Mes del Rosario

Carta de Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de ToledoPrimado de España

Domingo, 10 de octubre de 2021

Decía Juan XXIII que el Rosario es el evangelio de los pobres. El rezo del Rosario es para mí vivir diarimente con Maria, Madre de Dios y Madre nuestra, los misterios de gozo, dolor, de luz y de gloria. Siempre rezar el rosario es vivir los misterios de Cristo con una mirada contemplativa.

1. Con los misterios gozosos somos todos invitados con María a vivir la encarnación, el nacimiento de Jesus… Aplicando a nuestra vida el misterio de la profunda humildad de Dios hecho hombre que, por nosotros los hombres y nuestra salvación, bajó del cielo. El viene a vivir nuestra vida para que nosotros vivamos la suya. Rezar los misterios de gozo, que son siempre los que vivimos al inicio de nuestra vida, es una llamada a vivir por Cristo, con Él y en Él. Gozar de las cosas sencillas y humildes es mirar la vida con los ojos de los niños. Es la Sagrada Familia la que nos ayuda a vivir en el gozo de la vida cristiana.

Continuar leyendo «Mes del Rosario»

Santa Misa con motivo de la apertura del camino sinodal en preparación de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

Basílica Papal de San Pedro, Vaticano
Domingo, 10 de octubre de 2021

Homilía
XXVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)
Apertura del camino sinodal en preparación de la

XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

Una persona, un hombre rico, corrió hacia Jesús mientras Él «iba de camino» (Mc 10, 17). Muchas veces los Evangelios nos presentan a Jesús “en camino”, acompañando al hombre en su marcha y escuchando las preguntas que pueblan e inquietan su corazón. De este modo, Él nos revela que Dios no habita en lugares asépticos, en lugares tranquilos, lejos de la realidad, sino que camina a nuestro lado y nos alcanza allí donde estemos, en las rutas a veces ásperas de la vida. Y hoy, al dar inicio al itinerario sinodal, todos —el Papa, los obispos, los sacerdotes, las religiosas y los religiosos, las hermanas y los hermanos laicos— comenzamos preguntándonos: nosotros, comunidad cristiana, ¿encarnamos el estilo de Dios, que camina en la historia y comparte las vicisitudes de la humanidad? ¿Estamos dispuestos a la aventura del camino o, temerosos ante lo incierto, preferimos refugiarnos en las excusas del “no hace falta” o del “siempre se ha hecho así”?

Continuar leyendo «Santa Misa con motivo de la apertura del camino sinodal en preparación de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos»

El botellón explota

Carta de Mons. D. Jesús Fernández González
Obispo de Astorga

Domingo, 10 de octubre de 2021

Hace unos días me decía un sacerdote amigo: “Creo que, después de la pandemia, el transhumanismo va a tener difícil defender sus tesis” (esta corriente cultural defiende que el ser humano puede ser mejorado en sus capacidades físicas, intelectuales y psicológicas, gracias a la tecnología). Si la pandemia nos ha demostrado efectivamente que un diminuto virus puede acabar con la vida humana, poniendo así en evidencia nuestros límites a la hora de garantizar su dimensión física, ¿qué decir del control de la conducta? Lo digo a propósito del botellón que se está poniendo de moda últimamente.

Fue a mediados del mes de septiembre cuando se produjo su máxima eclosión. En concreto, en el fin de semana que va del 17 al 18, en Barcelona, con la excusa de la fiesta de la Mercè, es decir, de la Virgen de la Mercè, se reunieron unos cuarenta mil jóvenes; en Madrid, bajo el pretexto de la celebración del comienzo de curso, fueron unos treinta mil; también en otras ciudades más pequeñas –en algunas se consideraba ya erradicado- hubo concentraciones similares, aunque inferiores en número.

Continuar leyendo «El botellón explota»

Santa Misa en el XXVIII Domingo del tiempo ordinario

Homilía de Mons. D. Adolfo González Montes
Obispo de Almería

S.A.I. Catedral de la Encarnación, Almería
Domingo, 10 de octubre de 2021

Queridos hermanos y hermanas:

El evangelio de hoy presenta la escena del joven rico, muy conocida y siempre materia de permanente reflexión, ya que en este pasaje evangélico Jesús pone de manifiesto la dificultad que las riquezas acarrean a quien quiere hacer del seguimiento de Jesús razón y contenido de vida. Si nos acercamos al pasaje vemos que el comienzo del encuentro del joven con Jesús está marcado por el respeto y la admiración que la predicación de Jesús provoca en el joven, porque al acercarse al Señor no sólo le llama “Maestro bueno”, sino que se arrodilla ante él[1]. Los comentaristas resaltan este acercamiento respetuoso que manifiesta el reconocimiento por el joven de la autoridad de moral de Jesús, dando a entender que la santidad de vida dimana de la ley divina, de su cumplimiento. De hecho, así lo pone de manifiesto Jesús, pero matizando que aunque el cumplimiento de la ley es criterio de santidad de vida, al hombre no es transferible la santidad de Dios, el «sólo santo», y en consecuencia sólo él es bueno, por lo cual rechaza que el joven le llame “Maestro bueno”.

Continuar leyendo «Santa Misa en el XXVIII Domingo del tiempo ordinario»

La pandemia informática de una tarde

Carta de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

Domingo, 10 de octubre de 2021

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.

Todo se vino abajo. Los terminales de nuestros dispositivos electrónicos, de pronto nos daban la alarma fatal: no hay conexión a internet. Y así, sin previo aviso, el mundo entero entraba en una pandemia de la comunicación precisamente secuestrando el canal con el que nos poníamos en contacto. Toda una lección de la vulnerabilidad en la que esas dependencias en las que hemos entrado, pueden de modo imprevisto dejarnos al pairo en la herramienta que nos dieron, a la que nos habituaron haciéndonos diestros usuarios, expertos para nuestras curiosidades, nuestras cuitas, nuestros mentideros y nuestros engaños. Pero que, de la noche a la mañana, nos encontramos perdidos y solitarios.

Continuar leyendo «La pandemia informática de una tarde»

El camino y la meta

Carta de Mons. D. César Franco Martínez
Obispo de Segovia

Domingo, 10 de octubre de 2021

Solo quien tiene clara la meta acertará al escoger el camino. Así podríamos sintetizar el mensaje del evangelio de este domingo. San Marcos presenta a Jesús «cuando salía al camino». El camino es un símbolo de la vida de Jesús y de la vida de los hombres. Ponerse en camino es la actitud sapiencial de quien busca la felicidad de una vida plenamente realizada. Recuérdense los versos que inician la Divina Comedia de Dante: «A mitad del camino de nuestra vida…». Jesús camina hacia Jerusalén donde cumplirá la plenitud de su existencia muriendo y resucitando por los hombres. Un hombre le sale al camino y le plantea la pregunta más trascendental de la vida: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?». Todos conocemos la historia. Jesús le plantea el camino moral de los mandatos de Dios. El hombre confiesa haberlos cumplido desde su juventud. El Maestro da un paso más y le invita a vender sus bienes, darlo todo a los pobres y seguirle a él. Ante esta exigencia, el hombre «se marchó triste porque era muy rico». No se nos dice cuánta era su hacienda ni cuál su propósito de vida con aquellos bienes. Sencillamente, se marchó triste. El deseo por heredar la vida eterna quedó sofocado por los bienes de este mundo.

Continuar leyendo «El camino y la meta»

Juventud y esperanza, hoy

Carta del cardenal D. Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia

Domingo, 10 de octubre de 2021

Los jóvenes comienzan los preparativos de una nueva Jornada Mundial de Juventud (JMJ) que se celebrará en Lisboa, tierra ibérica, como Madrid o cualquier otro lugar de nuestra península. Los jóvenes comienzan a calentar motores con la acogida de la Cruz y del icono mariano, símbolos de las JMJ iniciadas por San Juan Pablo II con tantísimo y beneficioso impacto eclesial y mundial. Qué esperanza suscita ver una juventud sana, moderna, de hoy, y ver una Iglesia joven, llena de alegría, esperanzada, con vida, unida, reunida de los cinco continentes; ver una Iglesia presidida por el Sucesor de Pedro, que dirá, con toda seguridad, cosas tan importantes y bellas. Sin duda Dios ha derramado, a lo largo de muchos años ya, abundantemente su gracia y sus múltiples dones, no sólo para los que participan físicamente en estas Jornadas Mundiales de la Juventud, sino también sobre esa multitud ingente de jóvenes de todo el mundo que, aun no asistiendo físicamente a las sedes donde se celebra, son sin embargo también beneficiados de múltiples formas. Ellos necesitan –todos necesitamos– de este encuentro en que se han abierto puertas y caminos de futuro, que ya son presente.

Continuar leyendo «Juventud y esperanza, hoy»

Sin Cristo, nada. En Cristo, todo

Carta de Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Domingo, 10 de octubre de 2021

Queridos fieles:

Es bueno recordar a principio de curso aquellas palabras de Jesús: “Sin Mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5). Esto ha dicho Jesús hablando en la Última Cena con sus discípulos poco antes de su pasión, muerte y resurrección. Esas palabras están dichas en el contexto de la comparación con la vid y los sarmientos, en el capítulo 15 de san Juan: “Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en Mí y Yo en él ése da mucho fruto porque separados de Mí no podéis hacer nada”.

“Nada”. No podemos hacer “nada”; no “poco” o “algo” sino “nada”. Estas palabras de Jesús, según el Evangelio de san Juan, están en conexión profunda con las palabras del prólogo: “En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios. Ella estaba en el principio junto a Dios. Todo se hizo por Ella y sin Ella no se hizo nada”. Podemos decir, con palabras filosóficas, que estamos a nivel ontológico. A nivel del ser mismo. Toda la creación, nuestro mismo ser de seres humanos depende totalmente de Él.

Continuar leyendo «Sin Cristo, nada. En Cristo, todo»

Contemplar el rostro de Cristo con el corazón de María

Carta de Mons. D. Mario Iceta Gavicagogeascoa
Arzobispo de Burgos

Domingo, 10 de octubre de 2021

Queridos hermanos y hermanas:

El mes de octubre es el mes del rosario. Así mismo, esta semana hemos celebrado la festividad de la Virgen del Rosario, advocación que revive y conmemora la importancia de dirigirnos a Nuestra Madre a través del rezo del santo rosario. Fue precisamente Ella, la Madre de Dios, quien nos pidió rezarlo y hacerlo vida desde la intimidad de nuestros corazones de barro para que, a través de esta plegaria, podamos obtener abundantes gracias.

Y lo hizo por medio de santo Domingo de Guzmán, a quien la Santísima Virgen se le apareció en el año 1208. Este sacerdote burgalés había abandonado todas sus posesiones y se había marchado al sur de Francia para acercar el Evangelio a los que se habían apartado de la Iglesia por la herejía albigense. Como solo saben hacer las madres, la Virgen puso el rosario sobre las manos de Domingo y, en una caricia almada de silencio y plenitud, le enseñó cómo rezarlo. Después, le encomendó la preciosa tarea de propagar esta devoción hasta los confines del mundo.

Continuar leyendo «Contemplar el rostro de Cristo con el corazón de María»

Octubre, mes misionero

Carta de Mons. D. Joan-Enric Vives Sicilia
Arzobispo-Obispo de Urgel

Domingo, 10 de octubre de 2021

Octubre es el mes tradicionalmente dedicado al impulso misionero por parte de la Iglesia Católica, y se quiere despertar en todos los fieles el espíritu misionero para la misión universal. Deberíamos tomar conciencia de la responsabilidad común que todos los bautizados tenemos ante la evangelización del mundo entero. Por eso es bueno que se informe sobre las misiones en el mundo entero, sus necesidades, y la importancia y urgencia de participar activamente, según las propias posibilidades.

La pandemia está dejando en los países pobres y en las jóvenes comunidades cristianas en tierras de misión profundas heridas que están siendo, sin embargo, cicatrizadas gracias al esfuerzo de los misioneros y de muchas otras instituciones y grupos de personas de buena voluntad, que fomentan los lazos de colaboración, ayuda mutua y redes comunitarias, que construyen la fraternidad humana integral. Los misioneros, con los equipos de voluntarios, en muchas parroquias, escuelas, dispensarios, promociones agrícolas y de salud, están haciendo cada día que se derriben los muros separadores gracias a la dimensión universal de la caridad, que no discrimina a nadie. «El amor sólo sabe de compasión y de dignidad», dice el Santo Padre Francisco en el n. 62 de su encíclica Fratelli tutti.

Continuar leyendo «Octubre, mes misionero»