Jóvenes emboscados: una esperanza

Carta de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

Domingo, 22 de mayo de 2022

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.

El puente medieval dejaba ver en lontananza algunas crestas nevadas de los Picos de Europa. Cangas de Onís se identifica con ese puente llamado “romano”, del que pende en su arco central la gran Cruz de la Victoria. Todo un alegato de historia astur y cristiana que se concita en ese rincón amable y sugestivo en el corazón de Asturias. El río Sella ha deslizado muchas aguas a este paso. Es un verdadero enclave de gestas y memoriales, del tiempo que transcurre siglo tras siglo, mientras cada generación escribe su página en una historia inacabada y formidable.

Allí fuimos convocados, unos metros más arriba, para realizar con jóvenes asturianos una marcha a Covadonga por los bosques. Coincidía con su edición número cincuenta, desde que en el ya lejano 1972 tuvo lugar la primera subida con un pequeño puñado de jóvenes, eran sólo ocho, que con un cura de pocos años de ordenación se aventuraron a dar inicio a este gesto que cada mes de mayo se repite a su comienzo.

Continuar leyendo «Jóvenes emboscados: una esperanza»

“Haremos morada en él” (Jn 14,23)

Carta de Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca y de Jaca

Domingo, 22 de mayo de 2022

Queridos hermanos en el Señor:
Os deseo gracia y paz.

Jesús nos dice en el evangelio del VI Domingo de Pascua: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él” (Jn 14,23). Con Jesús, que se manifiesta íntimamente a sus discípulos, viene también a ellos el Padre, para hacerles entrar en la comunión divina de vida y amor.

La presencia interior de Jesús conduce al creyente a una nueva relación con el Padre. “Quien ama al Señor Jesús y observa su palabra experimenta ya en este mundo la misteriosa presencia del Dios uno y trino” (Benedicto XVI, 13 mayo 2007).

Guardar la palabra de Jesús es mucho más que oírla con atención o escucharla con devoción; es mucho más que recibirla pasivamente; es mucho más que custodiarla ávidamente, puesto que hay que practicarla vitalmente. Significa aceptarla con alegría y vivirla con intensidad para que sea palabra viva y fecunda. Se trata de cumplirla, darle cauce para que produzca vida abundante y fruto constante.

Continuar leyendo «“Haremos morada en él” (Jn 14,23)»

Contagiadnos de la alegría de Jesucristo

Carta del cardenal D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

Domingo, 22 de mayo de 2022

Me vais a permitir que os hable de quienes son capaces de mostrar entusiasmo, de mantener un clima de fiesta, de contagiar siempre alegría… Los jóvenes. Su entusiasmo es contagioso y no quiero que pase esta Pascua sin hacer una referencia explícita a ellos. La palabra entusiasmo viene del griego y su contenido, cuando es sano, quiere decir «tener dentro algo de Dios» o también «estar dentro de Dios». Los jóvenes quieren y buscan ser felices, tienen derecho a que les acerquemos la felicidad. Su manera de vivir siempre expresa entusiasmo; hay en sus vidas algo de Dios y son capaces de manifestarlo y expresarlo con alegría.

Desde hace 25 años he tenido encuentros mensuales con ellos en las diversas diócesis en las que he sido obispo: en Orense, en Oviedo y Gijón, en Valencia y ahora en Madrid. Mi experiencia en estos años es que están abiertos a la esperanza y deseosos de plenitud, deseosos de dar significado profundo a su presente y a su futuro. Buscan la felicidad a la que tienen derecho. Buscan dar significado a sus vidas y desean entrever un camino para ellos. Los mayores tenemos el deber de ofertarles posibilidad de hacer elección y de realizar un camino. Los que eligen son ellos, pero hemos de dar caminos que los lleven hacia algo, no a moverse o a hacer movidas sin más y a vivir errantes.

Continuar leyendo «Contagiadnos de la alegría de Jesucristo»

Santa María, madre de la Iglesia

Carta del cardenal D. Juan José Omella Omella
Arzobispo de Barcelona

Domingo, 22 de mayo de 2022

Cuando el papa Pablo VI, el día de la clausura de la tercera sesión del Concilio Vaticano II, declaraba a María «Madre de la Iglesia» constataba lo que a lo largo de los siglos había sido y era la experiencia constante del pueblo cristiano, hasta nuestros días, el amor entrañable a la Virgen María. Precisamente, no quisiera que pasara el mes de mayo, el popular «mes de las flores», sin un recuerdo a santa María, a quien la piedad popular siempre ha venerado, de modo especial, durante este mes. Lo haré recordando unos pensamientos del papa Francisco dedicados a la Virgen.

En su exhortación apostólica Gaudete et exsultate, del 19 de marzo del año 2018, el Papa nos habla de la santidad cristiana de la gente sencilla, de los santos «de la puerta de al lado» (GE 7) –como él dice –, y termina con estas palabras sobre la Virgen: «Quiero que María corone estas reflexiones, porque ella vivió como nadie las bienaventuranzas de Jesús. […] Es la santa entre los santos, la más bendita, la que nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña.» (GE 176).

Continuar leyendo «Santa María, madre de la Iglesia»

Acompañar en el sufrimiento

Carta de Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de ToledoPrimado de España

Domingo, 22 de mayo de 2022

Cada año, desde que san Juan Pablo II instituyera la Jornada Mundial del enfermo en 1992, el VI domingo de Pascua se celebra la Pascua del enfermo, cerrando así la campaña que comenzaba el 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes. Es un día para orar con y por los enfermos en todas las comunidades parroquiales. El lema elegido para esta campaña es: «Acompañar en el sufrimiento».

1. Los enfermos son los preferidos de Jesús. Si nos acercamos a los Evangelios, caeremos en la cuenta de que el primero que acompaña a los que sufren es Jesús. Porque no solo los enfermos o impedidos sufren, hay muchas causas de sufrimiento. No nos olvidemos de cuantos cuidan a los enfermos y de aquellos que padecen enfermedades menos «visualizadas» que provocan un sufrimiento grande: las personas con enfermedad mental (la depresión es cada vez más frecuente y en edades más bajas, el suicidio, como segunda causa de muerte en los jóvenes), neurodegenerativas (ELA, Alzheimer…), o las denominadas «enfermedades raras» (para las que se destinan menos recursos y padecen un mayor abandono). Jesús se acerca a cuantos sufren para aliviarles con el bálsamo de su Palabra, de su misericordia y de su compasión. Por eso en este día pedimos por todos aquellos que sufren, para que entiendan que Cristo les ayuda a llevar la cruz, esa cruz que se les puede hacer pesada por momentos y les cueste entender su sentido y valor. Ya lo decía san Pablo: «Si he de gloriarme que sea en la cruz de Cristo» (Gal 6, 14). No hemos de quedarnos en la Cruz, sino en aquello que Dios tiene preparado para los que le aman (1Cor 2, 9): la participación en su misma vida.

Continuar leyendo «Acompañar en el sufrimiento»

Acompañar en el sufrimiento

Carta de Mons. D. José Ángel Saiz Meneses
Arzobispo de Sevilla

Domingo, 22 de mayo de 2022

En este sexto domingo de Pascua culmina la Campaña del Enfermo, que se inicia cada año con la Jornada Mundial del Enfermo, el 11 de febrero, festividad litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, y se concluye en este domingo con la llamada ‘Pascua del Enfermo’. Concluye hoy la campaña, es cierto, pero no termina el compromiso de la Iglesia peregrina con sus miembros más sufrientes, los enfermos. El Santo Padre Francisco nos recordaba que Dios “nos cuida con la fuerza de un padre y la ternura de una madre” y que “el testigo supremo del amor misericordioso del Padre a los enfermos es su Hijo unigénito”. Los Evangelios nos narran los encuentros de Jesús con las personas enfermas para acompañar su dolor, darle sentido, curarlo. Como discípulos suyos, estamos llamados a hacer lo mismo, ya que el sufrimiento de nuestros hermanos se convierte en una urgente llamada a ser “testigos de la caridad de Dios que derramen sobre las heridas de los enfermos el aceite de la consolación y el vino de la esperanza, siguiendo el ejemplo de Jesús, misericordia del Padre”.

Continuar leyendo «Acompañar en el sufrimiento»

Objección de conciencia

Carta de Mons. D. Joan Planellas Barnosell
Arzobispo de Tarragona y Primado

Domingo, 22 de mayo de 2022

Estimados y estimadas, el pasado mes de marzo, la Conferencia Episcopal publicó una Nota sobre la objeción de conciencia. Como recordareis, hace unas semanas la Hoja Dominical del primero de mayo dedicó a este tema un extenso reportaje. El escrito de los obispos muestra la preocupación de la Iglesia ante leyes como la del aborto y la eutanasia, o como las que se inspiran en principios antropológicos que absolutizan la voluntad humana o en ideologías que no reconocen la naturaleza del ser humano que le ha sido dada en la Creación, y que tiene que ser la fuente de toda moralidad. La finalidad no es otra que ayudar a hacer descubrir la libertad de conciencia ante la manipulación escondida tras estas leyes, que no contribuyen a la libertad y al bien común, sino que favorecen la economía del descarte, imponiendo un tipo de «darwinismo» social en el cual los más débiles son eliminados. Al mismo tiempo, se invita en nombre de la propia conciencia a rechazar determinadas ideologías contrarias al Evangelio.

Continuar leyendo «Objección de conciencia»

El testimonio gozoso de una joven enamorada de Jesús

Carta de Mons. D. Francisco Pérez González
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela
Administrador apostólico de San Sebastián

Domingo, 22 de mayo de 2022

Muchas veces hemos podido comprobar que el testimonio de una persona nos ha llegado al corazón y nos ha convencido. Pensemos en muchos de nuestros antepasados y de modo especial de aquellos que han sabido realizar, con sus gestos de amor, un proyecto de esperanza. Esto ocurre hoy con muchos adolescentes que han encontrado en su vida la única razón para darla sentido. Me quiero fijar en una joven que, hace pocos años, fue beatificada: Chiara Badano. Vivió con sencillez los acontecimientos de su existencia y tuvo como espejo la Palabra de Dios. El Papa Benedicto XVI, el día 25 de septiembre de 2010, decía en una Audiencia donde asistieron más de diez mil jóvenes: “Chiara es un ejemplo de coherencia cristiana y un motivo para alabar a Dios, porque su amor es más fuerte que el mal y que la muerte. Y que deben agradecer a la Virgen María que conduce a los jóvenes, aún a través de las dificultades y los sufrimientos, a enamorarse de Jesús y descubrir la belleza de la vida”. Esta joven nació en la localidad italiana de Sasello (Italia), situada en la región de los Apeninos de Liguria, el 29 de octubre 1971. Su padre era camionero y su madre obrera de una Fábrica. Habían pedido insistentemente a Dios poder tener un hijo y decían el día del nacimiento de su hija: “En medio de una inmensa alegría, comprendíamos enseguida que no era solo hija nuestra sino, ante todo, hija de Dios”. Vivian con ilusión y alegría en la espiritualidad del Movimiento de los Focolares.

Continuar leyendo «El testimonio gozoso de una joven enamorada de Jesús»

La objeción de conciencia

Carta de Mons. D. Celso Morga Iruzubieta
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Domingo, 22 de mayo de 2022

Queridos fieles:

La Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española acaba de publicar una Nota doctrinal sobre la objeción de conciencia, titulada “Para la libertad nos ha liberado Cristo” (Gal 5,1).

La Nota fundamenta el derecho a la objeción de conciencia en la libertad que, a su vez, se fundamenta en la dignidad propia del ser humano.

Dicha dignidad humana y libertad no es fruto o consecuencia de la voluntad de los seres humanos, ni de la voluntad del Estado o de los poderes públicos, sino que encuentra su fundamento en el hombre mismo y, en última instancia, en Dios su creador. Ya el Concilio Vaticano II hacía notar que “jamás tuvieron los hombres un sentido tan agudo de la libertad (que les es propia) como hoy” (cf Gaudium et Spes, n. 4). Pero esta libertad, que consiste en “el poder, radicado en la razón y en la voluntad de obrar o de no obrar, de hacer esto o aquello, y de ejecutar así, por sí mismo, acciones deliberadas” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1731), no se debe entender como una ausencia de toda ley moral que indique límites a su actuación, o como “una licencia para hacer todo lo que me agrada, aunque sea malo” (Conc. Vat. II, Gaudium et Spes, n.17).

Continuar leyendo «La objeción de conciencia»

Paciencia

Carta de Mons. D. Atilano Rodríguez Martínez
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Domingo, 22 de mayo de 2022

En nuestros días se habla poco de la paciencia. En general, el ser humano tiene poca paciencia. Las prisas, la búsqueda de lo inmediato y la celeridad con la que se producen los acontecimientos en nuestros días son un gran obstáculo para vivir y actuar con paciencia. Si en todos los tiempos fue necesaria la virtud de la paciencia, lo es mucho más en estos momentos de profunda crisis religiosa y de incertidumbre ante el futuro.

Cuando se habla de la paciencia en el Evangelio, se hace referencia a un Dios, fuerte y paciente, que cuida con infinito amor de sus hijos, que perdona una y otra vez a quienes ponen su confianza en él, que conduce constantemente la historia de la humanidad con ternura y misericordia hacia una meta concreta y bien definida.

Continuar leyendo «Paciencia»