Carta a los Obispos acerca de la nueva redacción del n. 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte

escudo-santa-sedeCONGREGATIO
PRO DOCTRINA FIDEI

Carta a los Obispos
acerca de la nueva redacción del n. 2267
del Catecismo de la Iglesia Católica
sobre a pena de muerte

1. El Santo Padre Francisco, en el Discurso con ocasión del vigésimo quinto aniversario de la publicación de la Constitución Apostólica Fidei depositum, con la cual Juan Pablo II promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica, pidió que fuera reformulada la enseñanza sobre la pena de muerte, para recoger mejor el desarrollo de la doctrina que este punto ha tenido en los últimos tiempos.[1] Este desarrollo descansa principalmente en la conciencia cada vez más clara en la Iglesia del respeto que se debe a toda vida humana. En esta línea, Juan Pablo II afirmó: «Ni siquiera el homicida pierde su dignidad personaly Dios mismo se hace su garante».[2] Continuar leyendo “Carta a los Obispos acerca de la nueva redacción del n. 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte”

Anuncios

Oeconomicae et pecuniariae quaestiones

escudo-santa-sede
CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE
DICASTERIO PARA EL SERVICIO DEL DESARROLLO
HUMANO INTEGRAL

OECONOMICAE
ET PECUNIARIAE QUAESTIONES

CONSIDERACIONES PARA
UN DISCERNIMIENTO ÉTICO
SOBRE ALGUNOS ASPECTOS DEL ACTUAL SISTEMA
ECONÓMICO Y FINANCIERO

I. Introducción

1. Las cuestiones económicas y financieras, nunca como hoy, atraen nuestra atención, debido a la creciente influencia de los mercados sobre el bienestar material de la mayor parte de la humanidad. Esto exige, por un lado, una regulación adecuada de sus dinámicas y, por otro, un fundamento ético claro, que garantice al bienestar alcanzado esa calidad humana de relaciones que los mecanismos económicos, por sí solos, no pueden producir. Muchos demandan hoy esa fundación ética y en particular los que operan en el sistema económico-financiero. Continuar leyendo “Oeconomicae et pecuniariae quaestiones”

Carta “Placuit Deo”

escudo-santa-sede
CONGREGATIO
PRO DOCTRINA FIDEI

CARTA
PLACUIT DEO
A LOS OBISPOS DE LA IGLESIA CATÓLICA
SOBRE ALGUNOS ASPECTOS
DE LA SALVACIÓN CRISTIANA

I. Introducción

1. «Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a Sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad (cf. Ef 1, 9), mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina (cf. Ef 2, 18; 2 P 1, 4). […] Pero la verdad íntima acerca de Dios y acerca de la salvación humana se nos manifiesta por la revelación en Cristo, que es a un tiempo mediador y plenitud de toda la revelación»[1]. La enseñanza sobre la salvación en Cristo requiere siempre ser profundizada nuevamente. Continuar leyendo “Carta “Placuit Deo””

Instrucción “Ad resurgendum cum Christo”

escudo-santa-sede
CONGREGATIO
PRO DOCTRINA FIDEI

INSTRUCCIÓN
AD RESURGENDUM CUM CHRISTO
SOBRE LA SEPULTURA DE LOS DIFUNTOS
Y LA CONSERVACIÓN DE LAS CENIZAS EN CASO DE CREMACIÓN

1. PARA RESUCITAR CON CRISTO, es necesario morir con Cristo, es necesario «dejar este cuerpo para ir a morar cerca del Señor» (2 Co 5, 8). Con la Instrucción Piam et constantem del 5 de julio de 1963, el entonces Santo Oficio, estableció que «la Iglesia aconseja vivamente la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos», pero agregó que la cremación no es «contraria a ninguna verdad natural o sobrenatural» y que no se les negaran los sacramentos y los funerales a los que habían solicitado ser cremados, siempre que esta opción no obedezca a la «negación de los dogmas cristianos o por odio contra la religión católica y la Iglesia»1. Este cambio de la disciplina eclesiástica ha sido incorporado en el Código de Derecho Canónico (1983) y en el Código de Cánones de las Iglesias Orientales (1990). Continuar leyendo “Instrucción “Ad resurgendum cum Christo””

Carta “Iuvenescit Ecclesia”

escudo-santa-sede
CONGREGATIO
PRO DOCTRINA FIDEI

CARTA
IUVENESCIT ECCLESIA
A LOS OBISPOS DE LA IGLESIA CATÓLICA
SOBRE LA RELACIÓN
ENTRE LOS DONES JERÁRQUICOS Y CARISMÁTICOS

PARA LA VIDA Y MISIÓN
DE LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN

Los dones del Espíritu Santo en la Iglesia en misión

1. La Iglesia rejuvenece (Iuvenescit Ecclesia) por el poder del Evangelio y el Espíritu continuamente la renueva, edificándola y guiándola «con diversos dones jerárquicos y carismáticos»[1]. El Concilio Vaticano II ha subrayado en repetidas ocasiones la maravillosa obra del Espíritu Santo que santifica al Pueblo de Dios, lo guía, lo adorna con virtudes y lo enriquece con gracias especiales para su edificación. Continuar leyendo “Carta “Iuvenescit Ecclesia””