Santa Misa en la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Homilía en la Solemnidad del Corpus Christi

Queridos hermanos: saludo cordialmente a todos, de manera particular a los miembros de la Hermandad del Santísimo Sacramento, a la Junta de Cofradías, a cuantos llevaréis sobre vuestros hombros al Santísimo Sacramento durante la procesión por las calles de Cuenca y a cuantos habéis engalanado su recorrido con altares y adornos. ¡Que Dios os bendiga!

Solemnidad del Corpus Christi. Día en que la Iglesia fija su mirada en la Sagrada Hostia expuesta a la adoración de los fieles, en la que confiesa estar realmente presente el Hijo del Dios vivo y de la Virgen Santísima con su cuerpo, sangre, alma y divinidad. La Iglesia admira y alaba la misericordia y bondad infinitas de Dios. Y sobre todo adora. Se postra yadora en silencio, aunque este, paradójicamente, se exprese en cánticos de júbilo. A veces comentamos de una persona que ríe por no llorar. Es justamente lo que nos ocurre en este día: cantamos, aunque lo que desearíamos es mantenernos en silencio mostrando nuestro asombro, el pasmo, el desconcierto ante el milagro de la Eucaristía. Es demasiado grande el misterio que celebramos; excede tanto nuestra razón que casi nos aturde. Por eso, a la vez que adoramos cantando, guardamos silencio en nuestro interior sin llegar a comprender que el Hijo de Dios, que con su poder abarca la tierra y el cielo, quede prisionero, permitid la expresión, en un trozo de pan; un Pan que ya no es tal más que en apariencia, porque toda su substancia es ahora la substancia, la carne y la sangre de Cristo. Solo cabe que entre en juego la fe, la virtud de la fe, su fuerza, que supera la duda, el escepticismo, la perplejidad, la vacilación, que provocan los sentidos Confesemos nuestra fe, confiados en la palabra de Dios que es garantía de verdad: “Esto es mi Cuerpo”. Tremendo, inexplicable, misteriosísimo…, pero verdad! Digamos con santo Tomas: No vemos Señor tus llagas como las vio Tomas, pero te confesamos como Dios nuestro; haz que aumente nuestra fe en Ti que en Ti esperemos y te amemos.

Continuar leyendo «Santa Misa en la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo»

Santa Misa en la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Homilía de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

S.I. Catedral Basílica de San Salvador, Oviedo
Domingo, 19 de junio de 2022

El camino se hace arduo tantas veces y no lo podemos recorrer con flaquezas. Necesitamos la fortaleza que dé vigor a nuestro cuerpo y nos haga sólidos en el alma. Por eso se entiende que el Pueblo cristiano haya siempre necesitado el pan de trigo para sus pasos y el pan de Cristo que nos salva. Dos panes distintos, dos alimentos diversos, de los que mutuamente nos nutrimos para llegar a la verdadera meta de todas nuestras andanzas. Jesús compartió con aquellas gentes tantos momentos. Les hablaba palabras que nadie pronunciaba dejándoles prendidos los corazones en una esperanza que no defrauda. Y les mostraba tantos signos, como milagros de la vida cotidiana, que sembraban la admiración, el estupor, la gratitud que no tiene trampas. Así dejó tantos mensajes sencillos como parábolas que todos entendían dilatando la mirada, y encendiendo la luz que pusiera fin a sus penumbras, disolviendo así las sus oscuras dudas.

Continuar leyendo «Santa Misa en la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo»

Suenan tristes las campanas, pero la esperanza las voltea

Carta de Mons. Fr. Jesús Sanz Montes, OFM
Arzobispo de Oviedo

Domingo, 19 de junio de 2022

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.

En la esquela de los amigos y familiares, no hay indiferencia anónima, sino conciencia de vernos desgarrados por alguien muy nuestro que desaparece de la vida cotidiana, tenga la edad que tenga. Así nos encontramos al despedir cristianamente a quien fuera nuestro arzobispo durante más de treinta años, D. Gabino Díaz Merchán.

Muchos preguntaban en estos días: cuántos años tiene. La cifra era solemne, pero no quita ni pone nada cuando es una persona querida el hecho de que sea muy anciana, y tanto te duele en el alma el momento fatal de la definitiva despedida. Él adiós pone distancia entre quienes has querido, y aunque tenga la brevedad de un hasta luego con plazos de vida eterna, sientes el látigo de su dolor cuando los despides.

Continuar leyendo «Suenan tristes las campanas, pero la esperanza las voltea»

Cinco nuevos presbíteros

Carta de Mons. D. Demetrio Fernández González
Obispo de Córdoba

Domingo, 19 de junio de 2022

Es una gracia inmensa para la diócesis, para la Iglesia, para estas familias, para el Seminario. El día de Sagradas Órdenes es un día especial en el calendario del Seminario y de la diócesis. En los más de doce años que sirvo a la diócesis de Córdoba, el Señor ha estado muy grande con nosotros, y por eso estamos muy alegres.

Este sábado 18 de junio, cinco jóvenes que han seguido los cursos de formación propios del Seminario, reciben el sacramento del Orden en el grado de presbíteros: Manuel, Abrahám, Pedro, Pablo para la diócesis, y Jesús del Hogar de Nazaret. Fueron ordenados diáconos en la fiesta de la Inmaculada del año pasado. Y han ejercido su ministerio diaconal de múltiples maneras en distintas parroquias de la diócesis. Ahora llega el día soñado, en que se hace realidad aquella intuición de hace años, por la que se sintieron llamados por Dios.

Continuar leyendo «Cinco nuevos presbíteros»

Corpus Christi

Carta de Mons. D. Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca y de Jaca

Domingo, 19 de junio de 2022

Queridos hermanos en el Señor:
Os deseo gracia y paz.

Nuestra existencia es un progresivo caminar hacia el Señor. Somos buscadores del Señor, deseamos vivir de su presencia.

Dios sale a nuestro encuentro. El Verbo se hace carne, habita entre nosotros y podemos contemplar su gloria. Cristo nos dice: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre” (Jn 6,51). Añade: “El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él” (Jn 6,56).

Jesucristo afirma: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía” (Lc 22,19). Y nos dice: “Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos” (Mt 28,20).

Continuar leyendo «Corpus Christi»

La Eucaristía en tu vida

Carta del cardenal D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid

Domingo, 19 de junio de 2022

El domingo pasado, después de celebrar la Eucaristía, se acercó a mí una pareja. Eran de fuera de España, venían a pasar unos días y habían estado en la Misa de 12:00 horas en la catedral. Querían hablar conmigo en algún momento durante la semana que pasarían en Madrid; les dije que sí, me dejaron su teléfono y los llamé. Eran bautizados, no practicantes desde muy jóvenes. Hacía muchos años que no iban a Misa y, por curiosidad, habían entrado en la Almudena. En la Eucaristía habían sentido la necesidad de hablar con algún sacerdote y, por eso, se acercaron a mí. Después de la conversación con ellos y a las puertas de la fiesta del Corpus Christi, me gustaría hacer una meditación en voz alta sobre la Eucaristía. No es un tratado, sino que, como toda meditación, quiere alcanzar tu corazón y tu vida.

Me gustaría que sirva para valorar cada día más y mejor lo que es la Eucaristía para nosotros los cristianos: descubrir la Iglesia, las relaciones nuevas que establece en nuestra vida, etc. Todos sabemos, y lo hemos oído en infinidad de ocasiones, que la Eucaristía es el centro de la vida cristiana, que es el sacramento de la comunión y la unidad, que nos hace entender lo que es la Iglesia. La Eucaristía nos hace salir del individualismo para vivir juntos el seguimiento de Jesucristo, nos alienta a vivir la fe en Él. ¡Qué hondura alcanza nuestra vida en la Eucaristía! La centralidad de la Eucaristía, tanto en la celebración como en la adoración silenciosa en el Santísimo Sacramento, nos ayuda a descubrir que nuestra vida ha de tener forma eucarística. En la fuente de la Eucaristía los cristianos encontramos en radicalidad el modo de ser y de vivir, de pensar, de hablar, de actuar en medio del mundo.

Continuar leyendo «La Eucaristía en tu vida»

La belleza de la caridad

Carta del cardenal D. Juan José Omella Omella
Arzobispo de Barcelona

Domingo, 19 de junio de 2022

Hoy celebramos la solemnidad del Corpus Christi. Este domingo muchas calles de pueblos y ciudades se engalanan con preciosos ornamentos florales para celebrar las procesiones de Corpus, en las que adoramos públicamente el sacramento de la Eucaristía. El Señor sale a la calle y es recibido por los vecinos con alegría. Nadie es indiferente a su paso, todos quieren verle y reconfortarse con su mirada.

La Iglesia ha querido que esta festividad coincida con el Día de la Caridad. Y es que la Eucaristía y el amor a los hermanos, particularmente a los más necesitados, están estrechamente unidos; son como dos caras de la misma moneda.

San Lucas, en el Evangelio, nos recuerda que un día Jesús, después de hablar a una multitud, en un lugar donde no había nada qué comer, tomó cinco panes y dos peces y mirando al cielo los bendijo, los partió y los dio a sus discípulos para que los repartieran entre la gente. Todos comieron y se saciaron (cf. Lc 9,16-17).

Continuar leyendo «La belleza de la caridad»

De la adoración al compromiso

Carta de Mons. D. Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de ToledoPrimado de España

Domingo, 19 de junio de 2022

Ante la festividad del Corpus Christi, después de haber pasado un segundo año de pandemia quiero transmitir ánimo y alegría a todos los fieles. Vivimos un tiempo de esperanza, donde los sufrimientos que nos rodean no nos dejan indiferentes, sino que nos adentran en el Corazón de Cristo, fuente de toda esperanza.

No se puede celebrar la solemnidad del «Corpus Christi», memorial de encuentro y entrega de Cristo, sin vivir la unidad entre la fe y la vida, hay una unidad entre la Eucaristía y la caridad, en esta solemnidad del «Corpus Christi» recordamos el encuentro y entrega de Cristo.

El Santo Padre nos recordaba en su mensaje para la Cuaresma este año: «No nos cansemos de hacer el bien» (Ga 6,9). Estamos invitados a ser sembradores de semillas de bien, de justicia y de caridad para un mundo más humano, justo y pacífico porque «no tenemos que esperar todo de los que nos gobiernan, sería infantil. Gozamos de un espacio de corresponsabilidad capaz de iniciar y generar nuevos procesos y transformaciones. Seamos parte activa en la rehabilitación y auxilio de las sociedades heridas» (Fratelli tutti 77).

Continuar leyendo «De la adoración al compromiso»

Corpus Christi, Día de la Caridad y de Caritas

Carta de Mons. D. Mario Iceta Gavicagogeascoa
Arzobispo de Burgos

Domingo, 19 de junio de 2022

Queridos hermanos y hermanas:

La festividad del Corpus Christi, presencia renovada y renacida en el Día de la Caridad, nos adentra en el corazón de las personas que más sufren, en sus tristezas y necesidades, en sus miedos y penurias, en sus llantos y abandonos.

Poner nuestra alma como ofrenda derramada en la carne sufriente de los más necesitados encuentra fundamento en la Eucaristía. Solamente desde ahí es posible entender el sacrificio de amor que da sentido a toda nuestra existencia. En los pobres se esconde el rostro de Cristo. Ellos tienen mucho que enseñarnos, pues «además de participar del sensus fidei, en sus propios dolores conocen al Cristo sufriente» (Evangeli gaudium, 198).

El Señor, consciente de nuestra fragilidad, nos dejó un memorial: el del Amor. «Nos dio un Alimento, pues es difícil olvidar un sabor; nos dejó un Pan en el que está Él, vivo y verdadero, con todo el sabor de su amor», recordaba el Papa Francisco en un día como este, mientras invitaba a escuchar el paso de Dios que, cada día, lo hace todo nuevo. Es la promesa del Señor en Cafarnaún, en su discurso sobre el Pan de Vida: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros» (Jn 6,51-58).

Continuar leyendo «Corpus Christi, Día de la Caridad y de Caritas»

Amemos a los sacerdotes, dones de Jesús a la Iglesia

Carta de Mons. D. Joan-Enric Vives Sicilia
Arzobispo-Obispo de Urgel

Domingo, 19 de junio de 2022

El próximo día 24, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, serán ordenados en la Catedral, dos nuevos presbíteros al servicio de la Diócesis, Álex y Jerrick, colombiano y filipino, bien encarnados ya entre nosotros. Será una gozosa fiesta para el obispo y todo el presbiterio que les acogemos y para toda la Diócesis. Por la gracia del Espíritu Santo, serán hechos representantes de Cristo, pastores misioneros y hermanos que harán camino de servicio humilde y de fe con toda la Iglesia. ¡Orad por ellos, amadlos y ayudadles siempre, para que sean buenos sacerdotes según el Corazón de Jesús!

Debemos amar mucho a nuestros sacerdotes en estos momentos concretos que vivimos. Quizás la pandemia y el ambiente secularizado y hasta hostil hacia el celibato, influyen para vivir cierto decaimiento y dificultades diversas. Debemos reencontrar y mantener la esperanza como virtud cristiana, la débil y pequeña esperanza, que da sentido a todo, que se enraíza en la gracia de Dios y en la confianza en la acción del Espíritu Santo, que es el don del Señor que nos empuja: “recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre vosotros y seréis mis testigos en Jerusalén y hasta el confín de la tierra” (Hch 1,8). Agradezcamos estos días el don que, por la imposición de las manos (cf. 2Tm 1,6), son todos los sacerdotes y diáconos, en bien del Pueblo de Dios.

Continuar leyendo «Amemos a los sacerdotes, dones de Jesús a la Iglesia»