¡Nuestra Diócesis, un verdadero milagro de Dios! (II)

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 15 de enero de 2023

Acabamos de despedir el año 2022 y, a modo de recordatorio y ejemplo, hago un elenco de algunas de las actividades que se han realizado con la única pretensión de dar gracias a Dios por el camino recorrido y pedirle fuerzas para seguir venciendo todos los obstáculos y resistencias que nos puedan poner.

En el año al que ya hemos dicho adiós, hemos sido anfitriones de dos importantes citas nacionales, las Jornadas de Pastoral Gitana -en la ciudad del primer beato gitano, el Pelé- y la cuadragésima edición de las Jornadas Nacionales de Patrimonio Cultural de la Iglesia, centradas en el desarrollo local y el patrimonio. Un patrimonio que nos ha dejado, por ejemplo, la rehabilitación de la iglesia de San Pedro de Binéfar, tan sostenida por la acción popular y que en 2023 se pintará gracias a la acción de voluntarios; la reapertura de la Torre de la Catedral de Barbastro; y la nueva descripción museográfica de nuestra cajita mágica (el Museo Diocesano) con las obras recuperadas de las parroquias aragonesas. En febrero, si Dios quiere, tendrá lugar en Barbastro el VIII Congreso Nacional de Cofradías.

Continuar leyendo «¡Nuestra Diócesis, un verdadero milagro de Dios! (II)»

¡Nuestra Diócesis, un verdadero milagro de Dios! (I)

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 1 de enero de 2023

El 27 de diciembre se cumplió el octavo año de mi nombramiento como obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón. Agradezco al Señor las innumerables bendiciones y muestras de afecto y apoyo que a través vuestro me ha regalado. También valoro la ayuda desinteresada que Dios nos ha brindado a través de no pocos amigos comunes de fuera (Diego, Elena, David, José María, Isidro, Luis, Alberto, Carlos, David, Florencio, José Miguel, José, Eduardo, Luis, José Ramón, Emilio, José Juan, Pablo, Concha, Inmaculada, María Victoria, Marcos…) que sintieron como propia la encomienda que me hiciera el Papa y han luchado denodadamente por ayudarnos a resolver con gran profesionalidad y altura de miras los diferentes problemas que han ido surgiendo y que no hemos tratado de rehuir ninguno.

Doy por bien empleado tanto sufrimiento e incomprensión ante la urgente necesidad de reestructurar pastoralmente nuestra Diócesis para poder armonizar y coordinar con los efectivos humanos que disponemos las necesidades reales que tenemos.

Siento no haber sabido ser en todo momento el pastor de todos que se hace cordero para dar la vida por sus ovejas. Pido perdón a quienes involuntariamente no haya sabido acoger, escuchar, entender, querer, valorar o apoyar como ellos esperaban.

Continuar leyendo «¡Nuestra Diócesis, un verdadero milagro de Dios! (I)»

Fascinados ante el Misterio

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 25 de diciembre de 2022

Cómo podría expresar lo que significa celebrar la Navidad sin quedar «narcotizado» por nuestras fiestas comerciales? Dejadme ponerle voz a este elocuente poema:

Celebramos con asombro,
de rodillas, sorprendidos,
el más sublime «misterio»
que contemplaron los siglos.

Amó tanto Dios al mundo
que le dio a su mismo Hijo.
Quiso estar junto a los hombres
y compartir su destino.

Dios se acercó hasta nosotros
encarnado en frágil «NIÑO».
Se desposó con el hombre
en «Bodas de amor divino».

Continuar leyendo «Fascinados ante el Misterio»

El testimonio de fe de nuestros laicos

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 18 de diciembre de 2022

Cuarto domingo de Adviento… martirial, feliz y esperanzado. Como aquellos que regaron esta tierra con su sangre, aguardamos la llegada del Hijo de Dios. La nuestra no es una espera cualquiera, es la espera de quien se confía en el abrazo del Padre. Antonio Plaza, vicepostulador de la Causa de Beatificación de Félix Sanz Lavilla y 251 Siervos de Dios, nos habla de los 34 seglares que murieron por su fe. Seguramente fueron muchos más:

«La furia contra la religion de los 15 primeros días de persecución religiosa, además de en los curas, se cebó también en los laicos que se habían significado como creyentes. Era fácil conocerlos y eran también ‘peligrosos para la causa’: iban a misa, rezaban el Rosario, trataban con el cura, pertenecían a alguna cofradía, a la Acción Católica, a las Conferencias de San Vicente de Paúl… Eran los 34 laicos que la Iglesia ha escogido como candidatos a la beatificación. Un tercio recibió el don del martirio alrededor de Fraga y dos tercios en Barbastro, los dos centros con mayor actividad ecclesial. También aquí les falló el cálculo a los sectarios: quedaba la Iglesia ‘subterránea’, las catacumbas que en secreto mantenían temerosas su fe. Cuando la furia pasó, florecieron de nuevo las flores y frutos de vida cristiana, como siempre le ha ocurrido a la Iglesia.

Continuar leyendo «El testimonio de fe de nuestros laicos»

Los mártires del Cinca

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 4 de diciembre de 2022

Segundo domingo de Adviento… martirial. Nuevamente me permito traer a esta carta las palabras de Antonio Plaza, vicepostulador de la Causa de Beatificación de Félix Sanz Lavilla y 251 Siervos de Dios, a propósito hoy de los mártires del Cinca:

La ribera del Cinca fue una zona “martirial” por excelencia; estuvieron representadas todas la vocaciones de la Iglesia: sacerdotes, religiosos y seglares. Afortunadamente han llegado hasta nosotros unos cuantos testimonios de testigos presenciales y hasta de compañeros de cárcel de aquellos siervos de Dios de Binéfar y de Fraga.

Fueron los pioneros. El primer asesinato fue el 20 de julio de 1936, dos días después de comenzar la contienda. Un huracán de sangre y fuego asoló toda la ribera del Cinca. Las imágenes y retablos de las iglesias ardían en las plazas de los pueblos ante la vista de aquellos curas. En las fosas de los cementerios y en los cruces de las carreteras cayeron hasta 81 cristianos (todos los curas, algunos laicos muy significados  y  tres monjas). Y esto  en poco más de 15 días. Había que empezar por los cabecillas de la Iglesia; el pueblo se olvidaría pronto de la Religión. Había que actuar con toda celeridad (las otras muertes por motivos “políticos” se llevarían a cabo a continuación)

Continuar leyendo «Los mártires del Cinca»

Adviento martirial

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 27 de noviembre de 2022

Todavía resuenan los ecos de emoción y esperanza contenida vividos en la catedral de Barbastro el pasado día 6 de noviembre. Nuestra Diócesis volvía a reanudar su adviento martirial, tiempo de gracia y esperanza hasta el día en que podamos venerar en los altares a los 252 mártires, testigos del Alto Aragón oriental. El hermoso testimonio que el beato Florentino nos dejó desde el trayecto de la puerta de la cárcel hasta el camión para conducirlo a la muerte podría servirnos para inaugurar nuestro año litúrgico:

– “Hermosa noche para mí. Voy a la casa de mi Padre”.

– “Se ve que no sabe dónde los llevamos”, comentaron los milicianos

– “Lo sé. Me lleváis a la gloria. Yo os perdono. En el cielo rogaré por vosotros”, apostilló nuestro pastor, consciente de celebrar con el Señor su dies natalis de manera inminente.

Continuar leyendo «Adviento martirial»

Siglo XX, siglo de los mártires

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 20 de noviembre de 2022

Hace quince días iniciamos la Causa de Beatificación de los siervos de Dios Félix Sanz Lavilla y 251 compañeros mártires. Aún resuenan las palabras que pronunció el vicepostulador, Antonio Plaza, a propósito de un siglo XX calificado como el siglo de los mártires, un siglo que nos dejó un estremecedor saldo martirial, mayor que en todos los siglos anteriores. Varios miles son españoles y nuestra diócesis, proporcionalmente, está entre las primeras de España.

Como explicó Antonio Plaza, todos los mártires «fueron a la muerte conscientes, serenos, conformados, como mansos corderos llevados al sacrificio. Y perdonando a sus verdugos. Los mártires son cristianos que escogieron la muerte antes que renegar de su fe. Están en el cielo y son intercesores y ejemplos. Entre los 252 hay de todas las vocaciones: sacerdotes, religiosos, seminaristas y seglares: la Iglesia entera está representada. Se puede llamar con todo derecho diócesis martirial. Los mártires de esta causa junto con los beatificados forman una comunidad martirial; unos habían nacido fuera de aquí pero murieron en Barbastro y otros nacieron y murieron también en nuestra tierra. Ambos grupos -beatificados y por beatificar- regaron generosamente nuestra tierra con su sangre. Ambos murieron en las mismas fechas y compartieron cárceles, angustias, verdugos, insultos, torturas, fusiles y fosas. Y todos se apoyaron y animaron mutuamente al martirio. Es llamativo que mártires no beatificados como Felipe de Juan Zalema, laico, y Marcelino de Abajo, sacerdote, fueran quienes arengaban a los ya beatos Claretianos en el camino hacia el cementerio. A un idéntico martirio corresponde idéntica veneración. Así creemos que lo juzgará la Iglesia cuando se desarrolle el proceso con la colaboración de todos».

Continuar leyendo «Siglo XX, siglo de los mártires»

Hoy quiero darte las gracias

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 13 de noviembre de 2022

Gracias por tanto. Hoy hago mío el lema de este Día de la Iglesia Diocesana para expresar mi gratitud por tu oración, tu tiempo, tus cualidades y tu apoyo económico, pilares de nuestra labor  pastoral en esta parte oriental del Alto Aragón. Siento que el Señor sigue bendiciéndonos copiosamente y más cuando, además de celebrar que formamos parte de una gran familia, hemos abierto el proceso diocesano de beatificación de 252 nuevos mártires de esta diócesis. A nuestros 79 beatos, se sumarán 210 sacerdotes diocesanos, tres clarisas del monasterio de Monzón, cinco seminaristas y 34 seglares. Nunca como entonces tuvo nuestra diócesis su orquesta mejor afinada en todas sus familias, cuyo legado recogemos con responsabilidad.

Damos gracias a Dios por esta diócesis de las tres emes, misionera, mariana y martirial, al tiempo que tomamos conciencia de que esa misma gratitud es la que nos insta a ponernos las pilas,  ofreciéndole lo mejor de nosotros mismos para ir todos a una, de manera coordinada y con un mismo objetivo: que nadie se pierda. Eso es lo que intentan hacer, cada día, los hombres y mujeres de esta Iglesia diocesana, llegando a todos los rincones de cada una de las 254 parroquias que hoy hemos agrupado en ocho unidades pastorales y cuatro arciprestazgos, con la labor entregada y conjunta de nuestros sacerdotes, consagrados y laicos comprometidos. Y ese “para que nadie se pierda” lo materializamos en la acción celebrativa, pastoral, evangelizadora, educativa, caritativa y asistencial que presentamos, de forma especial, en esta jornada. Lo hacemos aportando cifras, historias y rostros que nos revelan la esencia de la Iglesia en Barbastro-Monzón. Con pequeñas o grandes acciones, desde la fe y el compromiso individual, seguimos caminando juntos en el camino sinodal que llevamos ya unos años andando.

Continuar leyendo «Hoy quiero darte las gracias»

Nunca nuestra orquesta estuvo mejor afinada

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 6 de noviembre de 2022

Hace varios años un grupo de jóvenes vinieron a Barbastro para hacer la «ruta martirial». Una experiencia que jamás olvidaré. Por la tarde los acompañé al monumento que levantaron los claretianos en la carretera de Berbegal como «altar del sacrificio» donde entregaron la vida sus hermanos. Llevé el báculo del beato Florentino para la eucaristía. Fue pasando de mano en mano en el momento de la paz. Instante inenarrable. Pero más sublime, si cabe, fue la motivación previa a la eucaristía que hiciera uno de los jóvenes dirigiéndose a sus compañeros: ¿De quién quieres despedirte? Escríbele una carta motivando tu martirio. Se mascaba el silencio, roto tan solo por algún sollozo. Algunas cartas fueron compartidas en la homilía. Durante la ofrenda se quemaron todas.

Por mal de mi vergüenza, comencé también a escribir mi carta que he tratado de reproducir para compartir con vosotros en esta fecha memorable en la vamos a abrir el proceso diocesano de la causa de beatificación de los 252 mártires que faltan para afinar mejor nuestra orquesta diocesana.

Continuar leyendo «Nunca nuestra orquesta estuvo mejor afinada»

Los mártires del Norte

Carta de Mons. D. Ángel Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

Domingo, 30 de octubre de 2022

Estamos en la cuenta atrás para la apertura, el próximo día 6 de noviembre, de la Causa de Beatificación de 252 mártires de nuestra diócesis. Queremos acercarnos a ellos, conocer, comprender, aprender de su testimonio de fe, abrazar el perdón. De la mano del sacerdote Antonio Plaza, integrante de la Comisión Histórica para la Causa de los Mártires, comparto con vosotros su relato acerca de lo sucedido en julio y agosto de 1936 en lo que hoy es el Arciprestazgo de Sobarbe-Ribagorza.

«La zona del Norte de la diócesis, fronteriza con Francia, estaba en 1936 muy poblada y con curas en cada pueblo. Eran unos hombres sencillos, confiados, con muy poca información y la persecución les pilló desprevenidos: cuando se dieron cuenta ya empezaron a arder las Iglesias y a ejecutar los fusilamientos: todo, en menos de de 15 días. Cuando vieron muy mal la situación, solo pedían a Dios ‘la fuerza necesaria en la fe para no abandonar a los feligreses’ (José Castán). Esto explica que fueran sacrificados casi todos los sacerdotes. Solo unos 12 se salvaron cruzando la frontera; ellos, al volver, fueron los testigos de una fe que rebrotó espléndidamente dos años después, en 1938.

Continuar leyendo «Los mártires del Norte»