identidad muy precisa: apostólica, por la predicación de Santiago, el Mayor; mariana, por la ‘Venida’ de la Virgen del Pilar; martirial, desde santa Engracia, hasta la persecución religiosa del siglo XX; eucarística, por el Misterio de Daroca. Todas estas señas son motivo de agradecimiento y estímulo para continuar la misión en este tiempo recio, marcado por la pandemia de la Covid-19.

Continuar leyendo «Día de la Iglesia Diocesana. “Lo que tú nos ayudas a ser”»

La Iglesia es la familia constituida por Cristo

Carta de Mons. D. Francisco Pérez González
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

Domingo, 8 de noviembre de 2020

El domingo 8 de noviembre celebramos el Día de la Iglesia Diocesana con un mensaje integrador: “Somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo. Con tu tiempo, tus cualidades, tu apoyo económico y tu oración #SomosIglesia24Siete”. Se trata de una jornada que nos ayuda, sobre todo, a tomar conciencia de nuestra pertenencia a la gran familia de la Iglesia. Sólo podemos formar una gran familia contigo conscientes de nuestra presencia y pertenencia a la comunidad diocesana en el día a día de nuestro peregrinar cristiano.

Nuestra Diócesis de Pamplona y Tudela debe verse y sentirse como una gran familia en la que nadie sobra y todos somos necesarios, viviendo como comunidad de fe, esperanza y caridad. Hacer de la diócesis una familia significa favorecer la participación de todos. En esta edificación todos somos necesarios y nadie es imprescindible. Colaboramos para hacer de nuestra Diócesis una Iglesia vigorosa en la fe por la escucha de la Palabra de Dios, la oración y la participación en el Sacramento de la Penitencia, en la Eucaristía dominical; una Iglesia que transmita la fe a los niños, adolescentes y jóvenes; una Iglesia con abundantes vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada; una Iglesia acogedora de los inmigrantes, hospitalaria con los que no tienen hogar, cercana a los pobres y marginados.

Continuar leyendo «La Iglesia es la familia constituida por Cristo»

Somos lo que tú nos ayudas a ser

Carta de Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

Domingo, 8 de noviembre de 2020

Queridos hermanos y hermanas:

El próximo 8 de noviembre celebraremos el Día de la Iglesia Diocesana con el lema «Somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo. Con tu tiempo, tus cualidades, tu apoyo económico y tu oración #SomosIglesia24Siete». Aprovecho esta circunstancia para reflexionar con vosotros sobre el ser más íntimo de la Iglesia.

La Iglesia es como la encarnación continuada, el sacramento de Jesucristo, su prolongación en el tiempo. La Iglesia es Cristo que sigue entre nosotros predicando, enseñando, acogiendo, perdonando los pecados, salvando y santificando, hasta el punto de que, si el mundo perdiera a la Iglesia, perdería la Redención.

Continuar leyendo «Somos lo que tú nos ayudas a ser»