Audiencia a los voluntarios del Servicio Nacional de Protección Civil

Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano
Lunes, 23 de mayo de 2022

Discurso
a los voluntarios del Servicio Nacional de Protección Civil

Queridos hermanos y hermanas, buenos días y bienvenidos.

Doy las gracias al presidente por las palabras de saludo que me ha dirigido en nombre de todo el servicio nacional de la Protección Civil. Sé lo meritorio que es vuestro trabajo y me gusta recordar cuánto bien habéis hecho durante la reciente pandemia, especialmente en sus fases más agudas. Habéis estado disponibles para ayudar las familias más frágiles: habéis desarrollo servicios de acompañamiento y seguridad para ancianos y personas vulnerables; habéis asistido a muchos que estaban enfermos, pobres o solos en casa. Habéis apoyado la campaña de vacunación con competencia y gratuidad a través de la acción de voluntarios. Igualmente, no ha faltado vuestro compromiso para la asistencia humanitaria y la acogida en Italia de los refugiados procedentes de Ucrania, especialmente mujeres y niños que han huido de esta guerra absurda. Gracias por lo que habéis hecho y seguís haciendo en silencio. El bien no hace ruido, pero construye el mundo.

Continuar leyendo «Audiencia a los voluntarios del Servicio Nacional de Protección Civil»

Mensaje para la LVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

ESCUCHAR CON LOS OÍDOS DEL CORAZÓN

Mensaje para la LVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

29 de mayo de 2022

Se comunica de verdad cuando se escucha de corazón

En la solemnidad de la Ascensión del Señor, al final del tiempo de Pascua, resuena en el Evangelio una llamada especial para los apóstoles: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16,15). Esas palabras sostienen la celebración anual de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en este día en el que la Iglesia destaca el papel imprescindible de la comunicación para la vida plena: Hay una buena noticia que debe ser comunicada y conocida para el bien de todos.

Por eso, en el papel de comunicar estamos todos implicados. Todos compartimos esa misión, de un modo o de otro, porque vivir en relación es vivir en comunicación y es verdad que, solo por estar juntos, ya se produce un caudal de comunicación importante. Sin embargo, el esfuerzo evangelizador necesita una comunicación más profunda, más explícita. Hay que pasar del estar juntos al estar en relación, y eso implica una comunicación de dos direcciones: una de entrada y una de salida. No se comunica quien sólo escucha, ni comunica quien sólo habla. De hecho, se precisan mutuamente: para escuchar es preciso que alguien hable, que alguien transmita, pero para hablar con fundamento es preciso antes haber escuchado. Sólo así se produce el diálogo que vivifica la sociedad y la hace crecer.

Continuar leyendo «Mensaje para la LVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales»