La religiosidad popular (III)

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 21 de noviembre de 2021

En este caminar misionero, nuestra Diócesis ha vivido y vive diferentes acontecimientos y encuentros, que espolean ese sentido evangelizador. La celebración, por primera vez fuera de la capital aragonesa, del Encuentro Regional de Cofradías de Semana Santa de Aragón de 2001 en Barbastro, con el lema “Las Cofradías en las Comunidades Cristianas del Siglo XXI”, marcó el inicio de un camino jalonado con el XXIII Encuentro Nacional de Cofradías, bajo el lema “Evangelización y Acción Social” (2010), al que asistieron más de 500 cofrades venidos de toda España a Barbastro; el X Encuentro Nacional de Cofradías Escolapias (2012), entre las localidades de Peralta de la Sal y Barbastro; el XII Encuentro Regional de Cofradías de Semana Santa de Aragón (2015), que unía en su organización y desarrollo a Monzón y Barbastro; el XVI Encuentro Nacional de Cofradías y Hermandades del Descendimiento (2016) en Barbastro; y la vivencia de un acontecimiento de especial significación y alegría para toda la Diócesis en 2019, con la concesión por la Santa Sede de un Año Jubilar Extraordinario en el 400 aniversario de la Procesión del Santo Entierro, que en el año 1619 por iniciativa del prior de la Cofradía de la Vera Cruz, Pedro de Ruesta, se organizó por primera vez.

A ellos se unen celebraciones que recorren la amplia geografía diocesana, como la Romería de las Vírgenes de Ribagorza, con más de 40 advocaciones de la Virgen María, que en el año 2018 cumplía 40 años, reuniendo a más de 2.000 peregrinos; las romerías al Monasterio de El Pueyo, para visitar a la patrona de la Diócesis; las fiestas en honor del Santo Cristo y San Vicente Ferrer en la localidad de Graus, que en el año 2015 vivió también un especial acontecimiento con la concesión de un Año Jubilar con motivo de la celebración del 600 aniversario de la llegada de San Vicente Ferrer a la villa y su donación de la imagen del Cristo; y un sinfín de celebraciones que hacen revivir la esencia de nuestra Fe. Y el camino continúa a la espera de la celebración en 2023 del VIII Congreso Nacional de Cofradías y Hermandades de Semana Santa en la ciudad de Barbastro.

La participación en el ámbito caritativo es otro de los pilares en que se sustenta la labor de las cofradías. El lema “Cofrade 365”, hace referencia a este fin por el que nacieron las cofradías y que se materializa con labores de acompañamiento y promoción, recogidas de alimentos, iniciativas solidarias en diversos ámbitos, etc. Porque no olvidemos que un cofrade es mucho más que un capirote, su valor social va más allá de las celebraciones, se convierte en auténtico, profundo, convencido.

La historia de cofradías y cofrades desde sus orígenes, representa un fenómeno sociológico de largo recorrido. La Semana Santa encarna los valores de Jesús de Nazaret, que generaciones han transmitido a través del tiempo, constituyéndose en referentes para la sociedad y en instrumentos para la evangelización. Nosotros hemos querido hacer realidad en nuestra Diócesis el mensaje del Papa Francisco: “La piedad popular es el sistema inmunológico de la Iglesia” .

✠ Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s