La santidad del internauta

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 1 de noviembre de 2020

“La felicidad es mirar a Dios. La tristeza es mirarse a uno mismo”. Esta frase es de un chaval de 15 años, que murió el 12 de octubre de 2006, después de estar ingresado tres días en el hospital, donde se le descubrió una agresiva leucemia. El pasado 10 de octubre, Asís se vistió de fiesta, pues se celebraba la beatificación de este joven en chándal y deportivas: Carlo Acutis.

Pon su nombre en internet y te encontrarás con varios centenares de blogs, sitios, pequeños documentales… todo un despliegue para un muchacho que, en sus pocos años de existencia, se interesó por la informática y las tecnologías de comunicación. Incluso se está pensando que pueda ser el patrón de los internautas.

Continuar leyendo “La santidad del internauta”

Querido Don Antonio

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 25 de octubre de 2020

Esta tarde, cuando esperaba la lenta superación de tu coronavirus, me llegó la noticia de que habías cruzado a la otra orilla, esa en que Cristo resucitado nos espera con las brasas encendidas y el pan caliente, y unos peces, y nos pregunta sobre lo esencial: ¿Me amas? La seguridad de una pisada firme, a su lado, se hace paseo sosegado, y el mar, el de las fatigas y los sinsabores, se queda como arrullo acompasado de las olas que lamen la playa.

Querido Don Antonio, sé que estás bien, ya con el Amado, la meta de los que creemos y esperamos en Él. La barca está en medio del mar embravecido, tú has sido llamado para tu merecido descanso, siguen los engranajes empujados por manos obreras dando sentido al trabajo. Creadores con Dios, hijos todos de un mismo Padre, en este espacio donde tan solo buscamos las diferencias o las discrepancias.

Continuar leyendo “Querido Don Antonio”

Con la mochila al hombro

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 18 de octubre de 2020

Recuerdo cuando era pequeño e iba por las puertas pidiendo con una hucha de porcelana con forma de cabeza y que representaba a una de las tres razas: africana, asiática y un indio de las praderas americanas. Nos los daban en la escuela para pedir por la calle el día del DOMUND. Después en el colegio había verdaderas pugnas entre clases, a ver cuál era la que más dinero sacaba, marcado en unos termómetros de cartulina colocados en el zaguán que daba a la entrada del patio. Todos los años venía un misionero a hablarnos de los niños o jóvenes de otros países, de las dificultades en la que vivían, pero siempre nos contaban que, a pesar de la lucha por salir adelante, aquellos niños siempre estaban contentos, y esto nos enardecía el corazón. Cuando la pandilla salíamos por la tarde, a recorrer las calles del pueblo, mordisqueando un trozo de pan con un duro chocolate de ronchar, nos veíamos de misioneros, en situaciones de aventuras peliculeras y con un fervor por llevar a Cristo a los demás que ya me gustaría para mí ahora.

Continuar leyendo “Con la mochila al hombro”

Cristianos de a pie

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 11 de octubre de 2020

He pasado cinco días de ejercicios espirituales con los seminaristas de Aragón. ¿Cuántas vueltas tiene que dar uno en la vida para ser un buen cristiano? ¿Cuántas micro-conversiones y situaciones de verdadera lucha? ¿Cuántas preguntas por responder y cuántas llamadas por escuchar? No hay fe si no hay preguntas, porque la fe es una respuesta. No hay vocación si no hay escucha, porque la vocación parte de una llamada. Y esto es de Perogrullo.

No es una tarea fácil la que tienen estos muchachos que han entrado en nuestro Seminario. Tampoco un párroco, o un obispo, lo tenemos fácil. Y no debemos echar la culpa a los tiempos que nos han tocado vivir, pues todas las épocas de la iglesia, desde su nacimiento, han sido bastante complejas. Yo creo que estamos en la mejor época, en principio porque no tenemos por qué aparentar lo que no somos o lo que no creemos. Siempre es tiempo de discernimiento.

Continuar leyendo “Cristianos de a pie”

“En la fe y para la fe”. “Él nos eligió en Cristo” (Ef 1,4)

CARTA DE LOS OBISPOS DE LAS DIÓCESIS ARAGONESAS CON MOTIVO DEL “DÍA DE LA EDUCACIÓN EN LA FE”

“En la fe y para la fe”
“Él nos eligió en Cristo” (Ef 1,4)

Queridos catequistas, profesores, animadores y acompañantes de personas, grupos y comunidades en el camino espiritual de la fe:

El “Día de la Educación en la Fe” es una ocasión propicia para agradecer al Señor todos los dones que nos concede y para manifestar nuestro público agradecimiento a quienes ponéis a disposición de los demás vuestro tiempo, dedicación y entusiasmo en el itinerario de crecimiento en la fe.

El número 396 del nuevo “Directorio para la Catequesis”, publicado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, afirma que el objetivo de la catequesis es ser “una educación en la fe y para la fe”, y añade que “la aportación específica de la catequesis a la evangelización es el intento de entrar en relación con la vida de las personas, con sus formas de vida y con los procesos de crecimiento personal y comunitario”.

Continuar leyendo ““En la fe y para la fe”. “Él nos eligió en Cristo” (Ef 1,4)”

Memoria y conciencia

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 27 de septiembre de 2020

Este mes han trascurrido ya cinco años cuando todos nos quedamos impresionados ante el cadáver de un niño de bruces contra la arena. Hace ya cinco años que el holandés Ruben L. Oppenheimer, ilustrador político de lápiz crítico, en unos solos trazos, dibujó el cuerpo del pequeño Aylan Kurdi muerto en la playa y rodeado de un enjambre de “bla, bla, bla”, que le oprimían más que la suave ola que le acariciaba el rostro.

¿Por qué los niños que sufren o mueren, aunque sólo en algunos casos, nos enternecen tanto el corazón? ¡Han pasado tantos niños muertos por nuestras retinas! No es necesario recordar mucho para sentir cómo nos conmovimos viendo agonizar en directo, durante tres días y dos largas noches, a Omayra Sánchez, que quedó atrapada en un gran charco que causó la erupción del volcán Nevado del Ruiz en noviembre de 1985, en la ciudad colombiana de Armero. Por aquel lodazal desfilaron todas las televisiones del mundo retrasmitiendo de una manera impúdica la triste agonía de aquella niña de 13 años.

Continuar leyendo “Memoria y conciencia”

Cuestión de principios

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 20 de septiembre de 2020

Entre idas y venidas hice casi 1400 kilómetros para bautizar a Gabriel. Y creo que valió la pena, no sólo por lo que hemos aprendido en el catecismo, y en clases de teología, sobre la filiación divina, la gracia, o la pertenencia la comunidad, sino también por disfrutar de toda una familia unida en la fe, en este tiempo de pandemia, para bautizar a su hijo, rodeado de los abuelos, tíos y primos del neófito.

Fue una verdadera fiesta, donde los niños fueron detrás de los padrinos mientras tiraban caramelos para participar a todos de la celebración del bautismo. También algunas personas mayores se agachaban, a duras penas, para recoger el dulce maná que saltaba por los suelos entre los gritos de la chiquillería. Esto solo lo podemos vivir ya en algunos pueblos pequeños. Me sorprendía revivir las mismas escenas de cuando yo era un chavalillo y no teníamos nada de nada y un puñado de caramelos sí que era todo un festín.

Continuar leyendo “Cuestión de principios”

Entre dos maderos

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 13 de septiembre de 2020

Hay cruces por todos los caminos, en las fachadas de piedra de muchas casas, en las plazas, las iglesias, en las ventanas cuarteadas, en las cumbres de los tejados, en los cementerios, en los viacrucis que suben a nuestras ermitas… cruces de la historia. Y ahora muchas menos colgando del cuello de los jóvenes, en nuestros dormitorios, en las cunas de los recién nacidos. Aún hoy algunos nos signamos con la cruz en muchos momentos del día, al levantarnos o acostarnos, al salir de casa por primare vez en el día, al bendecir a Dios por los alimentos, cruces en las manos de nuestros difuntos…

Nos habíamos acostumbrado a vivir con la cruz. Aunque más de uno –quizás desde fuera- se preguntará ¿cómo es posible seguir celebrando la Cruz, un suplicio? ¿No ha quedado superada esta manera morbosa y masoquista de celebrar el dolor y el sufrimiento? ¿No estaremos alimentando un cristianismo centrado en el Viernes Santo, obsesionado con la agonía del Getsemaní, los estertores del Gólgota y las llagas del crucificado? ¿Manifiesta la cruz para los que creemos lo que, de dolor, sufrimiento, o desesperación tiene la vida humana? Aunque cada vez más escasas, cada uno ha puesto en la cruz de Jesús su drama particular y el de toda la humanidad. ¡Señor, qué cruz!

Continuar leyendo “Entre dos maderos”

La antigua novedad

Carta de Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

Domingo, 6 de septiembre de 2020

Después del ecuador del pasado mes, estuve en una chopera con 70 jóvenes entre 17 y 28 años, todos con las pruebas sanitarias del coronavirus recién hechas y habiendo dado negativo. Aun así, manteníamos las distancias y la mascarilla en el rostro, de ahí lo de juntarnos bajo la entreverada sombra de los árboles y al aire libre.

Fui para charlar con ellos y dejarme tirotear por una batería de preguntas que les preocupaba de una u otra manera. Trascurrieron dos horas de charla sosegada y templada. Diez de entre ellos, habían hecho en su parroquia un grupo que se reunían por las noches, un sábado al mes, para debatir sobre distintos temas que les ocupaban, para poder escuchar a expertos y así formarse y debatir en libertad. El nombre que han puesto al grupo es: “Razones”.

Continuar leyendo “La antigua novedad”

Viaje de vuelta

Carta de
Mons. D. Antonio Gómez Cantero
Obispo de Teruel y Albarracín

2017_antonio_gomez_cantero2

Domingo 26 de julio de 2020

Cayó en mis manos, hace muchos años, un pequeño libro de la teóloga y poeta alemana Dorothy Sölle, titulado “Viaje de ida” que, junto a “El peregrino ruso”, ha sido uno de los libros que pienso me han influido, a pesar de su aparente sencillez. Hoy, que en Teruel celebramos nuestra patrona, la mártir Santa Emerenciana, decía en la catedral, llena de personas con mascarillas, pero no abarrotada como otros años, y con una mínima representación de autoridades, ya que se han suprimido las procesiones y los festejos, que las personas estamos amasadas por muchas manos desde que nos atrapan la cabeza saliendo del útero materno. Muchas veces pensamos que nos hacemos a nosotros mismos, que somos dueños de nuestros actos, que soy aquella persona que he elegido ser. Nada más lejos de la realidad. Estamos conformados por todos los que nos quieren y aman y por todos aquellos que nos detestan y odian. Lo importante es saber elegir con quien haces el camino y discernir las intenciones. Continuar leyendo “Viaje de vuelta”