Bendición de la nueva sala de recepción de visitantes en Valdediós

Discurso de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

Monasterio de Valdediós, Villaviciosa
Martes, 7 de junio de 2022

Custodios de la belleza

Saludo muy cordialmente al Sr. Alcalde de Villaviciosa, D. Alejandro Vega, al Sr. Director General de Cultura y Patrimonio del Gobierno del Principado de Asturias, D. Pablo León. Al Jefe de Puesto de Mando de la Guardia Civil de Villaviciosa, D. Pablo Bravo. Al Sr. Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, D. Gonzalo Gutiérrez de la Roza. De parte de nuestro Arzobispado, saludo al Sr. Vicario General, D. Jorge Juan Fernández Sangrador. Al Sr. Ecónomo diocesano, D. Antonio Nistal. A la Coordinadora diocesana de la Gestión Cultural de Valdediós, Dª Loreto de la Fuente. A la directora de la Oficina diocesana de Bienes Culturales, Dª Otilia Requejo. Al Sr. Director de Obras diocesanas, D. Daniel Cortizo. A los Sres. Arquitectos D. Rogelio Ruíz Fernández y D. Macario González Astorga. A nuestro Guía de Valdediós durante tantos años ya, D. Roberto Carneado Peruyera. Igualmente, a todos los presentes que han tenido a bien acompañarnos en este acto de presentación y posterior bendición de la nueva sala de recepción de visitantes del Conjunto monumental de Valdediós.

Continuar leyendo «Bendición de la nueva sala de recepción de visitantes en Valdediós»

Decreto de modificación de aranceles

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,
POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,
OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

La Iglesia, fundada por Cristo como instrumento de salvación, para cumplir la misión que le ha sido encomendada, la “salus animarum”, necesita de recursos humanos y materiales para llevarla a cabo. En este sentido es necesario que la Iglesia pueda disponer de medios que le permitan realizar sus actividades y atender debidamente a quien reclame su ayuda y se acerque a ella.

Los fieles cristianos tienen derecho a participar de los bienes espirituales que Jesucristo ha depositado en la Iglesia para la salvación de todos los hombres; y tienen también la responsabilidad y el deber de colaborar, en la medida de sus posibilidades, en las necesidades de la Iglesia para que ésta pueda cumplir su misión, de modo que disponga de lo necesario para el culto divino, las obras apostólicas y de caridad y el sustento de sus ministros (cf. c. 222 § 1 del Código de Derecho Canónico = CIC).

Continuar leyendo «Decreto de modificación de aranceles»