Buenas y fructuosas vacaciones

Carta de Mons. D. Ciriaco Benavente Mateos
Obispo emérito de Albacete
Administrador apostólico de Plasencia

Para muchas personas llega la época de las vacaciones. Las vacaciones deberían de ser un derecho que disfrutaran todos, también los pobres. ¡Cuántos columnistas han escrito páginas brillantes y sabrosas sobre este tema!

Hoy la vida ha adquirido tal ritmo que hay que saber pararse. Muchos recordaréis aquella vieja y admirable película, protagonizada por Charlot, titulada Tiempos modernos. Qué escena aquella en que el protagonista, enfrascado en la cadena de montaje, se convierte en un pobre autómata. Con tantas prisas, podemos perder la capacidad crítica que permite ejercer un dominio sobre el fluir tantas veces caótico y desordenado de nuestra vida diaria. Las personas podemos convertirnos, casi sin darnos cuenta, en engranajes de una maquinaria que no se para nunca. Con tantas prisas, colgados de los teléfonos móviles, atrapados por las imágenes y las emociones que ruedan vertiginosas consumiéndose rápidamente, sin tiempo para interiorizarlas en la mente o en el corazón, necesitamos dar reposo al cuerpo y al espíritu. La alternancia entre trabajo y descanso se encuentra inscrita en nuestro mismo organismo, que necesita alternar el sueño y la vigilia, el trabajo y la fiesta. ¡Cuánto beneficio reciben cuerpo y espíritu de estos respiros!

Continuar leyendo «Buenas y fructuosas vacaciones»